LA LOCA HISTORIA DE LAS GALAXIAS
LA LOCA HISTORIA DE LAS GALAXIAS EE. UU., 1987
Título original: Spaceballs
Dirección: Mel Brooks
Guión: Mel Brooks, Thomas Meehan y Ronny Graham
Producción: Mel Brooks
Música: John Morris
Fotografía: Nick McLean
Duración: 96 min. min.
IMDb:
Reparto: Mel Brooks (Presidente Skroob / Yogurt); John Candy (Barf); Rick Moranis (Casco negro); Bill Pullman (Lone Starr); Daphne Zuniga (Princesa Vespa); Dick Van Patten (Rey Roland); George Wyner (Coronel Sandurz); Michael Winslow (Técnico de radar); John Hurt); (John Hurt); Sal Viscuso (Operador de radio); Ronny Graham (Ministro);
Comentarios de: Félix Capitán

¿De qué se trata?

¡Los malvados astropelotas están a punto de tocarle las pelotas al buen planeta Druidia! ¡Y robarles todo su aire! Es lo que tienen las Revoluciones Industriales, que generan contaminación, y después hay que usar todos los chiches bélicos fabricados por las Revoluciones Industriales para atacar a planetas más inocentes, más descontaminados y más desarmados. El plan es arreglárselas para secuestrar a la princesa Vespa, y chantajear a su padre el rey para que entregue la combinación de la burbuja que protege la atmósfera del planeta (sobre cómo pensaban secuestrar a la princesa Vespa en primer lugar si no podían acceder al planeta, misterio misterioso de los misterios aquí). Mientras tanto, la princesa Vespa, que es Daphne Zúñiga cuando estaba buena, está a punto de casarse con el príncipe Valium, que por exigencias del guión es el único príncipe disponible en las cercanías a pesar de que... bueno... hace honor a su nombre, digámoslo así. Pero la princesa que quería vivir sale arrancando a todo escape, y en vez de esconderse por ahí, tiene la mala idea de salirse del planeta. La ocasión que el malvado Dark Helmet y su banda estaba esperando, por supuesto. De manera que los villanescos astropelotas van tras la princesa Vespa, y la consiguen a-punto-de-capturar. ¿Está todo perdido? ¡Oh, no! Porque el rey contrata a Lone Starr para rescatar a la princesa. Olvidándose de que las princesas caprichositas se enamoran de los rufianes que es un encanto. La lucha entre Dark Helmet y Lone Starr por la princesa ha comenzado, y también el descojone generalizado de Mel Brooks contra STAR WARS y todo lo que se le relacione o parezca.

El espíritu de los tiempos

Mel Brooks era hot en los 1970, con parodias directo a la mandíbula como LOCURAS EN EL OESTE (against Western), EL JOVENCITO FRANKENSTEIN (sentándose en los monstruos de la Universal), LA ÚLTIMA LOCURA DE MEL BROOKS (su comentario sobre el cine mudo), LAS ANGUSTIAS DEL DOCTOR MEL BROOKS (take that Hitchcock) y LA LOCA HISTORIA DEL MUNDO (su versión sobre las Biblical y Epic Movies). Y de pronto, algo sucedió. Quizás fue el relativo fracaso de taquilla de LA LOCA HISTORIA DEL MUNDO. Quizás fue el agotamiento de su fórmula o su manera de hacer parodias, que a veces peca de un tanto repetitiva. Quizás fue que no encontró su camino a través de los 1980, en donde todo se hizo imagen y MTV, y el humorismo mismo cambió, se hizo menos clásico y más gamberro (y por qué no decirlo, hacer humor paródico para adolescentes cuyos sesos estaban sorbidos por MTV que pensaban que la Historia Universal había principiado en 1981, era una manera segura de que nadie en la audiencia entendiera los chistes). El caso es que desde los 1980 que Mel Brooks ha andado un poco a las patadas. Ha seguido siendo el mismo de siempre... sólo que no exactamente el mismo de siempre. Después rodaría LAS LOCAS AVENTURAS DE ROBIN HOOD y DRÁCULA: MUERTO PERO FELIZ, dos comedias estimables y bastante subestimadas por la audiencia, pero que admitámoslo, no tienen el brillo de las originales. Entre medio rodó SPACEBALLS, que es su parodia de la ciencia-ficción en general, y claro, de STAR WARS en particular. Pobre Mel. Un cineasta que no será la crema de la crema de los humoristas fílmicos, pero que nos ha dado tantas buenas horas de carcajadas, se merecía un destino mejor.

¿Por qué verla?

:: ¿STAR WARS tamizada por el filtro implacable de Mel Brooks? La reacción puede ser variada. Algunos lo pueden encontrar una majamama incomprensible y muy poco graciosa. Otros en cambio pueden aplaudirla hasta despellejarse las manos. El caso es que puesto a parodiar STAR WARS, Mel Brooks no se corta en ir a la médula. Su argumento en realidad trae a primera escena todo lo que George Lucas había tratado cuidadosamente de ocultar, para dar la idea de que lo suyo era nuevo u original. ¿Había una princesa en STAR WARS? Pues le damos un castillo, faltaba más (y EL castillo, el de Neuschwanstein nada menos). ¿Todo es grandioso o apoteósico? Entonces abrimos la peli con una secuencia de 90 segundos mostrando TODA la nave. ¿El mejor amigo del prota es un felpudo con patas? Entonces ponemos a un perro que habla, y asunto arreglado. A la larga, esta peli es una eficaz y mortífera deconstrucción de todos los códigos de género de STAR WARS, mostrándonos de manera implacable de dónde salieron todas y cada una de las ideas de George Lucas. Lo interesante del caso es que, leyenda urbana dixit, George Lucas mismo estuvo muy complacido con la parodia, cuando leyó el libreto. ¿Qué otra cosa más iba a hacer? ¿Demandar...? La peli también hace uso y abuso de una serie de tópicos procedentes de otras sagas, series y franquicias, incluyendo por supuesto la inevitable referencia al teletransporte de Star Trek, un cameo a lo amigo respecto de ALIEN, etcétera.

:: Quizás los mejores chistes de la peli, sean los metatextuales. Todos los referentes al mercadishing de la peli, por ejemplo. Dark Helmet jugando con muñequitos de la franquicia, después de pasada la carcajada inicial ante lo desopilante de la escena, es un profundo TOMA ESO a los fanáticos de la franquicia (de STAR WARS, que de ésta, creo que nadie es friki de ésta en particular. O del pobre Mel en general). Y qué quieren, aunque chorra y todo, a mí me gana el chiste de que van a comenzar la metamorfosis de la nave espacial, y Dark Helmet dice: ¿Listo, Kafka...?. Y la parodia alcanza lo sublime cuando los villanos arriendan la peli de SPACEBALLS... ¡¡¡ANTES DE QUE HAYA SALIDO AL CINE!!! Claro, aparte de un chiste de autorrecursividad que haría las delicias de Escher o de Borges, tenemos una escalofriante predicción de nuestro mundo del siglo XXI (¿Wolverine, lanzada a internet antes que a los cines, alguien...?).

:: Los actores están en estado de gracia. La idea de poner a Dark Helmet como un nerd canijo puede parecer un recurso demasiado obvio para hacer reír, pero cuando ese nerd canijo es Rick Moranis, la cosa no puede ser sino alabada. Un jovencísimo Bill Pullman por su parte ya era aventurero estelar mezcla de Indiana Jones con Han Solo, años antes de ser piloto de caza y presidente de Estados Unidos en INDEPENDENCE DAY (¿habrá tenido Roland Emmerich este rol de Pullman en mente, a la hora de contratarlo?). Daphne Zúñiga está muy atractiva en el rol que seguramente terminará por ser el pináculo de su carrera, antes de irse al declive en made-for-TV-movies y hacer de otra histérica más dentro del extenso elenco de histéricas de Melrose Place. Mel Brooks por su parte hace un poco lo suyo como el Presidente de Astrobola, aunque parece francamente más divertido como Yogurt. John Candy es otro de esos actores que consigue sacar adelante con dignidad lo que en esencia es un rol de mierda (el compañero perro del héroe, otra sátira demasiado obvia, salvada por un actor de fuste). Y tener al entrañable Dick Van Patten en un par de escenas como el rey de Druidia, o al chico maravillas de los ruiditos de LOCA ACADEMIA DE POLICÍA que es Michael Winslow en una escena de cameo, sólo puede hacer más magnífico lo que ya es de por sí apreciable.

:: El soundtrack, sin ser ninguna maravilla, acompaña la mar de bien a esta peli. Admitamos que hacer una parodia del gran soundtrack de John Williams para STAR WARS es una tarea en donde gentes de las más altas competencias han fracasado de manera lastimosa, y entonces tendremos a un soundtrack livianito y aventurero, que llena de lo más bien la papeleta.

Ideal para: Ver una parodia de STAR WARS que, pese a ser un tanto obvia a ratos, levanta mucho el nivel gracias al esfuerzo de los concurrentes.

© Félix Capitán, (1.308 palabras) Créditos
Publicado originalmente en Cine 9009 el 22 de marzo de 2012
CC by-nc-nd 2.0