CLOROFILIA
CLOROFILIA Andrei Rubanov
Título original: Xlorofilija
Año de publicación: 2009
Editorial: Minotauro
Colección: ---
Traducción: Esther Gómez Parro
Edición: 2012
Páginas: 351
ISBN:
Precio: 19 EUR
Comentarios de: Magda Revetllat

La juventud ya ni siquiera sospecha que hubo un tiempo en el que todo era distinto. La gente no se arrastraba como bichos del bosque al pie de las plantas. La juventud no entiende hasta qué punto nos hemos rebajado. Nos creíamos reyes de la naturaleza, y la naturaleza se ha reído sin compasión de nosotros. Nos ha puesto en nuestro lugar.

Siglo XXII, Rusia, Moscú. Saveliy Hertz y su novia Bárbara son redactores de Lo Más, revista de gran éxito. En este futuro las zonas costeras en todo el mundo han quedado inundadas por el deshielo de los casquetes polares, capitales y grandes ciudades han quedado sumergidas y sobreviven las del interior. Europa es un caos con la superficie reducida y con oleadas de emigración africana y África ha retrocedido a un estado salvaje. Rusia ha alquilado Siberia a los chinos que han instalado fábricas y cosechan cereales y árboles frutales y la reducida población rusa vive en Moscú y alrededores, mientras que en las provincias los escasos habitantes sobreviven de manera primitiva. Por otra parte la Luna se ha colonizado.

En Moscú se ha dado un extraño fenómeno, desde hace cincuenta años han aparecido los llamados tallos, unos troncos vegetales de trescientos metros de altura, son tantos que tapan la luz del sol y por eso los más adinerados viven en los últimos niveles de los edificios de cien pisos. Una gran parte de la población rusa consume la pulpa de los tallos pues unos pocos gramos aportan los nutrientes necesarios para todo el día. Rumores diversos corren sobre su aparición, uno de ellos cuenta que fue un antiguo experimento secreto de la KGB para eliminar la falta de alimentos y que se canceló porque una población bien alimentada no puede ser sometida, pero que algunos consiguieron guardar semillas que crecieron en sitios fértiles.

La novela está dividida en tres partes y la última incluye reflexiones sobre lo que significa ser un ser humano. El título se puede interpretar como un juego de palabras acerca de ser amigo de la clorofila (del griego filos) y preguntarse si por las venas corre savia o sangre, además la palabra amigo tiene otras connotaciones en la sociedad descrita en el relato. Narrado en clave de ciencia-ficción distópica se expone la diferencia entre quienes hacen algo y los que no. Un ejemplo de los que sí es el editor de Lo Más, un hombre que empezó el proyecto de la nada y que lo ha llevado al éxito y lo sigue haciendo a pesar de sus más de cien años —la esperanza media de vida es de 97— y desplazarse en silla de ruedas. Otro ejemplo es el profesor Smirnov, preocupado siempre por la educación y fundando con dinero propio una escuela que acoge, entre otros, a los más desfavorecidos. Son dos tipos de habitantes en el mismo país, los que aceptan el subsidio y ven programas insulsos en la televisión todo el día, programas como Vecinos que incorporan cámaras en hogares para retransmitir imágenes en cualquier momento y con éxito de audiencia si en estos emplazamientos hay peleas. En oposición a los que vegetan son los que pudiendo disfrutar del subsidio se deciden por trabajar, e incluso por hacer algo por los demás. Si bien la novela relata una distopía el autor se aferra al hecho de ser personas y trabajar para el cambio, tener un proyecto para mejorar la sociedad y luchar para llevarlo a término, en el caso del periodista puede tratarse de desenmascarar la corrupción.

A través de Saveliy, personaje principal de la novela, se filtra al periodista que hay en el autor ya que se muestran los mecanismos usados en una entrevista, el ambiente en las reuniones o en la redacción y las presiones políticas o de gente influyente para que alguna información no se difunda. Cuando el protagonista se da cuenta de que le están siguiendo se sonríe: seguir a un periodista, esa antigua costumbre rusa . También reflexiona sobre la posibilidad de perder la estabilidad emocional ya que el periodista puede descubrir hechos de un horror tal que le lleguen a perturbar como persona humana que es.

Andrey Rubanov (Rusia, 1969) es periodista, empezó su carrera de escritor con DO TIME GET TIME, novela en parte autobiográfica de su tiempo en prisión tras haber sido acusado de fraude, el libro fue autoeditado y de gran éxito. En 1999 y 2000 trabajó como periodista en Chechenia y en 2001 volvió a Moscú y sigue escribiendo relatos que combinan realidad con lo fantástico y distópico. Otras obras son THE PSYCO AGENT y THE PATRIOT que examina la vida actual en Rusia y ganó el premio Yasnaya Polyana, quedando finalista en otros certámenes literarios. Su siguiente obra FINIST THE FALCON ganó el National Bestseller Award, premio que se concede en la ciudad de San Petersburgo a la mejor novela escrita en ruso.

En Moscú tiene un negocio para mantenerse y poder seguir escribiendo y describe la TV como lavadora de cerebros.

© Magda Revetllat (833 palabras) Créditos