EL PUEBLO DE LOS MALDITOS
EL PUEBLO DE LOS MALDITOS EE. UU., 1995
Título original: Village Of The Damned
Dirección: John Carpenter
Guión: David Himmelstein
Producción: Michael Preger y Sandy King para Alphaville Productions/Universal Pictures
Música: John Carpenter y Dave Davies
Fotografía: Gary B. Kibbe
Duración: 98 min.
IMDb:
Reparto: Christopher Reeves (Dr. Alan Chaffee); Kirstie Alley (Dra. Susan Verner); Linda Kozlowski (Jill McGowan); Michael Paré (Frank McGowan); Meredith Salenger (Melanie Roberts); Mark Hamill (Reverendo George); Pippa Pearthree (Sarah); Peter Jason (Ben Blum); Contance Forslund (Callie Blum); Karen Khan (Barbara Chaffee). NIÑOS: Thomas Dekker (David); Lindsey Haun (Mara); Cody Dorkin (Robert); Trishalee Hardy (Julie); Adam Robbins (Isaac); Chelsea DeRidder Simms (Matt); Renée René Simms (Casey); Danielle Wiener (Lily); Hillary Harvey (Mara con un año); Bradley Wilhem (David 9 meses/1 año); Jennifer Wilhem (Mara/David 4 meses) Buck Flower (Carlton); Squire Fridell (Sheriff); Darryl Jones (CHP); Ed Corbett, Ross Martineau, Skip Richardson (Ayudantes del Sheriff)

Sinopsis

Midwich, norte de California. Un extraño fenómeno provoca el desvanecimiento temporal de todos los habitantes de la pequeña localidad, incluidos los animales. Las autoridades están confundidas, pues no encuentran explicación para lo sucedido. Cuando, poco después, se revela que diez mujeres de la población están embarazadas, y que esos embarazos se produjeron exactamente durante el periodo de inconsciencia colectiva, el gobierno decide realizar un estudio sobre las madres y sus retoños, animando a aquéllas a seguir adelante con sus embarazos mediante subvenciones económicas. Unos mese más tardes nacen cinco niños y cinco niñas, una de ellas muerta. Los niños, todos ellos rubios y dotados de unos inquietantes ojos dorados, demuestran enseguida que, además de desarrollarse a una velocidad inusual, poseen unos poderes telepáticos notables, que se van intensificando de manera exponencial. Muy pronto se revela que estos niños carecen de sentimientos, que parecen despreciar a los adultos y que pretenden exterminar a la humanidad. Sólo uno de ellos, David, observa el comportamiento de un niño normal.

Treinta y cinco años después del estreno de la celebérrima cinta de Wolf Rilla, John Carpenter, uno de los cineastas más interesantes de su generación, firmó este estupendo remake, que se erige en una de las cintas de ciencia-ficción más lograda de los años 90.

Curiosamente, Carpenter declararía algunos años después que había dirigido EL PUEBLO DE LOS MALDITOS por razones estrictamente contractuales, pues no encontraba demasiado estimulante el proyecto. Este detalle realza aún más el valor del film, pues si Carpenter llevó a cabo un trabajo tan notable, sin estar especialmente interesado en la historia, cabe preguntarse qué resultados habría obtenido en otras circunstancias.

Esta nueva versión del clásico de Rilla traslada la acción de la Inglaterra rural de los años 60 a la California de los 90. El argumento es básicamente el mismo, ya que Himmelstein trabajó sobre el guión de la cinta original. No obstante, modificó algunos aspectos, logrando así que la historia ganara en dramatismo. En la cinta de 1960 todos los críos son seres malvados, a los que hay que destruir como sea. En la de Carpenter, una de las niñas nace muerta, y el que debía ser su compañero, David, desarrolla un creciente sentimiento de vacío y dolor, comenzando a sentirse más cercano a los humanos, lo que determinará su progresivo alejamiento del resto del grupo.

Para acentuar la maldad innata de esos inquietantes niños, Carpenter decidió incluir algunas escenas de violencia explícita, que ilustran el espantoso peligro que representan esos supuestos infantes.

La película fue un fracaso de público y crítica, algo inexplicable, porque es una producción muy cuidada y mucho más digna que algunos taquillazos de la época.

Esta fue la última interpretación de Christopher Reeves, el Superman del film de Richard Donner, antes de sufrir el accidente de equitación que le dejaría tetrapléjico. En el reparto también figura Mark Hamill, en un rol muy alejado del que le dio fama universal en la saga de STAR WARS. Kirstie Alley, la inolvidable teniente Saavik de STAR TREK II: LA IRA DE KHAN y la Rebecca Howe de la exitosa teleserie Cheer´s, interpreta correctamente a la científico que estudia a los misteriosos niños.

© Antonio Quintana Carrandi
(362 palabras) Créditos