CORTOCIRCUITO
CORTOCIRCUITO EE. UU., 1986
Título original: Short Circuit
Dirección: John Badham
Guión: Brent Maddock y S. S. Wilson
Producción: David Foster, Gary Foster y Lawrence Truman (Truman/Foster Company) para 20th Century Fox
Música: David Shire
Fotografía: Nick McLean
Duración: 98 min.
IMDb:
Reparto: Ally Sheedy (Stephanie); Steve Guttemberg (Newton Crosby); Fisher Stevens (Ben Jabituya); Austin Pendleton (Howard Marner); G. W. Bailey (Skoeder); Tim Blaney (Voz de nº 5 en inglés)

Sinopsis

La empresa Nova Robotics ofrece al ejército una demostración de un robot de combate. Tras la exhibición, una tormenta eléctrica afecta el programa de una de las unidades, que, desorientada, abandona la base militar y acaba en casa de una joven, que le confunde con un ser de otro mundo. Científicos y militares se lanzan a la búsqueda de Nº 5, entre ellos su creador, el doctor Newton Crosby, que no está muy de acuerdo con el empleo militar de su invento. Una vez localizado el robot, Crosby descubre que, de alguna forma, la descarga eléctrica ha alterado el programa primigenio de Nº 5, convirtiéndole en un ser consciente de su existencia.

CORTOCIRCUITO podría haber supuesto el relanzamiento de la figura del robot en el cine, pero no fue así, quedándose tan sólo en una insulsa comedia de ciencia-ficción, perfecta no obstante para pasar el rato. Desde una perspectiva igualmente fabuladora, pero con algo más de ironía y una considerable mala uva, la película de John Badham pudo haber devenido en un pequeño clásico. Por desgracia, el director y los guionistas prefirieron plegarse a la sacrosanta comercialidad, pergeñando una cinta tan divertida como intrascendente, que se mueve por los trillados senderos del humor grueso. Una pena, porque el material de fondo era muy bueno.

Fábula sobre un robot que, debido a un accidente, toma constancia de que esta vivo, CORTOCIRCUITO ofrece una colección de gags de indudable comicidad, pero bastante infantiles. No obstante, hay que decir en favor de Badham y los guionistas que la productora tenía claro desde un principio lo que quería: una cinta entretenida y muy comercial. Y en ese aspecto la película funcionó estupendamente, ya que fue muy bien acogida por el público, sobre todo por el adolescente. Esto determinó que dos años después se estrenara CORTOCIRCUITO 2 (SHORT CIRCUIT 2, Kenneth Johnson, 1988), nuevas aventuras del Nº 5 que fueron recibidas con bastante tibieza, lo que decidió a la Truman/Foster Company a dar carpetazo a la saga fílmica que tenían en mente.

Cinta divertida y muy palomitera, ideal para ver una tarde lluviosa, CORTOCIRCUITO no aporta absolutamente nada al género robótico, y su única razón de ser fue hacer dinero en taquilla. Una lástima porque, con un tratamiento más profundo y digno, hubiera sido una gran comedia de ciencia-ficción.

© Antonio Quintana Carrandi, (387 palabras) Créditos