RECUÉRDAME
RECUÉRDAME EE. UU., 1989
Título original: Star Trek TNG: REMEMBER ME
Dirección: Cliff Bole
Guión: Lee Sheldon
Producción: David Livingston
Música: Jerry Goldsmith y Dennis McCarty
Fotografía: Marvin Rush
Duración: 45 min.
IMDb:
Reparto: Patrick Stewart (Picard); Jonathan Frakes (Riker); Brent Spiner (Data); Marina Sirtis (Troi); Gates McFadden (Dra. Crusher); Levar Burton (LaForge); Michael Dorn (Worf); Wil Wheaton (Wesley Crusher); Colm Meaney (O´Brien); Eric Menyuk (El Viajero); Bill Erwin (Dr. Dalen Quaice)
Temporada: 4, Episodio: 05

Sinopsis

Fecha estelar 44161.2. Durante una escala de la Enterprise en la base estelar 133, sube a bordo de la nave el doctor Quaice, viejo amigo y mentor de Beverly Crusher. Poco después, cuando la nave abandona la base, Quaice desaparece sin dejar rastro, lo que inquieta a la doctora. Cuando la computadora informa que el doctor Quaice nunca ha subido a bordo, Beverly se muestra desconcertada. Pero de pronto, empiezan a desaparecer otros miembros de la tripulación, al tiempo que un extraño fenómeno se manifiesta en la sala de máquinas de la nave.

Beberly guiando a Quaice por la Enterprise
Beberly guiando a Quaice por la Enterprise

En RECUÉRDAME tenemos una de las mejores interpretaciones de Gates McFadden en toda la serie, pues la actriz carga con casi todo el peso dramático de la acción de esta historia que rebosa suspense y misterio.

Lee Sheldon es un guionista que se batió el cobre en numerosas series policiacas, tales como Los ángeles de Charlie, así que su guión para este capítulo parte de un planteamiento clásico en la literatura de misterio: el de la persona desaparecida de la que todo el mundo niega su existencia. El tema fue tratado con mano maestra por Alfred Hitchcock en ALARMA EN EL EXPRESO (THE LADY VANISHES, 1938), y también en EXTRAÑO SUCESO (SO LONG AT THE FAIR, 1950) dirigida al alimón por Terence Fisher y Antony Darnborough. Pero esto es Star Trek, así que tras los primeros escarceos misteriosos, que causan tanto desasosiego al espectador como a la pobre Beverly, la cosa deriva hacia la ciencia-ficción pura y dura, revelándose que la doctora ha sido absorbida por una burbuja subespacial, producida por un experimento de Wesley, en cuyo interior la mente de la mujer crea su propia realidad, que se ve condicionada por el hecho de que la burbuja se está colapsando.

Beverly se ve atrapada en una pesadilla, en la que todo aquello que formaba su mundo va desapareciendo inexplicablemente, hasta que sólo queda ella como única tripulante de la Enterprise. Por suerte, la doctora Crusher es una científica eminente, aparte de un médico excepcional, y acaba por deducir lo que está pasando y obrando en consecuencia.

El guión de Sheldon tenía un fallo: la situación en que había colocado a la doctora Crusher era tan extrema, tan extraordinaria, que sólo un ser igualmente extraordinario y especial podría solucionarla. Entonces los productores pensaron en El Viajero, singular personaje dotado de poderes asombrosos, que había tenido gran aceptación por parte de la audiencia en su primera aparición, en el episodio de la primera temporada DONDE NADIE HA LLEGADO JAMÁS. Algunos fans consideraron que la interpretación de Eric Menyuk en RECUÉRDAME resultó algo envarada, pues según ellos le dio al personaje un aire demasiado trascendental. Pero el trekkie que suscribe la encuentra tan perfecta y vitalista como en el antes citado capítulo de la primera temporada.

En principio, la aventura estaba pensada para Data, pero como el androide ya había asumido el rol protagonista en un puñado de memorables capítulos, se decidió utilizar a la doctora Crusher, personaje que, pese a su importancia en la Enterprise, todavía no había sido muy tratado en la serie.

Otro punto interesante es que el episodio pudo haber sido muy distinto, pues se valoró la posibilidad de alterar el guión, presentando una Enterprise que perdía sus sistemas de soporte vital por un sabotaje, y la subsiguiente y desesperada lucha por la supervivencia de su tripulación. La premisa es interesante, pero no tanto como la idea original de Sheldon, que afortunadamente fue la que se filmó.

En el aspecto visual, aparte del logrado efecto del conducto entre la burbuja subespacial y el mundo real, sólo cabe destacar las tomas de la base estelar 133, que en realidad corresponden a descartes de STAR TREK III: EN BUSCA DE SPOCK, hábilmente retocados.

© Antonio Quintana Carrandi (628 palabras) Créditos