TRANSFIGURACIONES
TRANSFIGURACIONES EE. UU., 1990
Título original: Star Trek TNG: Transfigurations
Dirección: Tom Benko
Guión: René Echevarria
Producción: Ira Steven Behr
Música: Jerry Goldsmith y Dennis McCarthy
Fotografía: Marvin Rush
Duración: 51 min.
IMDb:
Reparto: Patrick Stewart (Picard); Jonathan Frakes (Riker); Brent Spiner (Data); Marina Sirtis (Troi); Gates McFadden (Dra. Crusher); Levar Burton (LaForge); Michael Dorn (Worf); Wil Wheaton (Wesley Crusher); Colm Meaney (O´Brien); Mark LaMura (John Doe); Charles Dennnis (Comandante Sunad); Julie Werner (Christy Henshaw); Patti Tippo (Enfermera Temple)
Temporada: 3, Episodio: 25

Sinopsis

Fecha estelar 43957.2. Un equipo de misión localiza los restos de una nave destruida, de diseño desconocido, y a su piloto gravemente herido. Trasladado a la Enterprise, el humanoide, que aparenta no recordar nada en absoluto sobre sí mismo y su especie, comienza a dar muestras de unas sorprendentes habilidades curativas, que dejan estupefacta a la doctora Crusher.

John Doe haciendo una demostración

Antes del descenso a los infiernos representado por el episodio doble LO MEJOR DE DOS MUNDOS, se emitió, el 2 de junio de 1990, este capítulo que figura entre los más apreciados por el difunto Gene Roddenberry por su talante pacífico y bienintencionado.

Roddenberry había mantenido el control de TNG durante las dos primeras temporadas, pero en la segunda los índices de audiencia habían descendido perceptiblemente, por lo que Paramount, sin apartarle del todo, decidió poner a dos nuevos hombres al timón, los productores ejecutivos Michael Piller y Rick Berman. Piller y Berman reestructuraron el equipo de guionistas, dando el pasaporte a algunos de los que, a pesar de demostrar ocasionalmente su competencia, albergaban ideas muy imprecisas sobre el proyecto que tenían entre manos. En un principio, a Roddenberry no le hicieron mucha gracia los cambios, pero el paso del tiempo ha demostrado que estos fueron para mejor, porque a partir de la tercera temporada, TNG no dejaría de ganar en calidad argumental y audiencia.

El guión de TRANSFIGURACIONES fue obra de René Echevarria, una de las nuevas incorporaciones al equipo de TNG auspiciadas por Piller y Berman. Su debut como guionista de Star Trek no pudo ser más brillante, porque TRANSFIGURACIONES narra una historia misteriosa pero sensible a un tiempo, presentando a uno de los personajes positivos más entrañables vistos en la serie. John Doe es un ser superdotado, pero que no tiene nada que ver con las odiosas entidades seudo-divinas que conocimos en TOS. De hecho, y dado que durante la mayor parte del metraje padece amnesia, él mismo se sorprende al descubrir sus extraordinarias capacidades. Al mismo tiempo, acaba admitiendo que quizás represente un peligro para la nave y su tripulación, pero que honradamente no lo sabe. El simple hecho de que se cuestione tal posibilidad induce al espectador a creer que este Juan Nadie espacial es una buena persona, lo que demuestra continuamente con sus actos y sobre todo a través de su relación con la doctora.

En principio se pensó en proporcionar a Beverly su primera historia de amor, pero, a fin de desarrollar mejor el relato de John Doe, se decidió posponer esta idea para otra ocasión. De todos modos, se intuye que entre la doctora y el honesto alienígena se establece un vínculo muy especial, que en otras circunstancias podría haber evolucionado hacia algo más profundo, no hay más que fijarse en lo que le comenta Beverly a su hijo mientras cenan.

El tema principal del episodio, que sólo se revela al final del mismo, cuando la Enterprise contacta con la nave zalkoniana y John recupera la memoria, es el del derecho inalienable a la vida y al libre albedrío. Otro tema presente en el capítulo es el temor a lo desconocido y la ignorancia colectiva ante un cambio profundo, ejemplificados en la conducta de los zalkonianos ante la mutación por la que atraviesan algunos de sus hermanos de raza. TRANSFIGURACIONES posee además una inequívoca impronta capriana, pues, al igual que en la mayoría de las películas del maestro Frank Capra, trata de un personaje bondadoso que, en aras de sus ideales, se enfrenta hasta sus últimas consecuencias con un mundo hostil.

La influencia de John sobre los tripulantes de la nave es muy beneficiosa. Sus poderes curativos pueden revertir incluso la muerte, como demuestra al reanimar a Worf, mortalmente herido tras una accidental caída. Pero aparte de Beverly y el klingon, es LaForge quien más parece beneficiarse de esto. Si en TRAMPA, uno de los primeros episodios de esta misma temporada, vimos a Geordi meter la pata en su intento de cortejar a Christy Henshaw, aquí el ingeniero jefe, que sigue interesado por la muchacha, adquiere más confianza en sí mismo gracias a John y tiene éxito donde antes fracasó. Claro que, aparte de la influencia del zalkoniano, esto también se debe en gran medida al cambio de actitud de Christy, que por fin se ha dado cuenta del buen partido que para cualquier mujer es LaForge. El papel fue interpretado, tanto en TRAMPA como en TRANSFIGURACIONES, por la actriz Julie Warner. Christy Henshaw no volvería a aparecer en TNG, una lástima porque podría haber sido una buena compañera sentimental para Geordi.

© Antonio Quintana Carrandi, (761 palabras) Créditos