LEGADO
LEGADO EE. UU., 1990
Título original: Star Trek TNG: Legacy
Dirección: Robert Scheerer
Guión: Joe Menosky
Producción: David Livingston y Lee Sheldon
Música: Jerry Goldsmith y Dennis McCarthy
Fotografía: Marvin Rush
Duración: 46 min.
IMDb:
Reparto: Patrick Stewart (Picard); Jonathan Frakes (Riker); Brent Spiner (Data); Marina Sirtis (Troi); Gates McFadden (Dra. Crusher); Levar Burton (LaForge); Michael Dorn (Worf); Colm Meaney (O´Brien); Beth Toussaint (Ishara Yar); Don Mirrault (Hayne); Vladimir Velasco (Tan Tsu); Christopher Michael (Tte. de la Coalición)
Temporada: 4, Episodio: 06

Sinopsis

Fecha estelar 44215.2. El carguero federal Argos sufre un accidente en la órbita de Turkana IV, mundo natal de Tasha Yar. Su capitán y un tripulante se salvan a bordo de una lanzadera, pero son hechos prisioneros por la Alianza, una de las dos facciones que luchan en una cruenta guerra civil. El líder de la otra facción, denominada la Coalición, ofrece su ayuda a Picard para rescatar a los tripulantes del carguero. A la Enterprise se transporta una miembro de la Coalición que conoce los puntos débiles del otro bando, y que resulta ser Ishara, la hermana pequeña de la difunta teniente Tasha Yar.

Data e Ishara rompiendo el hielo
Data e Ishara rompiendo el hielo

Esta fue la primera historia que para TNG escribiría Joe Menosky, un guionista que, a pesar de participar con el paso del tiempo en la creación de algunos episodios notables, nunca conseguiría destacar como uno de los mejores escritores de Star Trek.

LEGADO es un episodio de calidad media, cuya principal función parece ser la de recordar la figura de Tasha Yar, para así tratar de complacer a los miles de fans de la aguerrida rubia, que nunca habían aceptado la muerte del personaje. Menosky sitúa la acción en su conflictivo planeta natal, pergeñando una historia cuya única finalidad es la de presentarnos a su hermana menor. De hecho, prácticamente casi no hay línea de diálogo en que no se mencione a Tasha, pero lo único que sacamos en claro de la verborrea de Ishara y los demás es que todos en la Enterprise la apreciaban muchísimo y la echan de menos, algo que ya sabíamos.

La relación principal del episodio se establece entre Data e Ishara. El androide congenia a las mil maravillas con la chica, porque le recuerda a Tasha. Algo parecido le sucede al resto de la tripulación, empezando por Picard, que al final, cuando se descubra la clase de elementa que es esta chica, comentará con amargura que ellos son los únicos culpables de lo ocurrido, por empeñarse en ver en Ishara algo de Tasha. Pero la triste realidad es que esa mujer no se parece en nada a la antigua jefe de seguridad de la Enterprise. Tasha era fuerte, valerosa y leal. Ishara también, pero su lealtad está con la Coalición, que, como la Alianza, no es más que un grupo de violentísimos matones que llevan décadas peleando por dominar el planeta. Tasha tenía principios y valores firmes, y, como ella misma contó en alguna ocasión, deseaba salir de aquel ambiente pendenciero que la repugnaba. Ishara, por el contrario, se ha integrado plenamente en el mismo y, como los miembros de cualquier banda de delincuentes, está dispuesta a hacer lo que sea por sus compañeros de la Coalición, incluso desintegrar a Data, el mejor amigo de su hermana. Conforme avanza la historia y va revelándose de qué pasta está hecha Ishara, los espectadores sufrimos la misma decepción que Picard y todos los demás. Porque, en el fondo, también nosotros quisimos ver algo de Tasha en su hermana.

El cotarro podría haberse animado algo con el desarrollo del dilema sobre la Primera Directriz, pero Menosky prefirió centrarse en la historia de Ishara. Lo mejor, en mi opinión, hubiera sido suprimir todo lo referente a la hermana de Tasha. Eso habría permitido focalizar la narración en el endémico conflicto civil por el que atraviesa Turkana IV, que, no lo olvidemos, es una colonia fallida de la Federación.

LEGADO, por tanto, deviene en un capítulo entretenido sólo a ratos, en el que lo más destacable es el llamativo físico de Beth Toussaint, que recuerda bastante al de Linda Hamilton, la protagonista femenina de TERMINATOR.

Los túneles de Turkana IV son, en realidad, los decorados de la nave borg de LO MEJOR DE DOS MUNDOS convenientemente transformados.

Es una verdadera pena que el episodio número 80 de TNG, que significaba la superación de los míticos 79 capítulos de la Star Trek clásica, adolezca de un guión tan endeble. Tal efeméride se merecía una historia menos insustancial. A pesar de todo, a mitad de su filmación hubo una fiesta para conmemorar el récord, con pastel incluido, a la que según parece asistió un emocionado Gene Roddenberry, al que tan sólo le quedaba algo más de un año de vida.

© Antonio Quintana Carrandi (705 palabras) Créditos