MARTE NECESITA MADRES
MARTE NECESITA MADRES EE. UU., 2011
Título original: Mars Needs Moms
Dirección: Simon Wells
Guión: Simon Wells y Wendy Wells sobre la novela de Berkeley Breathed
Producción: Robert Zemeckis, Jack Rapke, Steve Starkey
Música: John Powell
Fotografía: Robert Presley
Duración: 88 min.
IMDb:
Reparto: Seth Green Pablo Aparicio José Antonio Toledano (Milo); Joan Cusack Olga Cano, Gisela Casillas (Madre de Milo); Elisabeth Harnois Ainhoa Martín Leyla Rangel (Ki); Mindy Sterling Isatxa Mengíbar Mayra Rojas González (Supervisora); Kevin Cahoon (Wingnut); Tom Everett Scott Alejandro García Rubén Trujillo (Padre de Milo);
Comentarios de: Luis del Barrio

No conocía ésta película, de hecho cuando la vi, y a causa de su impecable factura técnica, pensé que era muy reciente. Pero no, Tiene ya diez años. Mi confusión inicial vino de mano de la magnífica animación que goza. No había que ser un experto para comprender que se trataba de una variación avanzada del tradicional rotoscopio, técnica muy usada por Disney (aunque no inventada por él) que consiste en rodar las escenas con actores reales y luego dibujar sobre acetatos superpuestos a los negativos, con lo que se consiguen animaciones con unos movimientos muy realistas.

Como se puede ver al final, en los títulos de crédito, a los actores se les vistió con monos con marcas, señalándoles también la cara con una red de puntos para reproducir exactamente las expresiones faciales. Como digo el resultado es espectacular, a veces indistinguible de un actor real.

Sin embargo, lo que más me llamó la atención fue el aspecto moralista de la película. Se trata del viejo tópico hollywoodiense de que la familia es el núcleo básico de la sociedad y hay que fortalecerla y mantenerla a toda costa. En este caso, Milo (Seth Green), el protagonista, es un preadolescente bastante irritante en permanente conflicto con su madre (Joan Cusack) mientras que el padre ausente (Tom Everett) está eso, ausente, trabajando como una mula para que su familia viva cómodamente, aunque sin grandes lujos. La madre es un ama de casa de la vieja escuela que se encarga de las tareas domésticas mientras intenta domesticar, literalmente, a un Milo al que se presenta como el típico preasolesdence inaguantable.

El argumento gira alrededor de una crisis de maternidad en Marte. En algún momento los machos fueron desechados y la sociedad marciana está ordenada y gobernada de forma militariasta exclusivamente por hembras, y regida por una férrea dictadura matriarcal donde los bebes son criados por robots, sin la menor interacción materna, y menos aún paterna.

La madre de Milo es observada por las marcianas, que vista su competencia en la labor, deciden abducirla para usar su cerebro en la mejora de la programación de los robots-amas de cría. Pero Milo observa la maniobra y consigue colarse en la nave espacial con lo que inicia su aventura en Marte. Allí se encuentra con otro humano, Gribble Dan Fogler, hiperactivo y desquiciado que le ayudará, junto a una curiosa pandilla de jipis del inframundo marciano, a intentar el rescate de su madre. La disidencia marciana, encarnada en la rebelde Ki (Elisabeth Harnois), les ayudará en su empresa y, de paso redimirá la decadente civilización marciana.

Si se ve de un tirón MARTE NECESITA MADRES es una trepidante (a veces demasiado) película de aventuras sin, en apariencia, demasiadas pretensiones. De puro previsible, casi se pueden adivinar las sucesivas peripecias de Milo, Gribble y Ki, aunque haya sorpresas como la propia existencia de Gribble (¿cómo ha llegado otro humano en el inframundo de Marte?), pero en general no nos equivocaremos sobre el desenlace de las sucesivas escenas.

Donde si hay una segunda lectura, obviamente para los adultos, es en su agria crítica al feminismo radical en primera instancia, y yendo un poco más allá a las dictaduras tipo totalitario.

Ese esquema me desconcertó. A día de hoy la Disney se ha vuelto un abanderado de las ideas woke (progres, en España) y la bofetada que se da a lo más radical del movimiento feminista, marcianas mediante, son sencillamente inconcebibles. Por lo que he ido leyendo, ya en su estreno causó molestia el enfoque familiar y tradicionalista de la película, y de estrenarse hoy, algo imposible, se lo digo yo, habría quemas en efigie del director y guionista Simon Wells del productor Robert Zemeckis y Berkeley Breathed, autor de la novela en la que se basa la película. Lo sorprendente es que siga disponible libremente en el catálogo de la Disney sin que haya sido objeto de una conveniente purga.

Hasta cierto punto tiene su lógica. MARTE NECESITA MADRES fue un fracaso comercial en su tiempo y poca gente se acuerda de ella, por no decir, como en mi caso, que ni sabía que existía. Solo aflora en las aburridas tarde de sábado repasando los catálogos de las plataformas, así que está más o menos a salvo de las turbas neomoralistas.

Pero no se preocupen, la película se deja ver con agrado, el ritmo a veces se puede hacer un poco atropellado, pero eso no es necesariamente un demérito. Ideal para una tarde de pelis y palomitas con los más peques.

© Luis del Barrio (754 palabras) Créditos