ESTRELLAS ROTAS
ESTRELLAS ROTAS Ken Liu
Título original: Broken Stars
Año de publicación: 2019
Editorial: Alianza editorial
Colección: Runas
Traducción: María Pilar San Román
Edición: 2020
Páginas: 474
ISBN:
Precio: 23 EUR
Comentarios de: Jorge Armando Romo

En esta ocasión regresamos a la ciencia-ficción china contemporánea con una antología de muy alto nivel. Si bien PLANETAS INVISIBLES (2016) dejó en el lector una gran impresión de los estilos y temáticas que el género está ofreciendo en aquel país asiático, ESTRELLAS ROTAS (2020), también editado y compilado por el escritor chino-estadounidense Ken Liu, aparece a la vista como un segundo acercamiento mucho más extenso y ambicioso.

Compilado, editado e incluso traducido por el propio Ken Liu en compañía de alguno que otro traductor del chino al inglés, el libro se ha convertido en un rastreo minucioso y muy selectivo con lo mejor de lo mejor. El resultado: una enorme cantidad de relatos y hasta alguna que otra novela corta que exploran una amplia variedad de temas y formas estilísticas. Dado el éxito de la antología anterior de 2016, Ken Liu ofrece en esta ocasión un volumen mucho más grueso y representativo que duplica los relatos de su antología antecesora y explora los intereses políticos, culturales e históricos de una gigantesca nación llena de tradición. Pero a su vez, dichos relatos exploran de forma velada los problemas sociales que los chinos han enfrentado, todo ello empaquetado en una colección que muestra la faceta más humana de sus personajes. En este sentido, la compilación dejará maravillados a los lectores del género, permitirá echar un vistazo a lo nuevo de la ciencia-ficción china y ofrecerá una pléyade de estilos en donde la prosa sobresale como uno de los aspectos más ricos y cuidados por la mayoría de los autores. Asimismo, el propio Ken Liu se encarga de ofrecer un vistazo a cada autor seleccionado, dando a su vez consejos de lectura y contando alguna anécdota interesante sobre el esfuerzo que ha significado traducir algunos de los textos más experimentales. Sobresalen especialmente algunos ensayos al final del libro en los que diferentes autores exploran el desarrollo de la ciencia-ficción china y la percepción del género por los propios chinos.

Así pues, sin más preámbulo, estos son algunos de los mejores relatos que el lector podrá gozar sin ningún arrepentimiento:

BUENAS NOCHES, MELANCOLÍA, por Xia Jia. Para todos aquellos que son fanáticos de las inteligencias artificiales, en este relato se explora la naturaleza y los límites del test de Turing, llevándonos por cuestionamientos en torno a la propia inteligencia humana. En un tono reflexivo y dosificando las circunstancias para el lector, la narración juega con una especie de filosofía de la inteligencia artificial que no teme plantear provocaciones en torno al transhumanismo.

LUZ DE LUNA, por Liu Cixin. Se trata de un ameno y refrescante relato sobre viajes en el tiempo que cuestiona duramente la modificación de eventos para cambiar favorablemente la historia. Un hombre es contactado por su yo del futuro para recibir una grave advertencia sobre el cambio climático y las consecuencias del ser humano en el medio ambiente. Pero como se vayan modificando los eventos, el yo del futuro seguirá regresando para advertir de nuevas catástrofes producidas a partir de los cambios hechos en el pasado. En este caso, el viaje en el tiempo corregirá algunas cosas, pero puede provocar consecuencias devastadoras. Conclusión: cambiar el pasado no garantiza mejores eventos en el futuro.

BAJO UNA LUZ MÁS HALAGÜEÑA LO QUE HA PASADO VERÁS, por Baoshu. Se trata de una novela corta espectacular en el desarrollo de personajes y la forma en tratar su propia historia. Luego de lo que parece ser el fin del mundo, un joven tiene que vivir los hechos más importantes en China durante el siglo XX pero de forma invertida. Poco a poco la tecnología y el internet van desapareciendo, los movimientos estudiantiles se acentúan, la revolución cultural entra en escena, mientras que al final un gran conflicto mundial entre los aliados y el eje sofoca al mundo. En este contexto histórico invertido, se nos cuenta un historia de amor imposible entre dos jóvenes que, debido a los cambios sociopolíticos que China sufre a lo largo de los años, siempre estará condenada al fracaso. Una de las narraciones más humanas, entrañables y conmovedoras que ha dado el género en aquel país asiático.

EL TREN DE AÑO NUEVO, por Hao Jingfang. No sé si les ha pasado, pero cuando uno viaja en autobús, tren o avión, uno termina acostumbrándose a la travesía al grado que uno desea que el asunto no termine. Y justo cuando uno llega a su destino hasta siente cierta tristeza de que el viaje haya terminado. Pues bien, en este breve relato, el viaje en tren se ha hecho casi instantáneo gracias a una especie de tecnología de agujeros de gusano, por lo que los viajeros tardan más en ubicar su lugar y sentarse que en lo que se tarda en llegar a su destino. Así, el relato aborda cómo el transporte perfecto elimina un pequeño placer de muchos viajeros.

LA NIEVE DE JINYANG, por Zhang Ran. Se trata de un tipo de relato conocido como chuanyue que aborda el tema del viaje en el tiempo en periodos históricos de gran relevancia para ese país. La historia nos sitúa en la China milenaria en donde alguien ha desarrollado inventos que suenan completamente anacrónicos: hay una especie de internet rudimentario que permite la comunicación, máquinas de guerra eficaces y hasta existen las gafas de sol. Pero la creación de tales inventos generan problemas y extrañamientos por parte de varios sectores de la sociedad de la época, y el miedo ante lo extraño y desconocido tendrá un fuerte impacto: la propia tecnología y las reacciones sociales a la misma cambiarán por completo la historia.

LOS JUEGOS DEL PRIMER EMPERADOR, por Ma Boyong. En otro relato igual de anacrónico, el emperador de una China antigua exige los mejores videojuegos para su deleite. La competencia de numerosos creadores frente a los caprichos del gobernante llevará a la búsqueda del juego que resulte más apasionante, complaciente y satisfactorio.

REFLEJO, por Gu Shi. En un tono más fantástico, una astróloga observa en las estrellas el destino de los hombres. Las estrellas lo dictan todo, por lo que cambiar el futuro es prácticamente imposible. Al menos que exista la tecnología que permita cambiar la configuración de las constelaciones.

HISTORIA DE ENFERMEDADES FUTURAS, por Chen Qiufan. Se trata de una curiosa colección de microhistorias clínicas acerca del surgimiento de nuevas patologías producto de los desarrollos tecnológicos. De entre muchas de las enfermedades descritas, una de las más curiosas apunta al uso de un nuevo tipo de tableta inteligente y la forma en que ésta crea un problema de desarrollo cognitivo y conductual en los niños.

La colección es extensa y hay muchos más relatos fascinantes que hacen dialogar a la tradición y la modernidad, por lo que queda abierta la invitación para explorar esta compilación que no decepcionará ni al lector más exigente. ¿Cansado de la ciencia-ficción estadounidense de siempre? ¿Preocupado porque el sentido de la maravilla parece haberse desvanecido? ¿Sientes que has leído lo más importante de la ciencia-ficción y ya no hay nada que te apasione? Esta antología nos invita a redescubrir el gusto por el género. No se arrepentirán.

© Jorge Armando Romo (1.187 palabras) Créditos