TORMENTA SOLAR
TORMENTA SOLAR Arthur C. Clarke
Título original: Sunstorm
Año de publicación: 2005
Editorial: La Factoría de Ideas, nº 159
Colección: Solaris Ficción
Traducción: Isabel Blanco González
Edición: 2011
ISBN:
Precio: 21 EUR
Comentarios de: Enric Quilez Castro

Típica novela en colaboración del Clarke de los últimos tiempos, con un cierto sabor a los clásicos de los buenos tiempos, pero con un estilo claramente diferente.

La novela trata de una raza extraterrestre —los Primogénitos— que deciden cargarse a la Humanidad provocando una catastrófica tormenta solar y de los esfuerzos de ésta para salvar lo que se pueda del traumático evento.

A pesar de que la causa son los alienígenas, éstos apenas aparecen en la trama. Sólo se sugieren y de manera muy superficial, al igual que el mundo copia de la Tierra —Mir— al que se ve transportada al principio de los hechos una de las protagonistas. No deja de ser una subtrama muy floja que no queda muy claro qué pinta con el resto de la novela.

Tal vez los secundarios son bastante más interesantes que los personajes principales, aunque en cierta manera podría considerarse una novela coral, más que una novela con un héroe claro y destacado. Hay que remarcar la gran presencia de caracteres femeninos en la trama, tanto entre los personajes principales, como en los secundarios.

Sobre el tipo de ciencia-ficción, podríamos situarla a medio camino entre el clásico utopismo clarkiano y las novelas de ciencia-ficción dura (hard), combinada con aventuras (space opera).

Pero sobre todo es una novela de ideas, muy en la línea de Clarke, con capítulos breves que hacen que la novela sea bastante legible y que se vaya avanzando con rapidez en la trama.

En lo que respecta a las ideas, no hay grandes originalidades. Tal vez la más destacada sea el escudo solar y la manera en que es controlado y fabricado. Por otro lado, aparecen ideas muy típicas de la ciencia-ficción, como las cúpulas que protegen las ciudades. Y desde luego, ideas clásicas de Clarke: las inteligencias artificiales, las disquisiciones políticas, las naves espaciales, los chinos yendo por su lado, el mundo dividido en bloques, el ascensor espacial, la conquista de la Luna, el fanatismo religioso, etc.

Los personajes, sin llegar a ser planos, no se desarrollan tal vez todo lo que pudieran dar de sí. Tal vez porque hay muchos y en parte porque algunos de los personajes son entes, como Aristóteles o Atenea, o el mismo escudo.

Finalmente, añadir que el comentario que aparece en la portada acerca de que se trata del mismo universo en que se desarrollan los hechos de 2001 y sus secuelas es del todo falso. La única cosa que hay en común es la base Clavius de la Luna. Por lo demás, todo parecido con la realidad es pura coincidencia.

© Enric Quilez Castro, (495 palabras) Créditos
Publicado originalmente en El mundo de Yarhel el 04 de abril de 2012