AXEL, EL AVENTURERO DEL ESPACIO
AXEL, EL AVENTURERO DEL ESPACIO China, 2017
Título original: Axel 2: Adventures of the Spacekids
Dirección: Leo Lee
Guión: Leo Lee, Cherry Che, Ma Hua
Producción: Leo Lee. Leilei Hu
Música: Jeffrey Hylton
Fotografía: Eddy Shen
Duración: 86 min.
IMDb:
Reparto: Li Zhengxiang Patricio Lago (Axel); Hong Haitian Agostina Longo (Gaga); Tao Dian Agustina Cirulnik (Jono); Guo Yifeng Alberto García Satur (Vance); Li Chuanying Mario De Candia (Luis Baba);
Comentarios de: Luis del Barrio

Siempre que puedo, enchufo a los niños una película de ciencia-ficción adaptada a sus gustos y entendimiento, y las aventuras de Axel cumplen con creces con esas expectativas. Se trata de una película dinámica y colorista, con unos personajes tan esquemáticos como bien definidos, por un lado tenemos a los buenos, Axel, Jono y Gaga, y por otro lado los malos, con el implacable Lui-Baba a la cabeza.

Todo se desarrolla en el planeta Klepar, ahora un desierto, pero que conoció épocas mejores, cuando una exuberante vegetación, compuesta principalmente por la preciada planta cuasi mágica Kar-Lalo, lo cubría por completo. La llegada de unos malvados y codiciosos invasores del espacio exterior llevó a la aparente extinción del Kar-Lalo, pero según cuenta la leyenda todavía queda un reducto donde se reproduce plácidamente. La misión de Axel y su pandilla será llegar hasta allí para preservar el legado y extenderlo por Klepar.

Como se ve, el transfondo ecologista y anti-imperialista de la película no puede ser más diáfano, algo que se puede encontrar de forma sistemática en prácticamente la mayoría de este tipo de producciones. No es algo malo, pero la verdad es que hecho de menos un poco más de variedad al respecto, ya sabemos que es bueno mantener limpia la propia casa, y que la ambición sin límites acaba perjudicando a más personas de las que beneficia, el mensaje está claro, pero no se, se me ocurre que algo que tenga que ver con la autodisciplina, la superación personal, el escuchar, aunque solo sea escuchar, los consejos de los mayores, la cultura del esfuerzo más allá de anárquicos viajes iniciáticos, podría inculcar a los peques unos valores sólidos.

No es que uno no se esfuerce por meterles en la cabezota todas estas cosas, pero como siempre, lo de escuchar los consejos de los mayores, que es el punto de partida, es más fácil que lo comprendan cuando alguien externo se lo dice, que hacer caso al respecto desde un principio. De ahí que estas influencias no estén de más en este tipo de producciones.

El caso es que Axel y compañía se comportan con esa impulsividad del por que yo lo valgo y se embarcan en una aventura incierta en busca del Kar-Lalo. Tendrán que escapar de los esbirros del malvado Lui-Baba, participar el carreras vertiginosas, aventurarse en las tripas de volcanes y enfrentarse a gigantescos robots.

Todo ello aderezado con una amplia gama cromática y seres imaginativos, donde vuelve a estar patente la influencia de los minions. La presencia de personaje-horda, compuesto por individuos más o menos diminutos, más o menos torpes, más o menos diferenciados, parloteando en un lenguaje inarticulado pero enormemente expresivo, es casi obligada en este tipo de producciones.

Esta película está concebida inicialmente para exhibirse en 3D, aunque nosotros vimos la versión plana, es de producción china, concretamente de la empresa Versatile Media, y no se escatimaron gastos en su producción, teniendo un presupuesto de 12 millones de dólares, lo que, al parecer, es todo un dispendio en la industria china de animación. No obstante entre unas cosas y otras, parece que Versatile Media ha recuperado la inversión puesto que ya solo en su estreno en China recaudó cerca de 8 millones de dólares.

Lo que no sabía es que esta es la segunda parte de las aventuras de este crío y sus amigos (la primera fue AXEL, EL PEQUEÑO GRAN HÉROE), e incluso parece ser que se prepara una tercera parte.

Aumenta la frecuencia con las que nos llega desde China material más que notable, tanto en el aspecto técnico como argumental. No es que Axel vaya a ganar el Oscar a la mejor película de animación, pero es un entretenimiento para críos bastante digno y que, en lo que a mi respecta, no cansa a los mayores.

© Luis del Barrio, (642 palabras) Créditos