BÚSQUEDA ESTELAR
BÚSQUEDA ESTELAR Frederik Pohl, Cyril M. Kornbluth
Título original: Search the Sky
Año de publicación: 1954
Editorial: Ferma
Colección: Infinitum nº 23
Traducción: Miguel Giménez Sales
Edición: 1966
Páginas: 216
ISBN:
Precio: Descatalogado
Comentarios de: Armando Parva

Frederik Pohl y Cyril M. Kornbluth escribieron mano a mano al menos tres novelas, la primera, más conocida y la mejor es, sin duda MERCADERES DEL ESPACIO, después vino esta, BÚSQUEDA ESTELAR y por último A TRAVÉS DEL TIEMPO, que si bien tienen su interés, no llegan ni de lejos al nivel de su primera colaboración.

BÚSQUEDA ESTELAR trata de la decadencia de las civilizaciones humanas diseminadas por diversos planetas, y desde la sátira intenta también criticar diversos aspectos de la sociedad, pero al dispersar mucho el foco sobre distintos no es tan incisiva como MERCADERES DEL ESPACIO.

El protagonista es Ross, un comerciante aburrido, que desprecia su trabajo y se siente muy incómodo en su planeta, que está en plena decadencia, la economía se desinfla y la población mengua, pero no parece que eso inquiete a las autoridades. Es más, da la impresión de que todo el Universo está de capa caída, porque las noticias, o falta de noticias, que llegan del resto de los planetas humanos no parecen ser demasiado alentadoras.

En esto, Ross se ve inmerso en una especie de Gran Conspiración que ha estado rodeando a la humanidad desde antiguo. Al parecer la tecnología del viaje más rápido que la luz se conoce desde hace siglos, de hecho es el impulsor de la expansión humana, sin embargo, esa tecnología fue escamoteada para evitar guerras y conflictos, por lo que los viajes deben hacerse a velocidades newtonianas. No obstante, quedan antiguas naves MRL y Ross, como ha sido el único que ha señalado la anómala situación que se está viviendo, es captado e invitado a viajar por diversos planetas para averiguar el porqué de la decadencia humana.

A partir de ese momento BÚSQUEDA ESTELAR se configura como LOS VIAJES DE GULLIVER con Ross visitando civilizaciones a cual más radical: gerontocracias, matriarcados, planetas devastados, otro donde la población es genéticamente idéntica... con la particularidad de que en todos ellos, excepto donde ya no queda nadie, se han implantados regímenes totalitarios.

La intención de Pohl y Kornbluth es, claramente, destacar aspectos de la sociedad americana de los años 50, exagerarlos, y a través de la sátira y la mirada ingenua de un Ross que pese a todo no es demasiado inteligente, poner en solfa sus carencias y contradicciones. Como es de esperar, los paralelismos entre muchas de las situaciones que Ross ve en los planetas que visita y la actualidad son inmediatos (señal de que las cosas no cambian así como así). Por ejemplo, el matriarcado no soluciona los problemas del patriarcado, simplemente los reproduce con otros actores como protagonistas, es decir, que aquello de que el poder corrompe (y el poder absoluto corrompe absolutamente) se reproduce siempre, sea quien sea quien lo detente.

BÚSQUEDA ESTELAR despierta alguna que otra sonrisa y hace pensar sobre ciertos temas, pero como novela no es gran cosa, su propia estructura la hace un poco inconexa, y la narrativa es hija de su tiempo, plana y maquinal.

© Armando Parva, (494 palabras) Créditos