PLANETAS INVISIBLES
PLANETAS INVISIBLES Ken Liu
Título original: Invisible Planets
Año de publicación: 2016
Editorial: Alianza Editorial
Colección: Runas
Traducción: Manuel de los Reyes y David Tejera Expósito
Edición: 2017
Páginas: 384
ISBN:
Precio: 23 EUR
Comentarios de: Jorge Romo

Ken Liu se ha encargado de recopilar algunos de los mejores relatos chinos de ciencia-ficción. Estos cuentos han comenzado a maravillar no sólo al mundo anglosajón, sino que han llamado la atención de lectores del género en el mundo de habla hispana. ¿Qué hace a la ciencia-ficción china un fenómeno que ha alcanzado tal impacto? En primera instancia, la fascinación que occidente tiene por Asia se basa en la cultura, la comida, el lenguaje y el gran desarrollo científico y técnico, así como por la frescura de sus historias. En segundo lugar, la ciencia-ficción se ha internacionalizado como nunca, teniendo ahora expresiones en toda clase de países. En este sentido, pese a que el monopolio estadounidense se mantiene, ya no representa la única opción que el lector del género tenía décadas atrás.

Ken Liu, abogado, escritor y traductor, ha sido la mente maestra que, dados sus orígenes e intereses que se pasean entre los Estados Unidos y China, se ha encargado de traducir algunos de los mejores trabajos de la ciencia-ficción china. Publicados originalmente en revistas, antologías y páginas web, Liu ha sido uno de los responsables del creciente interés que tenemos los lectores occidentales en estos cuentos. Y para muestra basta esta antología que recoge todos esos relatos dispersos en dichos medios.

Liu ofrece en esta antología relatos que han roto esquemas y han ganado los premios más importantes tanto en China como en Estados Unidos. A su vez, ha elegido algunos de los cuentos que más le han alucinado. Incluso ha trabajado codo con codo con los autores de los relatos para ofrecer las mejores traducciones al inglés. Así, la colección cuenta con relatos y algunos ensayos que ofrecen un panorama interesante del género en aquel país asiático, mismo que ha retado a las mejores plumas estadounidenses. Algunos de los relatos más recomendables son:

EL AÑO DE LA RATA, por Che Qiufan. Un texto que abre con intensidad la colección. En China existe una nueva especie de rata mutante que se reproduce rápidamente y requiere ser controlada. Cuando una patrulla universitaria tome cartas en el asunto, hará un descubrimiento sobre el mundo y la naturaleza de la humanidad. Destaca, al igual que otros relatos, las críticas veladas al gobierno chino y a la censura.

CIENTOS DE FANTASMAS DESFILAN ESTA NOCHE, por Xia Jia. En una historia cargada de magia, cultura y folclor chinos, un niño es criado por fantasmas en una feria. La descripción de estas entidades, sus formas, su condición inmaterial y sus orígenes está sumamente cargada de las ideas de lo sobrenatural en el país, y lo convierten en una narración enriquecida en cuanto a detalles y descripciones.

LA CIUDAD DEL SILENCIO, por Ma Boyong. Se trata de un cuento de pesadilla en un mundo totalitario. Un informático vive una vida aburrida y un trabajo monótono en donde las acciones del individuo y el propio lenguaje están completamente controlados. Un día encontrará un grupo especial de rebeldes que se reúnen secretamente para decir y hacer lo que quieran, aunque el gusto y la libertad obtenida no durarán mucho.

PLANETAS INVISIBLES, por Hao Jingfang. Cada día existen más cuentos y novelas que relatan la supuesta vida y costumbres de seres alienígenas o individuos que habitan en universos paralelos. En la línea de libros como LAS CIUDADES INVISIBLES (1972) de Italino Calvino, PLANOS PARALELOS (2003) de Ursula K. Le Guin, o el relato MANUAL COMPARATIVO ILUSTRADO DE SISTEMAS COGNITIVOS PARA LECTORES AVANZADOS escrito por el propio Ken Liu, la historia del cuento PLANETAS INVISIBLES nos transporta a las costumbres, simbologías y pensamientos de lejanos mundos extraterrestres. Algunos de estos lugares han sido colonizados, mientras que otros cuentan con sus propias civilizaciones. La cereza del pastel de la narración se centra en plantearle al lector si todo lo vivido por el narrador es real o sólo se trata de un relato dentro de otro relato.

ENTRE LOS PLIEGUES DE PEKÍN, por Hao Jingfang. Se trata de una de las narraciones más solventes, densas y fascinantes de la colección. Un recolector de basura busca ganar un dinero extra y nos mostrará que Pekín está dividido en tres distritos móviles. En cada distrito habita una clase social, por lo que el recolector, en el largo viaje para entregar un paquete, descubrirá la desigualdad y los criterios que en dicho mundo se emplean para caracterizar a las clases sociales. Y por cierto, en 2016 obtuvo un premio Hugo más que merecido.

EL CÍRCULO, por Liu Cixin. Narración que forma parte de la novela EL PROBLEMA DE LOS TRES CUERPOS (2007), que si bien no explora del todo a sus personajes, dedica todos sus esfuerzos a ofrecer una historia que recuerda a las antiguas leyendas chinas. Un emperador desea alcanzar la inmortalidad, y la clave está en conocer y calcular la mayor cantidad de décimas del número pi. Para ello, un esclavo condenado a muerte es el responsable de diseñar un ambicioso proyecto para que el ejército del emperador permita un cálculo a mayor velocidad. Liu Cixin ha sido denominado como el nuevo Arthur C. Clarke dado que sus historias ofrecen un amplio optimismo en la ciencia y la técnica, y este relato no sólo apunta al poder de las matemáticas, sino a cómo la ambición y la sinrazón pueden convertirse en enemigos del avance científico.

CIUDANDO DE DIOS, por Liu Cixin. Un día cualquier aparecen millones de naves espaciales en la Tierra, mientras que millones de seres alienígenas invaden el mundo. Los visitantes recuerdan al dios bíblico dado que son barbudos y bondadosos. El problema surge cuando los visitantes anuncian que están envejeciendo, que su tecnología ya no funciona, y que son los creadores de la humanidad que ahora han venido a vivir su vejez y a ser cuidados por los seres humanos. ¿Qué pasa cuando a cada familia en el mundo le toca cuidar a uno de estos dioses? ¿Y si su tecnología es tan avanzada al grado de ser incomprensible? ¿La humanidad los recibirá sin rechistar?

© Jorge Romo, (1.001 palabras) Créditos