EL SUPLANTADOR
EL SUPLANTADOR EE. UU., 1967
Título original: Star Trek TOS: The Changeling
Dirección: Marc Daniels
Guión: John Meredyth Lucas
Producción: Gene Roddenberry y Gene L. Coon
Música: Alexander Courage y Fred Steiner
Fotografía: Jerry Finnerman
Duración: 50 min.
IMDb:
Reparto: William Shatner (Kirk); Leonard Nimoy (Spock); Deforest Kelley (McCoy); James Doohan (Scott); Nichelle Nichols (Uhura); George Takei (Sulu); Majel Barrett (Chapel); Arnold Lessing (teniente Carlisle); Barbara Gates (oficial astroquímico)
Temporada: 2, Episodio: 03

Sinopsis

Fecha estelar 3451.9. Mientras investiga la destrucción del sistema maluriano, la Enterprise es atacada por un objeto extraño. Tras establecer comunicación con sus supuestos tripulantes, Kirk decide transportarlo a bordo, pues se trata de un artefacto de pequeño tamaño pero gran densidad. Una vez en la nave, nuestros héroes descubren que es una sonda robotizada que dice llamarse Nómada, la cual identifica al capitán como su creador. Es evidente que esa máquina es la responsable de la destrucción de toda vida inteligente en esa zona de la galaxia, y Kirk decide seguirle la corriente a la misteriosa inteligencia artificial, en un intento de ganar tiempo y encontrar un modo de combatirla.

Kirk, Spock y un dilema
Kirk, Spock y un dilema

EL SUPLANTADOR es uno de los episodios cuyo argumento sirvió, en parte, para crear el de STAR TREK: LA PELÍCULA. V´ger tiene mucho de Nómada y, en cierto modo, la fabulosa inteligencia artificial del primer largometraje de la franquicia es una versión, corregida y muy aumentada, de la sonda de este capítulo.

La tripulación de la Enterprise se enfrenta a un terror tecnológico sin precedentes, una máquina que, a pesar de su pequeño tamaño, posee un potencial destructor increíble y está dirigida por una fría inteligencia dispuesta a llevar adelante su programación hasta sus últimas consecuencias. No obstante, Nómada ha identificado erróneamente al capitán James Kirk con su creador, el doctor Jackson Roykirk, y a esta leve esperanza se agarra Jim como a un clavo ardiendo. En cierto modo, el artefacto adopta un comportamiento casi humano, y muestra hacia Kirk una devoción casi religiosa. Mientras Nómada asuma que él es su creador, el capitán podrá controlarla y buscar una forma de librarse de ella.

Nómada informa a Kirk del cumplimiento de su misión, que parece consistir en la eliminación de formas de vida imperfectas. También se refiere en varias ocasiones a su fusión con el otro, lo que deja no poco perplejos a nuestros héroes. Spock investiga en los archivos históricos de la computadora y descubre que el diseño de la Nómada original era muy diferente, así como su programación. Si quieren saber más sobre la sonda tendrán que preguntar a esta. Ahora bien, hacerlo implicaría revelar a Nómada la verdad, con el peligro que ello entrañaría. Por tanto, Kirk ordena a Spock que se una mentalmente a Nómada. La escena de la fusión mental entre el vulcaniano y la sonda es inquietante y muy efectiva, pero también la pifia más notable del episodio, porque esa máquina no es un ser vivo, por lo que carece de mente tal como la concebimos. La fusión mental entre Spock y Nómada debería ser imposible. Claro que hay otra forma de considerarlo. ¿Es Nómada algo más que una máquina muy avanzada?

El caso es que la experiencia provoca un shock al primer oficial, quien, tras recuperarse, informa al capitán de la verdadera naturaleza de Nómada. Según cuenta Spock, la sonda original lanzada desde la Tierra sufrió un accidente que le causó graves desperfectos. Pero poco después se encontró con una sonda alienígena y, de alguna manera que sólo podemos imaginar, ambas máquinas se fusionaron y repararon. El artefacto extraterrestre estaba programado para esterilizar las muestras que recogiera, y la combinación de ambas programaciones, parcialmente dañadas, dio como resultado una nueva: la de eliminar toda forma de vida imperfecta.

El capitán y toda la tripulación quedan espantados ante la naturaleza de tal misión. Hay que detener a ese engendro mecánico, pero ¿cómo hacerlo? Parece invulnerable y su potencia de fuego es igual a la de diez torpedos fotónicos juntos. Kirk sabe que es cuestión de tiempo que Nómada concluya que las unidades de carbono que pueblan la Enterprise son prescindibles. Pero las cosas se precipitan cuando Kirk comete el error de revelarle a Nómada, que está haciendo cambios en el sistema de propulsión de la nave, que él no es su creador, y que además es una imperfecta unidad de carbono. El frágil control que tenía sobre la máquina se esfuma y todo parece perdido. Mas entonces, estimulado por la desesperación, Kirk recurre a su innata habilidad para destruir artilugios mecánicos, y utilizando en contra suya su propia lógica mecánica, induce a Nómada a suicidarse. Al final de esta misma temporada, en el episodio EL MEJOR ORDENADOR, Jim recurrirá a la misma maniobra para deshacerse del siniestro M-5.

El pasaje más impactante del capítulo es el de la resurrección de Scotty. El ingeniero jefe resulta muerto al tratar de defender a Uhura de la especie de sondeo mental al que es sometida por Nómada. Sin embargo, y para sorpresa de todos, la endiablada máquina pregunta al creador, o sea, a Kirk, si quiere que repare la unidad Scott, a lo que el capitán, ante la insistencia de McCoy, accede. En cuanto a Uhura, Nómada le ha extraído prácticamente todos los conocimientos del cerebro, dejándola incluso peor que una niña pequeña. La sonda dice que no puede actuar con esa unidad como con Scott, y la explicación que da de ello es bastante lógica. Puesto que no se ha producido daño cerebral alguno, Uhura puede ser reeducada en relativamente poco tiempo, tarea que McCoy encarga a la muy competente Christine Chapel.

Las ya clásicas puyas entre Spock y Bones alcanzan una nueva dimensión gracias a la siniestra máquina. Para Nómada, el primer oficial es una unidad lógica y bien ordenada, mientras define al doctor como una unidad caótica que no funciona correctamente, lo que divierte al vulcaniano e irrita al galeno. Bones se deja llevar por su temperamento en los momentos menos oportunos, y está a punto de meter la pata un par de veces. Por suerte, Nómada se interesa más por Kirk y por otros miembros de la tripulación, y parece no fijarse en el protestón de McCoy.

Como era habitual en TOS, el diseño de producción no está a la altura del argumento. La siniestra sonda no es más que una especie de lata de sección cuadrangular, con una pieza a modo de cabeza, que se movía gracias a un fino cable que la arrastraba por el plató, y que tenía que ser enfocada por la cámara con mucho cuidado, para que el mencionado cable no se viera. A pesar de esto, el efecto está muy bien logrado, y da la impresión de que Nómada flota en el aire realmente. La parte superior de la sonda sería aprovechada posteriormente, en concreto en el episodio EL INCIDENTE DEL ENTERPRISE.

El título del episodio procede de una antigua leyenda terrestre que Kirk le explica a Spock, según la cual las hadas robaban los hijos de los humanos y los sustituían por los suyos, que así eran criados como niños normales. Algo parecido ha hecho Tan-Ru al fusionarse con Nómada y alterar su programación. De hecho, la traducción literal del título inglés del episodio es EL HIJO CAMBIADO.

La tripulación de la Enterprise se enfrenta a un temible precedente de V´Ger, en un episodio clásico que posee todos los ingredientes de la mejor Star Trek. Disfrutadlo.

© Antonio Quintana Carrandi,
(1.054 palabras) Créditos