EL ÚNICO MUNDO POSIBLE
EL ÚNICO MUNDO POSIBLE J. B. Gallart
Título original: ---
Año de publicación: 2019
Editorial: ---
Colección: ---
Traducción: ---
Edición: 2019
Páginas: 162
ISBN:
Precio: 2,99 EUR Kindle, 10,36 EUR Tapa blanda

La realidad virtual, los mundo virtuales, han sido tratados desde tiempos tan remotos como 1964, cuando Daniel F. Galouye planteaba en su novela SIMULACRON-3 (o si no has leído el libro habrás visto NIVEL 13) e introducía el interesante concepto de hasta que punto el mundo en que vivimos no es más que una simulación, dentro de una simulación dentro de una simulación...

Los mundos virtuales han sido un tema recurrente desde entonces, y la explosión del ciberpunk en los años 80 nos trajo un rosario de novelas y películas que trataban el tema: NEUROMANTE, ORA:CLE, NIRVANA, EL CORTADOR DE CESPED, TRON y, por supuesto, THE MATRIX. Cada una con un acercamiento distinto y una particular manera de tratar el tema. Incluso podríamos decir que muchas de las más alucinadas novelas de Dick nos transportan a realidades diversas sin dejar la Tierra.

En EL ÚNICO MUNDO POSIBLE J. B. Gallant plantea el tema desde una perspectiva distinta a la clásica del hacker atrapado en la realidad virtual o el héroe perseguido por una IA desquiciada.

Gallant reflexiona sobre la inmersión de la humanidad dentro de esa realidad virtual, la necesidad de hacerlo y las resistencias que se podrían presentar al respecto. Cuidado con el matiz, no habla exactamente de la vida en ese mundo virtual, ni se interna en él, sino de las circunstancias que rodean la aceptación del mismo y los porqués y contras de ello.

Plantea un planeta Tierra en el que tras una devastadora guerra quedan solo dos potencias supervivientes, al norte, la sofisticada y tecnológica La Unión, y confinado entre Australia y Nueva Zelanda, Viejo mundo, limitado y constreñido a las viejas tecnologías, a las que sin embargo se aferra para sobrevivir.

Los habitantes de La Unión ya viven prácticamente inmersos en una realidad virtual analógica, pero están trasladándose a la novedosa Reconnlife, un mundo virtual basado en computación cuántica que deja atrás cualquier cosa que se hubiera construido hasta entonces. El objetivo del gobierno, y de la propia Reconnlife, es que nadie de La Unión, de la Tierra, quede fuera de ella, la realidad debe ser proscrita a favor de la virtualidad, esa realidad será controlada desde la virtualidad y máquinas y robots se encargarán de hacer que todo funcione como debe.

Pero Viejo mundo resulta molesto. El objetivo de La Unión es absorber al antiguo enemigo, ya sea de grado o a la fuerza.

En ese estado de cosas nos encontramos cuando una delegación diplomática de La Unión parte hacia Viejo mundo. Al frente de ella, Dueñas, alto cargo tanto en Reconnlife como en el gobierno de La Unión. Le acompañan un grupo de científicos y expertos con la intención de que Viejo mundo se una a ellos olvidando los odios de los viejos enemigos.

En realidad el papel de estos científicos, que se supone deben ayudar a Dueñas a convencer a los viejomundinos de las ventahas de la virtualidad, está más al servicio de la exposición de ideas de Gallant que de la propia misión. Así, Estela, socióloga, ha mantenido durante años contactos con Leo, un antiguo novio exiliado en Viejo Mmundo, al que ha pasado información varia sobre La Unión, y va más en calidad de espía descubierta, y por lo tanto enlace improvisado con el gobierno de Viejo mundo, que por interés científico. John, historiador, y Natalie su recientemente embarazada mujer, les acompañan por que Estela decide hacerles un favor personal, ya que sabe de su poco entusiasmo por Reconnlife y su interés por la vida real como la que reina en Viejo mundo, su papel ese el de dar fe de los peligros de la realidad.

Como digo la intención de Gallant es en realidad contraponer las ventajas e inconvenientes de la virtualidad con los de la realidad. La construcción de personajes va encaminada en ese sentido y quienes o que son importan poco, por ejemplo Frank, amigo de Estela y Leo, e igualmente exiliado en Viejo Mundo durante la guerra, aparece sin más ceremonia con la única misión de hacer de guía al grupo, y pese a que el autor intenta moldear su pasado junto a Estela y Leo, queda como un comodín que se usa a conveniencia.

Por otro lado la exposición de ventajas e inconvenientes se hace en largos parlamentos en los que los portavoces desgranan las mismas, incluso se ilustra el conflicto de la elección entre la realidad y la virtualidad con algunos accidentes que ponen de manifiesto la peligrosidad de la primera, y se señalan las etapas hacia la deshumanización que conlleva la segunda.

El estilo hubiera necesitado bastante más de trabajo. Las asperezas surgen aquí y allá, y aunque el tono general es correcto, expresiones como El coronel explicó las características del barco. Era tipo yate... no destilan precisamente elegancia. Algunos datos también necesitan revisión. Se indica que Viejo Mundo exige una zona de exclusión aérea de 5000 millas, eso son unos 8000 kilómetros en términos de millas terrestres y 9250 kilómetros en millas náuticas. Se dice que el acceso a Viejo Mundo de la legación será en ese barco tipo yate, y se hará en 36 horas, 9250 kilómetros en 36 horas implica una velocidad de 256 kilómetros por hora, lo que traducido a nudos nos dan 135. El récord de velocidad náutico está establecido prácticamente al doble de esa velocidad, pero en condiciones tan ideales que lleva vigente desde 1977, y las embarcaciones viables más rápidas capaces de navegar en mar abierto, sin dejar de ser experimentales, no pasan de unos (vertiginosos) 75 nudos, esto es, 140 kilómetros por hora.

Me he extendido sobre este detalle para señalar que cuestiones así siembran dudas sobre el argumento, incluso siendo un ejercicio mental meramente especulativo, si se rodea de detalles no ya fantasiosos, sino que por simple aritmética no son verosímiles, afectan al resto del relato.

Entonces ¿es recomendable la novela? Lo cierto es que cada vez estamos mas inmersos en una virtualidad que nos desconecta de la realidad. No es que Facebook o Twiter sean comparables a Matrix o Reconnlife, pero sus efectos distorsionadores de la realidad son patentes. Pese a sus asperezas, EL ÚNICO MUNDO POSIBLE se deja leer y aporta su propia visión acerca de hacia donde nos dirigimos, y para nada es desdeñable desde el momento en el que toca el tema de la deshumanización y la idealización de esa virtualidad ajena a lo que verdaderamente pasa en el mundo.

© Francisco José Súñer Iglesias, (1.072 palabras) Créditos