LAS SEÑAS DEL MANDO
LAS SEÑAS DEL MANDO EE. UU., 1989
Título original: Star Trek TNG: The Ensigns Of Command
Dirección: Cliff Bole
Guión: Melinda M. Snodgrass
Producción: David Livingston
Música: Jerry Goldsmith y Dennis McCarthy
Fotografía: Marvin Rush
Duración: 45 min.
IMDb:
Reparto: Patrick Stewart (Picard); Jonathan Frakes (Riker); Brent Spiner (Data); Gates McFadden (Dra. Crusher); Marina Sirtis (Troi); Levar Burton (LaForge); Michael Dorn (Worf); Wil Wheaton (Wesley); Eileen Seeley (Ard´rian Mackenzie); Mark L. Taylor (Haritath); Richard Allen (Noe); Colm Meaney (O´Brien); Marty McChesney (Sheliak); Grainger Haines (Gosheven).
Temporada: 3, Episodio: 02

Sinopsis

Fecha estelar desconocida. Picard encomienda a Data la misión de organizar la evacuación de la colonia humana de Tau Cigna V, desconocida hasta entonces por la Federación. Tau Cigna V se encuentra en la esfera de influencia de los sheliak, una agresiva especie con la que la UFP mantiene relaciones precarias. Los sheliak pretenden colonizar ese mundo, y amenazan con aniquilar a los humanos que lo habitan si éstos no acceden a irse. Con la ayuda de una experta en cibernética, que alberga ciertos sentimientos hacia él, Data trata de convencer al líder colonial, Gosheven, de que deben abandonar el planeta. Pero Gosheven se niega, por lo que el androide debe encontrar una solución rápidamente, ya que el plazo concedido por los sheliak para la evacuación está a punto de expirar.

Ard´rian y Data socializando
Ard´rian y Data socializando

El personaje de Data era un valor seguro en Star Trek, razón por la que los guionistas recurrían a él con frecuencia. En LAS SEÑAS DEL MANDO se sigue profundizando en la evolución del androide, presentando su primera historia de amor y una situación extrema, que pondrá a prueba sus cualidades profesionales.

Lo más destacado del episodio es la figura de Ard´rian, que inexplicablemente fue rebautizada como Marjorie por el doblaje español. Pero dejando de lado ese detalle, se trata de un buen personaje femenino, que podría haber dado mucho juego si no se hubieran recortado casi 200.000 dólares del presupuesto inicial del capítulo. Tal recorte significó que el guión original fuera alterado, y lo peor no es que se eliminaran escenas de efectos especiales, sino que el tan esperado primer romance de Data quedara reducido a un par de besos y punto.

Ard´rian es una experta en cibernética, que se muestra gratamente sorprendida ante el avance que representa Data en ese campo. Fascinada por la complejidad técnica del oficial androide, acabará sintiendo algo por él, pero como Data no podría corresponderla aunque quisiera, la muchacha terminará por sentirse un tanto frustrada, aunque en ningún momento lo reconozca abiertamente.

Gosheven es la otra gran figura del capítulo. Es un líder sensato y carismático, al que todos respetan, porque para él no existe nada más importante que la colonia, a la que ha dedicado toda su vida. Data trata de razonar con él, de hacerle comprender cuál es la situación. Pero para Gosheven la colonia es lo primero, y puesto que llevan generaciones allí, no está dispuesto a admitir que la Flota Estelar o los sheliak tengan derecho a expulsarlos de su mundo. Cuando sus antepasados llegaron allí, la vida en Tau Cigna V no era nada fácil, y a pesar de ello lograron prosperar, si bien gracias a terribles sacrificios. Por tanto, Gosheven piensa que hace lo correcto al oponerse a la evacuación, y de poco sirven los intentos de Data por convencerle de lo contrario. Es una situación complicada, que pone a prueba los recursos y la imaginación del androide, que en última instancia decide tomar una medida drástica para convencer a Gosheven y a los demás de que sólo tienen dos opciones: abandonar Tau Cigna V o perecer a manos de los sheliak.

Los sheliak son una raza bastante curiosa. Estos pajarracos espaciales parecen tener muy mala uva, y en todo momento se muestran arrogantes y despectivos. Son también bastante quisquillosos en cuestiones legales, lo que será aprovechado por Picard para ponerlos en su sitio y ganar un tiempo precioso para que Data pueda ultimar la evacuación. Sin embargo, no puedo dejar de admitir que, al menos en parte, parecen tener razón al considerar que los humanos son muy imprecisos. El tratado entre los sheliak y la Federación semeja estar articulado de forma un tanto caótica, unas veces en párrafos y otras en secciones, lo que parece dar la razón a estos curiosos extraterrestres. Por otra parte, un detalle que resulta increíble es que los sheliak dominen las lenguas de varios mundos federales, y que los expertos lingüistas de la Federación no hayan sido capaces de descifrar la suya.

En este episodio Data se revela como un buen violinista, que, no obstante, y dado su afán de perfección, completamente lógico en un androide, duda de estar preparado para ser escuchado por el capitán. Sin embargo, al final Picard mantendrá una breve e ilustrativa charla con Data, haciendo que éste repare en sus notables logros en la ejecución musical, y revelándose ansioso por asistir a su próximo concierto.

© Antonio Quintana Carrandi (733 palabras) Créditos