OCCUPATION
OCCUPATION Australia, 2018
Título original: Occupation
Dirección: Luke Sparke
Guión: Luke Sparke, Felix Williamson
Producción: Carly Imrie, Carmel Imrie
Música: Christopher Elves
Fotografía: ony O´Loughlan
Duración: 119 min.
IMDb:
Reparto: Dan Ewing (Matt Simmons); Temuera Morrison (Peter Bartlett); Stephany Jacobsen (Amelia Chambers); Rhiannon Fish (Vanessa); Zac Garred (Dennis); Izzy Stevens (Bella Bartlett); Charles Terrier (Jackson); Charles Mesure (Arnold); Felix Williamson (Seth Grimes); Jacqueline McKenzie (Colonel Grant); Aaron Jeffery (Major Davis);

Estamos ante una nueva muestra de cine de cienca-ficción australiano que, desde MAD MAX, ha dado una respetable cantidad de películas más que dignas ya sea en solitario, como toda la saga de Max el malo, o producciones más pequeñas como RESCATE EN OSIRIS, o bien en forma de co-producción como PREDESTINATION o I AM MOTHER.

Arranca en un ambiente rural, con familias desestructuradas de vacaciones, viejas glorias deportivas intentando reconducir su vida, vagabundos desesperados y otros personajes más o menos afortunados.

En mitad de las fiestas del pueblo y durante un partido de fútbol australiano (si, ese tan bestia), los alienígenas se deciden a atacar a los indefensos aldeanos, no sin antes haber arrasado media Australia y, se supone, medio mundo. Todo el mundo huye despavorido ante tanta agresividad y poco a poco un grupo de afortunados encabezado por Matt (Dan Ewing), al que acompaña Amelia (Stephany Jacobsen), su amigo Jackson (Charles Terrier) y Vanessa (Rhiannon Fish), la novia embarazada de éste. A ellos se les une Peter (Temuera Morrison), ex convicto en proceso de reinserción junto a su hija Bella (Izzy Stevens). Como se ve, un elenco no demasiado espectacular, el más conocido es Temuera Morrison, sobre todo porque interpretó a Jango Fett en EL ATAQUE DE LOS CLONES y a Boba en The Mandalorian, además de ponerles voz en diversos videojuegos.

A este grupito ya de por si variopinto se le unen otros personajes más bien prescindibles y que, en general, solo sirven para aportar escenas pretendidamente dramáticas durante la caza a la que son sometidos por parte de los alienígenas.

Por si fuera poco, el pasado carcelario de Peter provoca la desconfianza de sus compañeros, lo que añade una línea narrativa a la ya de por si sobrecargada invasión extraterreste. Por lo demás lo habitual en este tipo de producciones, huidas, robo de armas, descubrimiento de las debilidades de los alienígenas, intentos de copiar a los maestros del cine de acción, con unos resultados no especialmente satisfactorios, y diálogos para besugos a diestro y siniestro. Muchos tiros y explosiones, por supuesto, pero para acompañarlos no se necesitan largos y desestructurados parlamentos que muchas veces rozan la vergüenza ajena.

O eso, o que la traducción no es muy buena, vaya usté a saber.

Por supuesto, los supervivientes acaban organizados, montando La Résistance, imprescindible en este tipo de aventuras, y dando para el pelo a los alienígenas y la madre que los fundó. Todo esto a toda pastilla, el hecho de que tenga diálogos sonrojantes no significa que la velocidad a la que se desarrollan los hechos sea vertiginosa. Tan pronto los protagonistas están más perdidos que el barco del arroz como pasan residir en un campamento de lo más organizado, con las correspondientes tensione internas, como a formar parte del ejército australiano.

Los efectos especiales son pasables, la industria del cine australiana no es ninguna broma y dispone de técnicos más que competentes, que hacen lo que pueden con el evidentemente magro presupuesto del que disponían. Destacan las armaduras de los alienígenas y, por supuesto, los CGI, que a esta alturas hasta los cutres de The Asylum dominan aceptablemente.

Por si fuera poco la película dura dos horas. Supongo que con la intención de darle más relieve humano Luke Sparke y Felix Williamson, director y co-guionista, metieron un poco de paja para que no se notara mucho que lo que en realidad les interesaban eran las armaduras chulas y las explosiones. De ahí el comentado conflicto con Peter, además de otros que no aportan nada realmente.

Sorprendentemente ganó el Premio a la Mejor Película en los Australian Screen Industry Network Awards en 2019. Algo tendrá el agua cuando la bendicen, y he visto en el IMDb que la segunda parte ya está en fase de post-producción, OCCUPATION: RAINFALL parece que se llamará. Tan mal no parece que les fuera. Conmigo que no cuenten.

© Francisco José Súñer Iglesias, (651 palabras) Créditos