OUTSPHERE
OUTSPHERE Guy-Roger Duvert
Título original: Outsphere
Año de publicación: 2019
Editorial: Autoeditado
Colección: ---
Traducción: Victoria Plaza Ponce
Edición: 2021
Páginas: 313
ISBN:
Precio: 20 EUR

Si en estos tiempos que corren la ciencia-ficción autóctona ya tiene difícil su difusión, que decir de la que se produce en el resto de Europa.

Sin embargo, gracias a los esfuerzos de autores y aficionados nos llegan las traducciones de algunas obras como ésta OUTSPHERE, de Guy-Roger Duvert, que trata de las cuitas de los tripulantes del Arca, una nave colonizadora que arriba al planeta Edén.

La premisa parte del hecho de que la Tierra estaba sumida en terribles problemas, y una de las soluciones fue la de enviar el Arca para aliviar la situación, además de expandir la humanidad por el Universo. Pero la llegada a Edén está llena de sorpresas. Por lo pronto, y pese a que tiene visos de ser amigable para con el ser humano, ya tiene sus propios habitantes con una civilización ubicada en un periodo similar al neolítico tardío, ciertamente sofisticada y estratificada, pero a la que aún le queda dar el salto definitivo a los metales.

Pero esa no será la única sorpresa que espera a los expedicionarios puesto que hay indicios de que Edén ya ha sido visitado con anterioridad por otras civilizaciones.

Éste problema no será insoslayable, bastará con fundar asentamientos en lugares donde los edenitas no hubieran llegado, pero hay que añadir otras complicaciones, esta vez de índole interno. La expedición de Arca está liderada por efectivos militares, con la idea de tener una eficaz estructura de mando, para que la respuesta ante los imprevistos sea rápida y contundente, pero eso no gusta a los civiles que forman el grueso de la expedición, científicos y colonos, que se muestran reacios a seguir las rígidas indicaciones marciales.

Para complicar aún más la situación, la expedición recibe una visita inesperada, una segunda nave, la Utopía, llega desde la Tierra al poco de iniciar el desembarco y construcción de las primeras bases en Edén. Durante los años transcurridos la tecnología ha evolucionado al punto de poder construir naves más veloces, por lo que la Utopía ha alcanzado rápidamente al Arca. Los años transcurridos en la Tierra han cambiado otras muchas cosas, como los expedicionarios tendrán la ocasión de comprobar.

Y si todo esto no fuera poco, al fin Edén empieza a dar señales muy palpables de que no es exactamente un lugar acogedor, además de los habitantes y la fauna local otros peligros inesperados acechan a los expedicionarios.

El ritmo con el que Guy-Roger Duvert desarrolla las aventuras de las expediciones es ágil sin caer en la precipitación, las diversas problemáticas y conflictos que se suceden y superponen siguen una lógica bien estructurada y no son una mera acumulación de peligros y desgracias.

Los personajes tienen un rol bien definido, con una personalidad bien diferenciada, en la mayoría de los casos, puesto que algunos son perfectamente intercambiables, sobre todo con los recién llegados en la Utopía, aunque eso no sea del todo un problema puesto que tiene su razón de ser.

Lo más interesante es que es una novela en la tradición clásica de la ciencia-ficción, poco más de 300 páginas narradas a buen ritmo. El mismo argumento en manos de un autor yanki contemporáneo se hubiera ido al doble, cuando no al triple de extensión, con prolijas explicaciones y descripciones, sin duda, pero mermando el dinamismo de la obra.

No obstante, OUTSPHERE solo es el primer volumen de una proyectada trilogía, de modo que las aventuras de los expedicionarios, quedan pendientes de concluir en sucesivos volúmenes.

El principal problema de la edición que he tenido oportunidad de leer es la traducción. Sin duda voluntariosa, pero llena de asperezas producto probablemente de una traducción excesivamente literal del francés de algunos pasajes y conceptos. Nada que no se pueda arreglar con una adecuada corrección de estilo, pero que sin hacer insufrible lectura de la novela si la convierte en una experiencia bastante particular.

© Francisco José Súñer Iglesias (644 palabras) Créditos