CALIDAD DE VIDA
CALIDAD DE VIDA EE. UU., 1992
Título original: Star Trek TNG: The Quality Of Life
Dirección: Jonathan Frakes
Guión: Naren Shankar
Producción: Peter Lauritson
Música: Jerry Goldsmith y Dennis McCarthy
Fotografía: Jonathan West
Duración: 45 min.
IMDb:
Reparto: Patrick Stewart (Picard); Jonathan Frakes (Riker); Brent Spiner (Data); Marina Sirtis (Troi); Gates McFadden (Dra. Crusher); Levar Burton (La Forge); Michael Dorn (Worf); Ellen Bry (Dra. Farallon); J. Downing (Oficial de transportación Kelso); Majel Barrett (Voz del ordenador)
Temporada: 6, Episodio: 09

Sinopsis

Fecha estelar 46307.2. El comportamiento de unas máquinas experimentales, los exocomps, llama la atención de Data, que sospecha que pueden ser una forma de vida artificial como él mismo. El androide, decidido a defender el derecho al libre albedrio de los exocomps, no duda en enfrentarse con la doctora Farallon, creadora de esas máquinas, y con algunos de sus compañeros.

Data asombrado con sus pequeños congéneres
Data asombrado con sus pequeños congéneres

En este episodio se presenta una nueva forma de vida, surgida de los esfuerzos de una eminente científica por crear unos robots especializados en la realización de reparaciones complejas. Los exocomps son realmente extraordinarios, pues están equipados con sensores muy sensibles, un micro-replicador que les permite replicar en el acto la herramienta adecuada para cada reparación, y la capacidad de aprender a través de la experiencia. Sin proponérselo, la doctora Farallon y su equipo han creado vida artificial inteligente, pues los exocomps han acabado por adquirir conciencia de su propia existencia.

Naren Shankar, asesor científico de la serie, exploró en este su primer guión para TNG un tema clásico en Star Trek: el de la forma de vida cuyos parámetros no se ajustan a lo que se entiende por tal. El episodio sigue la estela de EL DIABLO EN LA OSCURIDAD, de TOS, y SUELO HABITADO, de La Nueva Generación, que presentaban formas de vida basadas en el silicio y no en el carbono; pero sobre todo se inspira en LA MEDIDA DE UN HOMBRE y EVOLUCIÓN, que trataban el tema de las formas de vida artificiales desde ópticas diferentes pero complementarias.

Pero si bien en los dos últimos capítulos citados las cosas estaban meridianamente claras desde un principio, no sucede lo mismo con este CAPACIDAD DE VIDA. Data argumenta lógicamente sus razones, pero lo cierto es que, al menos durante buena parte del metraje, sus argumentos no parecen sostenerse en pie. El androide está convencido de que los exocomps están vivos, y en este punto parece evidente que le asiste la razón. Pero lo que argumenta se puede aplicar a muchas formas de vida que no podrían ser consideradas inteligentes, planteando una cuestión filosófica de difícil solución. Menos mal que, en el clímax del episodio, los exocomps demuestran, con su sacrificio para salvar a Picard y LaForge, no sólo que poseen inteligencia, sino que sienten un profundo respeto por la vida, aunque sea la de esas criaturas orgánicas que hasta poco antes los habían despreciado.

Data conmueve al buen trekkie con su decidida defensa de esos pequeños robots, considerados por su creadora como simples herramientas. Nuestro admirado androide siempre se ha caracterizado por erigirse en defensor de los débiles y desamparados, pero en esta ocasión la cosa va mucho más allá. En cierto modo, es como si el hecho de saber que él está vivo, mientras otras máquinas complejas no, le provocara una especie de angustia vital, que le empujase a mostrar más sensibilidad que nadie ante el tema de los posibles derechos de los exocomps, si al final se demuestra que éstos están realmente vivos y además poseen inteligencia. Por eso el oficial científico no duda al insistir en sus planteamientos, enfrentándose a quien sea e incluso arriesgando su carrera en la Flota Estelar si ello es necesario. Con este proceder, se revela a la audiencia que, como comentó Brent Spiner en varias ocasiones, Data sí tiene sentimientos, pero no lo sabe. En este episodio se nos ofrece, por fin, un atisbo del alma del androide, mostrándonos su inmensa soledad. Aunque sólo fuera por eso, CAPACIDAD DE VIDA se erigiría como un gran episodio de La Nueva Generación.

Naren Shankar llamó a estos curiosos robots metacomps, acrónimo de metamorphic computers, pero resultó que el nombre ya estaba registrado y hubo que cambiarlo por el de exocomps.

La única pifia reseñable de este magnífico capítulo se refiere a la partida de póquer del prólogo. La escena fue la última en rodarse, y se añadió exclusivamente para completar metraje. Como apuntó Jonathan Frakes, quedó coja por así decirlo, pues Shankar no se preocupó de resolver bien el final. Pero si obviamos este detalle, CALIDAD DE VIDA destaca como uno de los episodios más logrados no ya de la sexta temporada, sino de toda TNG, demostrando que la manida frase de Bones en TOS (Es vida, Jim, pero no tal y como la conocemos), seguía dando mucho juego en pleno siglo XXIV.

© Antonio Quintana Carrandi (723 palabras) Créditos