EN UN VACIO INSONDABLE
EN UN VACIO INSONDABLE Juan Miguel Aguilera
Título original: ---
Año de publicación: 1994
Editorial: La Calle de la Costa
Colección: La espada y el reloj, nº 2
Traducción: ---
Edición: 1994
Páginas: 104
ISBN:
Precio: Descatalogado

Hasta donde yo se, esta fue la última novela que escribieron Juan Miguel Aguilera y Javier Redal encuadrada en el universo del Cúmulo Globular de Akasa-Puspa, una de mas mejores creaciones de la ciencia-ficción española. Al menos desde el punto de vista cronológico. Hay más relatos ubicados en ese universo así que no es imposible que haya más ambientados en un tiempo posterior.

Lo cierto es que es un poco difícil hacer una bibliografía de las novelas y relatos encuadrados en este universo, pero por orientar un poco, y más o menos en orden de lectura, esta debería ser: NÉMESIS, que sin embargo se ambienta en un pasado remoto y en la Tierra, y donde se nos sugiere de forma más o menos velada el origen de ciertas razas futuras. Le siguen dos antologías que se definen por si mismas: MÁS ALLÁ DE NÉMESIS y ANTES DE AKASA-PUSPA. Luego vienen las dos obras clásicas: MUNDOS EN EL ABISMO e HIJOS DE LA ETERNIDAD, que dieron carta de naturaleza a esta saga, también conocidas en su edición conjunta como MUNDOS EN LA ETERNIDAD, y por último, esta EN UN VACÍO INSONDABLE, además de un libro de ensayos titulado AKASA-PUSPA donde diversos autores y estudiosos dan su visión sobre esta saga.

Por poner un poco al día a quien ignore todo respecto a esta saga, Akasa-Puspa es un cúmulo globular en el que la cercanía entre estrellas hace que los viajes interestelares no sean excesivamente largos y aburridos. La aparición y caída de civilizaciones ha sido casi constante desde que se recuerda, y los restos de antiguas tecnologías, como los ascensores espaciales, abundan a lo largo del cúmulo. En el punto en el que MUNDOS EN EL ABISMO nos presenta este universo el Imperio está en plena decadencia, descomponiéndose a marchas forzadas, de sus cenizas ha surgido, por un lado la Utsarpini, una pujante sociedad de corte militarista, y por otro, la Hermandad, una implacable organización religiosa, con la que tiene sus más y sus menos. Vagando por el espacio están los colmeneros, unos sorprendentes alienígenas de origen desconocido, si bien resultan ser gente pacífica y dedicada a sus propios asuntos. Como amenaza general, para todo el mundo sin excepción, tenemos a los angriff, unos alienígenas de terrible aspecto asentados en sus propios planetas y con ansias infinitas de expansión. Son, literalmente, máquinas de matar, y toda su civilización se basa en eso. En alguno de los libros se da cuenta de su origen y la causa de su existencia.

Por último, están las Máquinas, estas todavía no han llegado al cúmulo pero las noticias corren rápidas: su único objetivo es expandirse por todo el Universo y acabar con cualquier signo de vida.

Así las cosas, EN UN VACÍO INSONDABLE cuenta como un extraño objeto, un disco de extraordinario tamaño, llega al cúmulo. Los humanos llevan mucho tiempo estudiándolo, y envían una nave gigantesca, la Conrad Lorenz, a encontrarse con el artefacto. Pero justo cuando se prepara el encuentro, el planeta donde está situada la base de investigación es invadido por los angriff que, tras exterminar a casi todos los humanos, y alguna que otra discrepancia interna, también se hacen con la Conrad Lorenz y continúan la labor investigadora llevando consigo al que era el jefe científico de la base y uno de los mercenario de la Utsarpini que custodiaba la nave.

Como era de esperar, los angriffs se muestran sanguinariamente curiosos, el científico despreocupadamente curioso, y el mercenario coléricamente furioso. Finalmente acaban haciendo unos cuantos descubrimientos que dejarán atónitos hasta a los angriff más descreídos y se responderán a algunas de las preguntas que se habían planteado en anteriores novelas y relatos.

La narración es ágil, en el arranque, el estilo quizá se haga un tanto áspero, pero cuando la historia empieza a fluir esto se olvida. Hablando de fluir, el irascible carácter de los angriff hace que el relato sea un festival de tajos, degollinas y mutilaciones, así que las almas sensibles, cuidado.

En poco más de cien páginas se muestran los caracteres y ambiciones de cada uno de los personajes, y se les envía a un viaje. Literalmente, al fin del mundo, además de desgranar las interioridades de la política angriff y los Grandes Planes de otras razas que pasan por allí. Se lee bien y rápido, aunque hay varias explicaciones sobre la mecánica cuántica y la naturaleza del espacio tiempo no se hacen pesadas, aunque algún pasaje donde se presentan a nuevos habitantes del Universo se hace un tanto críptico.

Hay, sin embargo, cuestiones chocantes. Según las obra original (MUNDOS EN LA ETERNIDAD) Los angriff pueden nacer carnívoros e inteligentes (además de un tanto irritables) o herbívoros y no muy listos (total, se los van a comer los carnívoros), pero en esta novela hay herbívoros de una inteligencia superior incluso a los carnívoros. Supongo que en alguno de los relatos de las antologías citadas se da razón de este cambio de modelo. Aunque también puede ser un fallo de mi memoria. Total, MUNDOS EN EL ABISMO e HIJOS DE LA ETERNIDAD me las leí hace más de veinte años.

En cualquier caso eso no quita méritos a la novela. Si aún no conoces Akasa-Puspa, y puedes hacerte con la saga completa, no lo dudes. Es más que recomendable.

© Francisco José Súñer Iglesias, (886 palabras) Créditos