Cuadernos de ciencia-ficción, 15
AUGUSTO URIBE: EL HISTORIADOR DE LA CIENCIA-FICCIÓN EN ESPAÑA
por Alfonso Merelo
Augusto Uribe
Augusto Uribe

Introducción

Presentamos en este artículo a uno de los hombres que mas han contribuido a la investigación historiográfica de la ciencia-ficción española.

Conocí a Augusto Uribe, mejor dicho a su alter ego, en la Hispacon celebrada en Zaragoza en el año 2000. Era mi primer acercamiento al fandom después de mi incursión en el mundillo a través de internet en la década de los años 90 del pasado siglo. Uribe estaba, junto con el editor Pedro García Bilbao, en uno de los stands en los que se vendía libros de la editorial Silente, concretamente reediciones de La Saga de los Aznar. Se trataba de una persona muy peculiar con un bagaje cultural y de conocimientos extremadamente alto. Donde estaban ubicados los stands, una sala multiusos de CajaDuero, se exhibían colecciones de monedas que Uribe se encargó de describir metódicamente dando referencias anecdóticas que denotaban sus extenso conocimientos numismáticos. Y así en todo. Sus conocimientos en las más diferentes materias son enciclopédicos y siempre una fuente fiable de información que, circunscrita a la ciencia-ficción española, resulta de un valor incalculable.

Biografía

Realmente Augusto Uribe no existe salvo como nom de plume del investigador Agustín Jaureguizar Vázquez (Uribe fue el segundo apellido de su padre). Nació en Ferrol, un 18 de julio de 1935, y vive actualmente en Madrid. Es Doctor Ingeniero Civil y estudió además Economía, Periodismo y Ciencias de la Religión (un oximoron en toda regla).

Se define como un lector impenitente de toda clase de libros y un aficionado a la ciencia-ficción desde que aprendió a leer. Asistente habitual a las Hispacones, alguna que otra Worldcon y Eurocon, ha hecho intercambios con medio mundo, conociendo a infinidad de autores y personas vinculadas a la ciencia-ficción.

Obra

Jaureguizar es una de las personas que mas sabe sobre ciencia-ficción española, sobre todo si nos ceñimos a los textos antiguos y que llegan hasta principios del siglo XX. Es, asimismo, un gran experto en ucronías literarias. En estos dos extensos campos ha basado casi toda su producción investigadora.

Sus primeras críticas y colaboraciones se produjeron en la revista Nueva Dimensión, donde colaboró con Domingo Santos en la selección de autores españoles noveles y mas adelante en la confección de las famosas páginas verdes. Durante los años de existencia de ND, se dedicó fundamentalmente a la crítica literaria dentro de la revista.

Ha colaborado con ensayos en la mayoría de las revistas de género, siendo un asiduo del fanzine BEM. El mismo creo la hoja informativa Uribe en 1994, que consistía en un pequeño fanzine, en ocasiones un escueto folio, en el que reflejaba novedades del panorama literario español. Posteriormente autoeditaría monográficos bajo el epígrafe de APUNTES PARA LA CIENCIA-FICCIÓN ESPAÑOLA y CUADERNOS DE CIENCIA-FICCIÓN, que distribuía en Hispacones principalmente.

Jaureguizar ha realizado como historiador interesantes artículos acerca de la génesis del movimiento fandom en España, del que él mismo fue un destacado partícipe. Es de los pocos, creo que el único, que ha participado en todas y cada una de las hispacones celebradas desde su primera celebración en Barcelona. Precisamente obtuvo un premio Ignotus por su artículo sobre las primeras Hispacones.

En su investigación dio a conocer a las nuevas generaciones autores como el Coronel Ignotus o el Capitán Sirius, así como La Saga de los Aznar de Pascual Enguídanos. En esa faceta se ha mostrado como un consumado buscador de historias de la proto-ciencia-ficción española, rescatando autores ignorados. Sus investigaciones en la Biblioteca Nacional han dado sus frutos y ha dado a conocer verdaderas curiosidades que prácticamente eran desconocidos. Hay que tener en cuenta que la investigación universitaria ha ignorado de forma masiva el género y sólo gracias a estos y otros investigadores civiles podemos tener ahora una panorámica mínimamente lúcida de lo que ha sido el género en España, sobre todo a principios del siglo XX y el siglo XIX.

He de reconocer desde estas líneas que mis propias investigaciones, que les ofrezco en estas líneas, son resultado de mi admiración por la labor de Agustín Jaureguizar que me ha enseñado a gustar de esas historias antiguas que tan lejanas nos parecen ahora mismo.

Como reconocimiento a su labor investigadora recibió el Premio Gabriel de la Asociación Española de Fantasía ciencia-ficción y Terror en el año 1991.

© Alfonso Merelo (714 palabras) Créditos
Publicado originalmente en Desde Tartessos el 7 de agosto de 2017