EL JUEGO
EL JUEGO EE. UU.,
Título original: Star Trek TNG:
Dirección: Corey Allen
Guión: Branon Braga, sobre un argumento escrito en colaboración con Susan Sackett y Fred Bronson
Producción: David Livingston
Música: Jerry Goldsmith y Jay Chattaway
Fotografía: Marvin Rush
Duración: 46 min.
IMDb:
Reparto: Patrick Stewart (Picard); Jonathan Frakes (Riker); Brent Spiner (Data); Marina Sirtis (Troi); Gates McFadden (Dra. Crusher); Levar Burton (La Forge); Michael Dorn (Wof); Colm Meaney (O´Brien); Wil Wheaton (Cadete Wesley Crusher); Ashley Judd (Alférez Robin Lefler); Katherine Moffat (Etana Jol); Patti Yasutake (Enfermera Alyssa Ogawa); Diane M. Hurley (Alférez)
Temporada: 5, Episodio: 06

Sinopsis

Fecha estelar 45208.2. Durante sus vacaciones en Risa, Riker entabla relación con una hermosa alienígena llamada Etana Jol, que le muestra un juego visual que da una descarga de placer al ganador. Will lo lleva a la Enterprise, donde muy pronto se populariza entre la tripulación.

Mientras tanto, Wesley Crusher, que está cursando estudios en la Academia de la Flota Estelar, regresa a la Enterprise para pasar un breve periodo de descanso. Al poco, conoce a Robin Lefler, con la que no tarda en intimar. Poco después, por diversos detalles que observan, ambos llegan a la conclusión de que ese juego, que se ha vuelto tan popular entre la tripulación, es tan adictivo como una droga. Lo que ignoran es que se trata de un elaborado plan de Etana Jol para adueñarse de la Enterprise.

Robin y Wesley a cinco minutos del arrumaco
Robin y Wesley a cinco minutos del arrumaco

A pesar de que su personaje nunca acabó de cuajar del todo entre la audiencia, una considerable parte de la cual consideraba al hijo de Beverly Crusher poco menos que un niñato repelente y sabihondo, lo cierto es que Wesley Crusher tenía bastantes seguidores entre los trekkies. Como muchos de ellos habían escrito a la productora, interesándose por el personaje, veintidós episodios después de aparecer por última vez en MISIÓN FINAL, de la cuarta temporada, Wes regresó ocasionalmente a TNG. Y la verdad es que su vuelta fue memorable, porque EL JUEGO es uno de los mejores episodios que protagonizó.

El Wesley Crusher de este capítulo ya no es el niño prodigio aislado de los demás y un tanto inseguro de antaño. La Academia ha tenido un efecto muy positivo sobre su carácter. El estar rodeado de gente de su edad le ha ayudado a desarrollarse como un muchacho normal. Sigue poseyendo una inteligencia privilegiada, pero, por suerte, esos afectados aires de Pitagorín, que tanto despreciaban muchos de los trekkies americanos más jóvenes, han desaparecido. Ha madurado, y eso se revela en la relación tan natural y espontánea que establece con la bella Robin Lefler. Ambos se compenetran a la perfección, pues tienen ilusiones y ambiciones similares. Por otra parte, en TNG no abundaron mucho las relaciones amorosas corrientes, así que la sencillez, complicidad y ternura que destila la joven pareja durante todo el metraje son muy de agradecer.

El complot urdido por Etana Jol para que los ktarianos se adueñen de la Enterprise es muy original. Ese juego tan adictivo, que anula la voluntad del jugador y le vuelve notablemente receptivo a las sugerencias de la pérfida extraterrestre, es un arma formidable. Después de la primera emisión del capítulo, el 28 de octubre de 1991, hubo espectadores que lo asumieron como una ácida crítica de Star Trek a los video-juegos de entonces, y a la casi enfermiza dependencia de ellos que provocaban entre sus usuarios, capaces de pasarse las horas muertas ante una pantalla, intentando hacer algo tan inútil y absurdo como lo que se ve en el episodio.

Una vez más, una producción televisiva de ciencia-ficción homenajea al gran clásico del género LA INVASION DE LOS LADRONES DE CUERPOS, dirigido por Don Siegel en 1956. La escena en la que Wes se percata de que Robin ha sido transformada por el juego, está casi calcada de esa otra del film de Siegel, donde el personaje de Kevin McCarthy descubre que Dana Wynter es ya uno de los sosias alienígenas.

El episodio es divertido e intrigante a partes iguales, con estupendas interpretaciones de todo el elenco, pero en especial de Wil Wheaton y Ashley Judd. La resolución es algo floja, pero coherente con el desarrollo de la historia. Creo que con un guión más trabajado, y dividido en dos partes, el capítulo habría resultado más redondo.

Por cierto, en este episodio vuelve a mencionarse la pasión por el chocolate de Deanna Troi, ya comentada por Data en Deja Q, de la tercera temporada. La escena de la consejera ventilándose un manjar semejante ante Riker ha sido calificada por algunos como descaradamente erótica, pero no es para tanto. A menos que uno o una sea un salido o salida de marca, claro.

Wesley Crusher volvería a aparecer en LA PRIMERA OBLIGACIÓN, también en esta temporada. EL JUEGO fue la segunda aparición de Ashley Judd como la alférez Robin Lefler, rol que también interpretó en DARMOK, de esta misma temporada, aunque en esa ocasión no tuvo oportunidad de lucirse demasiado.

© Antonio Quintana Carrandi (727 palabras) Créditos