LOS SUPERVIVIENTES
LOS SUPERVIVIENTES EE. UU., 1989
Título original: Star Trek TNG: The Survivors
Dirección: Les Landau
Guión: Michael Wagner
Producción: David Livingston
Música: Jerry Goldsmith y Dennis McCarthy
Fotografía: Marvin Rush
Duración: 46 min.
IMDb:
Reparto: Patrick Stewart (Picard); Jonathan Frakes (Riker); Brent Spiner (Data); Marina Sirtis (Troi); Gates McFadden (Dra. Crusher); Levar Burton (LaForge); Michael Dorn (Worf); Wil Wheaton (Wesley Crusher); John Anderson (Kevin Uxbridge); Anne Haney (Rishan Uxbridge)
Temporada: 3, Episodio: 03

Sinopsis

Fecha estelar 43152.4. Una llamada de socorro atrae a la Enterprise al sistema Delta Rana. Uno de sus planetas es de clase M, Rana IV, y albergaba una colonia de la Federación. Pero ahora su superficie está devastada, y sólo hay dos supervivientes, que habitan en una casa situada en el centro de una inverosímil zona de verdor, para cuya existencia no parece haber explicación. Picard, que está al frente del equipo de exploración, se queda sorprendido ante la actitud de la pareja, que no quiere abandonar ese mundo devastado. Una poderosísima nave estelar desconocida aparece de pronto, tratando de alejar de allí a la Enterprise. Mientras tanto, la consejera Deanna Troi está siendo torturada por una extraña melodía que no cesa de escuchar en su cerebro, melodía idéntica a la de una caja de música propiedad de los sobrevivientes.

Los extraños supervivientes
Los extraños supervivientes

Un buen episodio, que anticipa el nivel de calidad que alcanzaría TNG en su tercera temporada. Semejante en algunos aspectos al relato LOS LARGOS AÑOS, que Ray Bradbury escribió para sus CRÓNICAS MARCIANAS, lo supera ampliamente gracias a la creación de su protagonista, el Dawn, una entidad dotada de unos poderes asombrosos, que le permiten recrear personas y ambientes como una holodeck, pero con un nivel de perfección tal que incluso engaña a los sensores de la Enterprise.

Este ser, cuyas capacidades son similares a las del irritante Q, es una criatura pacífica, más aún, benévola, que, sin embargo, llevado por una situación extrema, aniquila a toda una especie. Picard no puede admitir ni comprender tal proceder, y al final del episodio nos ofrecerá una lúcida reflexión sobre el Dawn y las circunstancias que le impulsaron a actuar como lo hizo.

El capítulo no deja nada en el aire, como sucedió con demasiada frecuencia a lo largo de la serie. El argumento es muy sólido y su desarrollo coherente. El misterio sobre lo que sucedió realmente en Rana IV, y también sobre lo que le ocurre a Deanna, engancha al espectador desde el primer minuto del metraje y lo mantiene intrigado hasta su sorprendente final. Gran parte del mérito le corresponde al veterano actor John Anderson, que compone a la perfección un personaje atrayente al máximo. La dirección de Landau es convencional, un tanto austera, pero esto era lo habitual en TNG, cuya realización tenía poco de artística, estando más bien centrada en ilustrar la potencia de los guiones y el trabajo de los actores.

LOS SUPERVIVIENTES, emitido en USA por vez primera el 7 de octubre de 1989, recibió muy buenas críticas, y puede afirmarse que es brillante. Pero el siguiente episodio en ser emitido, EL QUE VIGILA A LOS VIGILANTES, demostraría, de una vez por todas, que TNG ya había alcanzado su plena madurez, y que estaba preparada para ofrecer a la audiencia historias realmente comprometidas.

© Antonio Quintana Carrandi, (469 palabras) Créditos