HABANA UNDERGUATER
HABANA UNDERGUATER Erick J. Mota
Título original: ---
Año de publicación: 2010
Editorial: CreateSpace
Colección: ---
Traducción: ---
Edición: 2010
Páginas: 216
ISBN:
Precio: 13 EUR

Travesura futurista alocada de Erick Mota sobre su querida ciudad

Mi primera impresión con la revisión rápida, fue que era una parodia exagerada de una novela de gangsters, que duró muy poco ya que al empezar la lectura detallada tropecé con una introducción muy buena y jocosa que ofrece una óptima ventana de observación sobre el texto, con humor frecuente, que debería llamarse Prólogo con dolor de muelas y me llevo a cambiar de parecer.

Sino investigaste previamente ni sabes de que va el argumento, hay una sorpresa espeluznante que te descoloca, los balseros viajan a Cuba, no desde Cuba. Y como es eso te preguntas... USA ha caído en la tormenta de la guerra civil, el país se descuajeringa y tras los cierres bélicos de los conflictos hay multitudes escapando hacia donde sea.

Bastante información que asimilaremos veloces en los siguientes párrafos, reitero: USA se ha desmoronado, hay por lo menos varias repúblicas enfrentadas, combates a lo largo de fronteras móviles según la aplicación de técnicas virulentas, injerencia de otras potencias, poder in crescendo de las religiones, descomposición del andamiaje social, declive del paradigma orientador donde lo habitual es un enorme desorden bajo los cielosdonde no queda títere con cabeza.

Otro aspecto es la importancia que ha adquirido la santería en el andamiaje literario, seguro por influencia de otros escritores latinoamericanos como Yoss o el chileno Baradit y su propuesta de ciberchamanismo, visión que conectándose con el pasado chamánico de los pueblos de Abya Yala ha ganado espacio y se continua tramitando aún con cierta frecuencia desde su lanzamiento entre el fandom y los novelistas.

Rusia ha migrado hacia las estaciones espaciales, está ubicada en el espacio pero luego aparecerá y uno puede presumir de que manera intervendría, aunque por ahora sólo entrena a lo spetznaz a alguno de los protagonistas. A pesar de la herencia soviética todavía visible, lo local ha desplazado a lo importado y el ron ha sustituido al vodka desde las etiquetas de las botellas que se consumen, hasta os lemas escritos en las paredes, no obstante se conservan los viejos aviones de carga para el transporte masivo urbano en el área de La Habana.

Para una imagen del poder de las religiones recorro a la siguiente frase: La gran Aguja de los Metodistas, el edificio de cristal de los Evangélicos y a lo lejos sobresalían los rascacielos más altos de la parte Oeste: Las Torres Bautistas; Igual ocurre con los santeros, cuyo m. o. (tanto el virtual como el concreto) va desgranándose párrafo a párrafo hasta conformar un sólido trasfondo explicativo que sostiene la narración. Que los protagonistas se llamen Pablo y Pedro remite a los apóstoles cristianos pero enreda el pase de la acción de uno a otro, ya que son personajes similares en algunas características, y hay que estar alerta para atribuir a cada cual lo que le corresponde. Son como reflejos especulares el uno del otro.

El descongelamiento de Groenlandia y otros aportes líquidos ya elevaron el nivel del mar e inundaron las que solían ser playas: allí conecta con George Turner y LAS TORRES DEL OLVIDO y esas ricas imágenes de la Habana inundada y la dinámica social que se arma a partir de ese acontecimiento nos golpean el intelecto con eficacia para que comprendamos que ese futurible posee la suficiente potencia comprimida y enresortada como para abrirse paso entre las distintas versiones de futuro expuestas en América Latina y emerger como real, nos encanta además la cotidianeidad con que se despliega.

Por la descripción de las tecnologías de consumo sabes que el mundo es muy diferente de lo que sugirieron la mayoría de los pronosticadores del género: por ejemplo, las compañías petroleras son propiedad de las iglesias y existe un Nuevo Vaticano como poder armado que interviene en guerras o invasiones (ahí se conecta con MAÑANA, LAS RATAS de José Adolph) o Rusia que se ha retirado a la órbita y a la distancia corrige o castiga. Es la gran potencia ausente y la escondida esperanza de volver a ser la promesa de un planeta.

En el capítulo de la red neural se conecta con los combates de la serie de la Cultura de Iain Banks y los diálogos son tan vivaces como una traca de fuegos artificiales, Derrama creatividad para describir los combates y nunca aburre a pesar de la abundancia de disparos, los participantes están o muy enterados o muy experimentados, por lo que el amontonamientos de cuerpos se apoya en una auténtica plataforma conceptual y la pericia pragmática de los contendores.

Parece que los juegos de RA (Realidad Aumentada) campean por doquier; dedica muchas frases a los procesos locales de funcionamiento urbano y como se sedimenta el poder cotidiano en los espacios barriales. Las referencia a la geografía, a los daños del Ciclón que origina la inundación de La Habana, las variaciones a través de las cuales se puede recuperar el paisaje del pasado, elevan la calidad de lo que se expone sin estar velado por la nostalgia.

Las peleas están geniales, rápidas, narradas con cierta minuciosidad, una cucharada de confusión y divertidas. Cuando la narración adquiere velocidad pierde una cuota de densidad informativa. Hay capítulos enteros de pura aventura y tiroteo, y uno llega a querer a los personajes, por eso cruza por nuestra mente una nubecilla de tristeza cuando caen abatidos. Sexo y violencia se alternan o se conjugan, no son gratuitos, proporcionan el ritmo excitante y la rauda transformación del entorno, requeridos para envolvernos la conciencia y marchar alegres a pesar de la seriedad de lo que se va sedimentando.

Lo complicado de la forma como fueron coagulando las fuerzas político-militares de Habana Underguater (FULHA: Fuerza Unida de La Habana Autónoma) aparece rampante cuando la sección de Villa Clara decide amparar a los fugitivos y concederles refugio basados en la experiencia condensada en un apotegma pulido: — Lo que el gobierno de La Habana toma, nunca lo devuelve — y se juega por ampararlos y protegerlos.

Otros conectes diversifican el fresco que nos regala:

1. La referencia a Romañach le permite entroncarse con la historia cultural formal de la pintura cubana.

2. La cultura comiquera se expresa en frases como: Los edificios a ambos lados apuntaban hacia el cielo como un dibujo de Frank Miller; torres enormes en homenaje a los olvidados rascacielos de Manhattan.

3. Y en seguida nombra a Sorolla recogiendo esa particular percepción de la luz y el agua en la playa.

4. Luego a Bouguereau con su suave sensualidad para completar la armazón visual paralela que va montando a la par de las palabras.

Pareciera que en algún momento cuando abordan lo del Premio Nobel hay un error: Suiza por Suecia, lo cual exhibiría algo de negligencia al momento de la corrección de estilo, sin embargo puede referirse al humor segregado por los deuterogonistas en esa página.

© Luis Antonio Bolaños de la Cruz (1.127 palabras) Créditos
Publicado originalmente en Nirgal22 el 10 de junio de 2021