Southern Reach, 1
ANIQUILACIÓN
ANIQUILACIÓN Jeff VanderMeer
Título original: Annihilation
Año de publicación: 2014
Editorial: Destino
Colección: Áncora y delfín
Traducción: Isabel Margelí Bailo
Edición: 2014
Páginas: 236
ISBN:
Precio: 18 EUR
Comentarios de: Alfonso Merelo

Jeff VanderMeer es uno de los escritores más pujantes en el panorama literario del fantástico estadounidense. Este profesor de literatura creativa ha dado en el clavo de la aceptación popular con su trilogía titulada genéricamente Southern Reach de la que comentamos su primera parte, la que lleva por título ANIQUILACIÓN. Además de ésta, la saga se completa con las novelas AUTORIDAD y ACEPTACIÓN. VanderMeer, antes de este rotundo éxito, había publicado las novelas DRADIN, IN LOVE (1996), VENISS UNDERGROUND, (2003), SHRIEK: AN AFTERWORD, o PREDATOR SOUTH CHINA SEAS (2008). Además cuenta ya en el mercado con varias antologías lo que da una idea de que su producción ha sido amplia. Tiene reconocidos tres premios World Fantasy Award, nominaciones para el Nébula y el Hugo y un premio Hugo por un ensayo titulado Wonderbook.

La novela que nos ocupa, ANIQUILACIÓN, parte de una premisa muy interesante, aunque no por ello original: en la Tierra aparece, sin explicación ninguna, en un lugar del continente americano una denominada Área X que se diferencia en sus propiedades físicas y de entorno del resto del mundo. Esta posibilidad había sido ya explorada por el maestro Ángel Torres Quesada[a en otra trilogía llamada genéricamente Trilogía de las Islas. Por otra parte DARWINIA de R. C. Wilson. Sin embargo, y como me confesó el mismo Ángel Torres, él concibió sus novelas partiendo de un tebeo de Superman que había leído de joven. En él aparecía una tierra extraterrestre cerca de Smallville y el héroe debía de averiguar cual era su significado.

El escenario es similar al de la ciencia-ficción de artefacto, en el que por regla general se investiga un supuesto ingenio extraterrestre, o celestial si me apuran. El mejor ejemplo de este tipo de ciencia-ficción sería la novela PÓRTICO, Frederick Pohl, en la que los prospectores terrestres examinan una gigantesca base espacial, naturalmente no humana, de la que parten naves automáticas hacia lo desconocido. Si no la han leído aún se la recomiendo fervientemente. Como decía, antes de este excurso que ruego perdonen, la aparición de ese área desconocida lleva a las autoridades a enviar una serie de expediciones exploratorias. Cada una de ellas acaba de diferente manera, pero ninguna bien. Los expedicionarios vuelven locos, o desaparecen, o no son los mismos. Toda una serie de calamidades que indica que el permanecer en el área es muy peligroso para los seres humanos. Ese territorio desconocido está regulado, y protegido, por una agencia estatal denominada Souther Reach.

Cuatro mujeres, cada una experta en un campo del conocimiento, se internan en el territorio en lo que es la duodécima expedición. A través de la bióloga de la expedición, de la que no conocemos el nombre, ni el de ninguna de las demás, se nos irá narrando las vicisitudes de las expedicionarias internadas en un universo de locos. Los descubrimientos que irán haciendo son terroríficos en muchos casos: una torre que se adentra en la tierra en lugar de alzarse y que parece viva es el eje de la narración de esta parte. A través de flash-backs compartiremos las vivencias de la bióloga con su esposo, uno de los miembros de otra expedición y que volvió sin alma. Ella tratará por todos los medios de encontrar una explicación de lo ocurrido o de lo que el área significa.

La novela es una mezcolanza de géneros que incluye la ciencia-ficción y el terror como componentes básicos. El escenario de la torre es plenamente claustrofóbico y podría recordar a los escenarios de ALIEN o de ALIEN VS. PREDATOR. Muy curioso es el protagonismo de cuatro mujeres que el autor ha elegido. Hay dos de ellas que destacan por diferentes motivos: la psicóloga y la propia narradora. La psicóloga se presenta como una manipuladora sin escrúpulos que no duda en hacer lo que sea para conseguir resultados en la misión. Por otra parte, la bióloga es la más fuerte de todas. La que toma las iniciativas e intenta protegerse y proteger a las demás compañeras de la psicóloga. Comprende que ha sido enviada allí en secreto y que es plenamente prescindible. A la agencia no le importa que mueran todas si llegan a alguna conclusión o averiguan algo relevante sobre el área. La protagonista se mueve en la dualidad de querer averiguar lo que ocurre y la desesperación por ser tratada como un conejillo de indias.

Un prometedor comienzo de la trilogía que esperemos, yo lo espero, que nos ofrezca explicaciones en las próximas entregas. Al menos tenemos la seguridad que la trilogía será eso y no terminará eternizándose como otras tantas en la que los juegos, las espadas, los cuervos o los reyes parecen no tener fin.

© Alfonso Merelo, (781 palabras) Créditos
Publicado originalmente en Desde Tartessos el 1 de julio de 2015