LA ENTIDAD CRISTALINA
LA ENTIDAD CRISTALINA EE. UU., 1991
Título original: Star Trek TNG: Silicon Avatar
Dirección: Cliff Bole
Guión: Jeri Taylor sobre un argumento de Lawrence V. Conley
Producción: David Livingston
Música: Jerry Goldsmith y Jay Chattaway
Fotografía: Marvin Rush
Duración: 45 min.
IMDb:
Reparto: Patrick Stewart (Picard); Jonathan Frakes (Riker); Brent Spiner (Data); Gates McFadden (Dra. Crusher); Marina Sirtis (Troi); Levar Burton (LaForge); Michael Dorn (Worf); Ellen Geer (Dra. Kila Marr); Susan Diol (Carmen Dávila)
Temporada: 5, Episodio: 04

Sinopsis

Fecha estelar 45122.3. Melona, planeta en el que la Federación está instalando una colonia, tarea en la que colabora la dotación de la Enterprise, es atacado por la Entidad Cristalina. La mayoría de los colonos, capitaneada por Riker y Data, logra sobrevivir ocultándose en unas cavernas. Tras rescatarlos, la Enterprise parte en pos de la criatura para estudiarla. El mando de la Flota envía a la nave insignia a la doctora Kila Marr, la persona que mejor conoce al ser cristalino. Picard confía en encontrar el modo de comunicarse con la Entidad, que ha dado muestras de poseer inteligencia. Pero la doctora Marr, cuyo hijo adolescente murió en Omicron Theta durante el primer ataque registrado de la criatura, tiene otros planes.

La doctora Marr flipando con Data
La doctora Marr flipando con Data

A estas alturas de TNG, los productores habían decidido que no se rodarían más secuelas de episodios anteriores, quizás por temor a que los fans la encontraran demasiado repetitiva y acabarán hastiándose. Sin embargo, el argumento presentado por Conley era tan bueno, que se decidió hacer una excepción. El resultado es uno de los mejores capítulos de la recién estrenada quinta temporada.

La historia de la doctora Marr tiene cierto paralelismo con la de MOBY DICK, la inmortal obra literaria de Melville. Pero también con OBSESIÓN, episodio clásico en el que Kirk pasaba por una situación muy semejante a la de Kila Marr. Claro que Jim era capaz de analizar sus emociones y actuar en consecuencia, mientras que la doctora, trasunto femenino del obsesionado Ahab, arruina su propia vida en busca de venganza.

Data se convierte en el catalizador de las caóticas emociones de la desequilibrada científica. Nuestro idolatrado androide es originario de Omicron Theta. Dado que su hermano malvado, Lore, fue quien atrajo a ese planeta a la Entidad, provocando así la destrucción completa de la colonia, al principio Marr focaliza su odio en el oficial científico de la Enterprise, e incluso se niega a trabajar con él, lo que obliga al capitán a ponerla en su sitio. Sin embargo, cuando más adelante Data reproduce el diario de Reny con la voz de éste, a petición de la doctora, el androide pasa a ser el único vínculo que existe entre ella y su hijo muerto, y su actitud hacia él cambia.

La mejor escena del episodio es para mí la que se desarrolla en el despacho del capitán, entre éste y la amargada Kila Marr. A la obsesiva insistencia de la doctora en destruir a la Entidad, JeanLuc opone sus sensatos razonamientos, que son la base de la filosofía de la UFP. Como la científica no da su brazo a torcer, Picard zanja la cuestión con una frase lapidaria: La Entidad Cristalina tiene el mismo derecho que nosotros a estar aquí. Más claro, el agua.

Pero, aunque consigue aparentar que se ha resignado a obedecer al capitán, en el momento en que la criatura intercepta a la nave, y cuando se revela que es un ser inteligente que trata de comunicarse, la pérfida mujeruca, que poco antes se ha maravillado ante la belleza de la Entidad, la destruye con un flujo continuo de gravitones.

Este es, posiblemente, uno de los episodios más emotivos de la serie, y toda esa emotividad recae en el personaje de Kila Marr, una mujer desquiciada por el odio que la consume hacia la criatura responsable de la muerte de su hijo. Pero incluso en su desquiciamiento tiene dudas sobre su proceder, y en el desenlace intenta justificarse ante Data, que guarda en sus bancos de memoria muchos datos de Reny. Kila ansía que Data le confirme que su hijo comprendería su acción. Pero el androide le dice que, con arreglo a la información que tiene sobre él, no cree que Reny deseara venganza.

Ricker tirándole la caña a la señora Davila
Ricker tirándole la caña a la señora Davila

Llama la atención que la Flota Estelar enviara a la doctora Marr a misión tan delicada, pues, tal como yo lo veo, su implicación emocional no la hace apta para un enfrentamiento directo con la criatura. Es posible que, al haber transcurrido más de treinta años desde que la Entidad Cristalina atacara Omicron Theta, alguien en el Estado Mayor de la Flota pensara que la mujer ya había superado ese trance. Pero cuesta mucho creer que una persona logre superar la muerte de un hijo adolescente, por mucho tiempo que haya transcurrido desde entonces. Por eso mismo, aunque Kila Marr resulta profundamente antipática desde el principio, al final se hace merecedora de la más genuina lástima. La interpretación de la veterana Ellen Geer es de las mejorcitas de toda la serie.

Y luego tenemos la terrible frustración que, sin duda, debe haberse adueñado de Picard, al contemplar, sin poder hacer nada para evitarlo, la aniquilación de ese extraordinario ente. Para JeanLuc, el hecho de que la Entidad intentara comunicarse con ellos, en vez de atacarlos, demuestra que se podría haber llegado a alguna clase de entendimiento con ella.

Aparte de la ofuscada científica, es necesario mencionar a Carmen Dávila, una colonizadora de dulce belleza, que se adivina como la única mujer que podría conseguir que Riker olvidara a Deanna. Por desgracia, la pobre Carmen halla la muerte cuando intenta socorrer a otro colono, durante el ataque de la Entidad. Carmen tiene un impacto profundo y duradero en el ánimo del Primer Oficial, como revela su tensa entrevista con el capitán. A pesar de su corto papel, Susan Diol consiguió ser recordada con cariño por todos los trekkies.

Dick Brownfield, Robert Legato y el resto del equipo de efectos especiales se lucieron con el ataque a la colonia, unas secuencias breves pero muy impactantes, realizadas a base de miniaturas e infografías. Al igual que en DATALORE, de la primera temporada, la imagen de la Entidad Cristalina fue generada por ordenador. Recuerdo que, cuando la vi por primera vez, en el capítulo antes citado, exclamé lo mismo que la doctora Marr: Es preciosa.

© Antonio Quintana Carrandi (974 palabras) Créditos