TERRA NOVA 1
TERRA NOVA 1 Mariano Villarreal
Título original: ---
Año de publicación: 2012
Editorial: Sportula
Colección: ---
Traducción: ---
Edición: 2012
ISBN:
Precio: 16 EUR
Comentarios de: Luis del Barrio

Tenía noticia de esta antología desde hacía ya algún tiempo, en realidad es una serie de antologías, que yo sepa, con continuaciones en 2013 y 2014. A mi nunca me han llamado la atención este tipo de libros, excepto alguna que otra recopilación de relatos presentados a algún concurso, el leer de un tirón y de seguido varios relatos de distintos autores no me resulta atractivo, demasiada irregularidad. Por eso tampoco he sido nunca mucho de revistas.

De esta me ha atraído la presencia de algunos autores de moda, como Ken Liu o Ted Chiang, de los que no había leído nada aún, y me daba pereza empezar por una novela, y me echaba para atrás el pelma (si, es un señor que se puede poner especialmente espeso) de Ian Watson. Finalmente decidí hacerme con ella, y estas han sido mis impresiones.

EL ZOO DE PAPEL, de Ken Liu. No se porqué cada vez que leo un relato cargado de emotividad con protagonistas chinos se me viene a la mente LA BUENA TIERRA, de Pearl S. Buck, y CHINA MONTAÑA ZHANG, de Maureen F. McHugh. Además, en los tres casos se habla del desarraigo y relaciones familiares complicadas. No se si es una constante en el imaginario chino (Pearl S. Buck no lo era, pero casi) o casualidad. En cualquier caso, uno estupendo relato, aunque es más relato costumbrista que fantástico.

DIERDRE, de Lola Robles. El planteamiento en general es muy interesante, por un lado se da carta de naturaleza a la fantasía definitiva amor (y lo que sea) a la carta, mediante la construcción de androides especialmente programados para amar a su dueño, en este caso dueña y lesbiana, y por otro se plantea el dilema moral, un tanto forzado, para mi gusto, de si es ético forzar el amor, aunque sea por parte de una máquina.

RECUERDOS DE UN PAÍS ZOMBI, de Erick J. Mota. Este relato me ha recordado automáticamente una vieja película también cubana: VAMPIROS EN LA HABANA, que medio en serio medio en broma, era una alegoría de lo que suponía la vida en la Cuba de la época. Este relato recupera ese espíritu atacando de forma incisiva los regímenes comunistas a partir de un supuesto Apocalipsis zombi, y todo aliñado con un inconfundible y sabroso condimento caribeño.

ENCIENDE UNA VELA SOLITARIA, de Víctor Conde. Sin duda el relato menos afortunado de la antología. Farragoso, plomizo, por momentos ininteligible. Se supone que es una crítica a las redes sociales, pero Víctor Conde no es capaz de transmitir el concepto que tiene de ellas de una forma coherente. No se si llamarlo experimentalismo, pero como se ha dicho siempre, los experimentos en casa y con gaseosa.

CUERPOS, de Juanfran Jiménez. La prosa de éste autor es impecable, si bien el argumento se hace un poco repetitivo, por cuanto el tema de los cambios de cuerpo está ya bastante trillado. Sin embargo, y paradójicamente, al no tener excesivas pretensiones ni querer transcender más allá de hacer pasar un rato entretenido, deja buen sabor de boca.

UN DÍA SIN PAPÁ, de Ian Watson. El tema del relato es bastante peliagudo para los que ya vamos teniendo una edad: ¿Qué hacer cuando tus padres dependan de ti? ¿Te quedarás sin vida propia cuando tengas que cuidarlos? ¿Es justa compensación por lo que hicieron por ti en tu niñez? Aunque el relato no hable exactamente del cuidado físico del padre, si plantea las mismas problemáticas que supone acoger a alguien extraño en tu propia casa y cambiar hábitos, costumbres... ¡y hasta de forma de pensar!

MEMORIA, de Teresa P. Mira de Echevarría. Me desconcierta mucho, la deriva en los argumentos. Eso de que te empiecen a contar una cosa, para finalmente acabar con algo que no tiene nada que ver no me hace ni pizca de gracia. La historia empieza en pleno conflicto entre los colonizadores terrestres de Marte y los nativos marcianos, dispuestos a recuperar su planeta, más en la línea de CRÓNICAS MARCIANAS que de las aventuras de John Carter para acabar derivando en una historia romántica entre un humano y un marciano. Hay a quien le gustan los giros de argumento y las sorpresas finales, a mi me da la impresión de que el autor (autora, en esta caso) no tiene muy claro que quiere contar.

EL CICLO DE VIDA DE LOS OBJETOS DE SOFTWARE, de Ted Chiang. En si el relato me ha dejado un tanto frío. Hay que reconocerle a Chiang un gran conocimiento sobre la informática, pero también que no tienen demasiada gracia a la hora de contarlo. Tenía unas expectativas muy altas visto el aura de genio que le precede, lo cierto es que no había leído nade de él, lo más cerca que he estado ha sido al ver LA LLEGADA, y me esperaba otra cosa. El relato está bien, profundiza en la inteligencia artificial, los mundos virtuales y la obsolescencia del software, pero de una forma, creo, tan impersonal, que no me ha terminado de llegar.

Como ya he comentado, hacía mucho que no leía una antología, y la verdad es que me ha costado un poco, saltar de un relato casi genial a otro que no es tan bueno hace que, leído éste, abordar el siguiente sea un poco como un ejercicio de fe, No digo que haya relatos malos, bueno, casi no los hay, pero si que se hace bastante irregular. Supongo que es algo propio de este tipo de recopilaciones, que al final hay de todo, y supongo también que el problema no es tanto del seleccionador, que ha elegido los relatos que mejor le han parecido, como de cada uno de los lectores que también tienen sus gustos particulares, pero en general, el volumen ha merecido la pena, y aunque no es una cuestión que me quite el sueño, puede que intente echar un ojo a las dos secuelas de esta iniciativa.

© Luis del Barrio, (985 palabras) Créditos