INFORME SOBRE PROBABILIDAD A
INFORME SOBRE PROBABILIDAD A Brian Aldiss
Título original: Report on Probability A
Año de publicación: 1967
Editorial: Minotauro
Colección: ---
Traducción: Carlos Peralta
Edición: 1984
Páginas: 166
ISBN:
Precio: descatalogado
Comentarios de: Armando Parva

Aldiss es uno de los representantes de la [ G: 02: New Age británica más característicos. Sus obras navegan entre lo raro y lo aburrido, quizá la máxima representante de esta forma de escribir sea la casi incomprensible A CABEZA DESCALZA, que leí hace ya mucho y me dejó un recuerdo bastante confuso.

En esta nueva intentona con Aldiss, mis sensaciones no han sido mucho mejores.

La narración transcurre dentro de una normalidad de lo más ordinaria. No pasa realmente nada relevante, de no ser por lo extraordinario de la construcción. En ese entorno, tres personajes, G, S y C, se dedican a espiar a la señora Mary. ¿Qué tiene la señora Mary de peculiar? Nada. Y aquí empieza lo extraordinario, porque la narración está escrita en forma de informe que sigue con precisión milimétrica sus insípidas andanzas, informe que a su vez es estudiado por humanos de un universo paralelo que a la vez son observados por los habitantes de un tercero que a su vez... dando la impresión de que la cadena de observadores es infinita.

Por su parte G, S y C, los protagonistas, están ensimismados en su espionaje, y no parece importarles nada más. S es la antigua secretaria de la señora Mary, y mientras la espía repasa una y otra vez la misma revista. G es un antiguo jardinero (Gardener en inglés) que no es capaz de separarse de su jardín, mientras que C es también un chofer retirado que se aferra a sus viejos hábitos de conductor, sin conducir vehículo alguno. Además tenemos al señor Watt, propietario de un café cercano que frecuentan los espías, y con los que tiene una relación de lo más peculiar.

Esto se acaba convirtiendo en algo obsesivo porque ninguno de ellos parece interesado en pasar página, en ir adelante en la vida, y dan vueltas a su pasado, obsesionados por la señora Mary y su insípida vida.

Desde luego, si Aldiss tenía la intención de escribir un libro aburrido lo consiguió plenamente, aunque al final la cosa se anima un poco, no mucho. Es posible que su intención fuera describir esas vidas faltas de todo incentivo, sin horizontes, sin emociones. Es como una especie de punto de partida plano, y quizá por ello los observadores llaman a ese mundo Probabilidad A, dando a entender que existen otros mundos en otros universos donde cada uno de los protagonistas tienen más relieve y unas vidas más plenas.

El estilo está alineado con esto, el tono monocorde que usa Aldiss para redactar el informe acompaña, o más bien refuerza, el ambiente general. De todas formas no descarto que se me haya pasado algún sutil detalle filosófico, ya se sabe que los autores tiran de influencias más o menos crípticas y luego se descuelgan con declaraciones grandilocuentes respecto a sus obras.

En ese sentido, al parecer Aldiss admitió gran influencia de Nouveau Roman en la concepción de INFORME DE PROBABILIDAD A. he consultado que es eso y al parecer se trata de una corriente literaria francesa de los años 1950, que pretendía romper con la estructura de la novela clásica, es decir, unos deconstruccionistas de libro. El caso es que si se trata de darle la vuelta a la narrativa tradicional, esta novela lo consigue.

Aldiss también se inspiró en el principio de incertidumbre de Heisenberg, ese que dice que la mera observación altera el acontecimiento observado, como de física cuántica ando bastante corto, solo diré que los observadores de la novela no alteran nada, así que no tengo clara la relación entre una cosa y otra.

En fin, una nueva incursión en la New Wave que acaba como siempre, preguntándome si debería intentarlo de nuevo en el futuro, porque mis experiencias con esta corriente han sido muy poco provechosas.

© Armando Parva (627 palabras) Créditos