Starship, 2
PIRATA
PIRATA Mike Resnick
Título original: Starship: Pirate
Año de publicación: 2006
Editorial: Timun Mas
Colección: ---
Traducción: Joan Josep Mussarra
Edición: 2011
Páginas: 350
ISBN:
Precio: 17 EUR
Comentarios de: Armando Parva

Esta es la segunda novela de la serie Starship, en la primera, MOTÍN, se nos presentaba a Wilson Cole, el típico genio indisciplinado con una increíble buena suerte que le permite salir con bien de cualquier incidente. Un personaje típicamente adolescente que refleja la rebeldía de esa etapa de la vida. La novela, sin embargo, tiene un ritmo trepidante y se lee de un tirón. Pura space-opera.

PIRATA sigue esa línea y nos muestra a un Wilson Cole convertido en pirata espacial al mando de la vieja nave de combate Theodore Roosevelt. Harto ya de ser mandado por incompetentes, decide montar su propio negocio de intercambio de mercancía, con la particularidad de que no compra, roba, para vender a buen precio, siempre que sea posible. Pero como tiene un alto sentido de la ética, Cole no robará a cualquiera, solo a aquellos que él mismo considere que no han obtenido esas mercancías de forma ética. Un émulo de Robin Hood en el espacio.

Aunque la novela sigue con su tono ligero y un ritmo vibrante, los problemas a los que se enfrentará Cole y su tripulación son muy distintos. Mientras estaba en la flota todo el aspecto logístico se lo tenían resuelto, pero ahora descubre que mantener funcionando la Theodore Roosevelt, no es precisamente barato, y como no puede acudir a los canales legales de suministro, se ve envuelto en negocios con gentes de mal vivir. Entre eso, y que está en la lista de los más buscados de la galaxia, su vida no es nada fácil.

Este tipo de novelas son simple entretenimiento. No hay que buscarles más. Sigue esquemas sencillos y lineales, sin exigir el menor esfuerzo. Es más, está pensada para hacer que el lector se sumerja en la acción y se olvide de todo lo demás, la típica novela de evasión. No hay muchos detalles sobre las tecnologías utilizadas, todo se basa en los personajes, que si bien están suficientemente perfilados, pecan de estereotipados y apenas tienen profundidad psicológica. Como es habitual en este tipo de novelas, con un simple buscar y reemplazar, esta historia podría haberse colocado fácilmente en el Caribe, del siglo XVIII.

Pese a eso, Cole ya no es el rebelde de MOTÍN, sigue siendo brillante, por supuesto, pero se enfrenta a dilemas materiales y morales diferentes. Nada demasiado complejo, el principal es el mencionado de a quien robar las mercancías, por definición a militares y otros piratas. Lo tienen fácil porque la Teddy Roosevelt, sigue siendo una nave de combate y ellos una tripulación altamente entrenada, lo que les da una buena ventaja.

En cierto modo PIRATA se configura como una novela de aprendizaje. Cole y los suyos llegan desde el estricto reglamentismo militar (aunque ya se vio en MOTÍN que no era algo que preocupara demasiado a nuestro héroe), así que la anárquica vida de pirata y sus dificultades se les hace algo complicada. Nada que no puedan superar, bastan unas cuantas charlas para ubicarse respecto a que, como y a quien deben afectar con sus actividades corsarias y adelante.

Pero no hay que preocuparse, sigue siendo una novela de aventuras y los dilemas filosóficos de Cole y los suyos están justo a ese nivel, sin embargo, hace que PIRATA sea algo mejor que MOTÍN, pero insisto, no hay que esperar más de lo que hay. El libro es divertido y, al menos a mi, me ha bastado con eso.

Para un rato entretenido.

© Armando Parva, (574 palabras) Créditos