La vieja guardia
EL FINAL DE TODAS LAS COSAS
EL FINAL DE TODAS LAS COSAS John Scalzi
Título original: The End of All Things
Año de publicación: 2015
Editorial: Minotauro
Colección: Ciencia-ficción
Traducción: Simón Saitó Navarro
Edición: 2018
Páginas: 360
ISBN:
Precio: 19,95 EUR
Comentarios de: Luis del Barrio

Por fin me hice con éste volumen que cierra la historia que Scalzi inició en LA HUMANIDAD DIVIDIDA. No se que motivos tuvo para dividir la historia en dos volúmenes, no me he puesto a investigarlo, pero lo raro es que LA HUMANIDAD DIVIDIDA se publicara en 2013 y EL FINAL DE TODAS LAS COSAS en 2015, y más raro todavía cuando LA HUMANIDAD DIVIDIDA es claramente un libro inconcluso, termina con una gran catástrofe y Scalzi nos deja con un final abierto de par en par donde no se da respuesta absolutamente a nada. Hasta las trilogías más cutres cierran algún que otro hilo, dejando el principal abierto, pero dando un poco de consistencia a las últimas páginas. En LA HUMANIDAD DIVIDIDA no ocurre así, hay un montón de explosiones y destrucción y cuando se da la vuelta a la última página, nada. En blanco.

Así que repito esta advertencia: si te has hecho con EL FINAL DE TODAS LAS COSAS y no has leído aún LA HUMANIDAD DIVIDIDA, espera a hacerte con él. De igual modo, si tienes en la pila LA HUMANIDAD DIVIDIDA y todavía no has conseguido EL FINAL DE TODAS LAS COSAS, no lo empieces. Espera a tener ambos volúmenes y leerlos de seguido como si se tratara de una única novela.

Por poner en antecedentes, LA HUMANIDAD DIVIDIDA cuenta como una misteriosa organización pone en jaque a la Unión Colonial (la humanidad dispersa por el espacio) al Cónclave (una federación de cuatrocientas especies no humanas) y a la propia Tierra, en su nuevo papel de potencia independiente de la Unión Colonial. El equipo formado por la embajadora Ode Abumwe, el teniente Harry Wilson y el agregado diplomático Hart Schmidt, además de varios secundarios prescindibles, tenía la misión de investigar esos misteriosos sucesos. Aunque no reúnen demasiada información, si consiguen abortar unas cuantas maniobras de la misteriosa organización, aunque no impedir la espectacular destrucción del más importante espaciopuerto terrestre (un ascensor espacial), y ahí es donde se acabó bruscamente el libro.

EL FINAL DE TODAS LAS COSAS, resta protagonismo al trío mencionado, puesto que aunque también sigue la misma estructura, es decir, varios relatos encadenados, aporta puntos de vista diferentes sobre el progreso de la situación.

Está dividida en cuatro partes, y arranca con el relato LA VIDA DE LA MENTE, donde nos encontramos al piloto Rafe Daquin, o más bien a su cerebro, a los mandos de la Chandler, una vieja fragata vendida como charrara pero reconvertida en carguero y vuelta a reconvertir en nave de combate. Scalzi no se anda con sutilezas, y nos presenta al fin a la misteriosa organización, el Equilibrio, compuesta por una serie de especies vengativas e individuos resentidos que se dedica a robar y conspirar contra alienígenas y humanos. Rafe y la tripulación de la Chandler han sido secuestrados y él convertido en un ordenador biológico, pero lo que sus captores no saben es que antes de cocinero fue fraile, de hecho programador, y había trabajado en los sistemas de las naves de la Unión, así que conoce las tripas de la Chandler mejor que nadie y la usa para sus propios propósitos.

El siguiente relato, ESTA UNIÓN HUECA, está íntegramente narrada desde el punto de vista de Hafte Sorvalh, una lalan (una de las centenares de especies del Cónclave), asistente del general Tarsem Gau, fundador y líder del Cónclave. Un giro narrativo porque hasta ahora Scalzi prácticamente no había dado voz a los alienígenas ni expuesto su punto de vista. Ahora pone al descubierto todas las intrigas y conspiraciones en el corazón de la organización más grande del universo conocido, y las consecuencias que las maniobras del Equilibrio y los esfuerzos diplomáticos de la Unión y la Tierra tienen sobre el frágil equilibrio que mantiene el Cónclave unido.

La tercera parte, PUEDE PERDURAR EN EL TIEMPO, Scalzi recupera lo que nos enganchó a esta serie, a las tropas de las Fuerzas de Defensa Coloniales repartiendo estopa a derecha e izquierda, aunque en esta ocasión las misiones son poco gratificantes. Los planetas de la Unión Colonial se rebelan contra ésta, por un lado a causa de la mano dura que siempre ha demostrado en sus relaciones con ellos, y por otro a causa de las noticias falsas que vienen de mano del Equilibrio que paradójicamente, lo que quiere es desequilibrar a la Unión. Scalzi también aprovecha para ponerse filosófico y poner en boca de oficiales y soldados sesudas reflexiones acerca de cómo la Unión Colonial ha gobernado a la humanidad desperdigada por el universo. Las conclusiones no son demasiado benévolas.

Finalmente, en SOBREVIVIR O MORIR se culminan todas las maniobras políticas, conspiraciones e intrigas. Sin embargo no todo queda como estaba. El Cónclave, aunque prevalece, debe hacer frente a grandes tensiones internas, así como la Unión Colonial, que deberá reinventarse a si misma. La Tierra, con miles de años de experiencia en eso del todos contra todos, se conforma con sobrevivir por los pelos. En este relato a Scalzi se le nota ya cansado de la historia. Mientras que en ESTA UNIÓN HUECA dedica páginas y páginas a las fintas políticas, y en PUEDE PERDURAR EN EL TIEMPO disfruta de nuevo con los tiros y las explosiones, esta última parte acaba despachada en unas pocas páginas, a modo de resumen de prensa.

Como en todas sus novelas, Scalzi se muestra expeditivo, tanto a nivel de estilo como con las soluciones que adoptan sus protagonistas, incluso en los más enrevesados conflictos políticos, la línea recta parece que es el camino a tomar. De hecho, se hace un tanto repetitivo que en las sucesivas conferencias que se mantienen, unos y otros no hagan más que repetirse que serán directos, sinceros y hasta insensibles en sus palabras.

No hay duda que para la space-opera que cultiva Scalzi es lo mejor, sobre todo si la acción transcurre a toda velocidad y no hay lugar para la duda. Sin embargo, se toma la molestia de introducir en la trama cuestiones muy del momento, como el advenimiento de los neo nacionalismos o la manipulación de la opinión pública mediante noticias falsas (alias, fake news) o el inmenso daño que pueden hacer pequeños grupos bien organizados si saben que atacar y como atacarlo.

De momento este es el último libro dedicado a la Vieja Guardia, no se si tiene en mente continuarla en el futuro o se centrará en sus otras series, como Lock-In o Interdependencia.

© Luis del Barrio, (1.073 palabras) Créditos