MICROWORLDS
MICROWORLDS Stanislaw Lem
Título original: Microworlds: Writings on Science Fiction and Fantasy
Año de publicación: 1984
Editorial: Mariner Books
Colección: ---
Traducción: Varios traductores, del polaco, ruso y alemán al inglés
Edición: 1986
Páginas: 285
ISBN:
Precio: Descatalogado
Comentarios de: Jorge Armando Romo

La lectura de muchas de las grandes obras de Stanislaw Lem me ha llevado más años de lo esperado. Cuando me iniciaba en el género, mi profesora de bachillerato (quien no sólo fue mi profesora de Antropología e Historia Universal, sino mi profesora privada de ciencia-ficción) siempre me señalaba que existía por ahí un escritor polaco que superaba sin ningún problema a Asimov o a Clarke, algunos de los autores más famosos del género. Si bien la profesora me prestó mucha de su enorme colección dedicada a la ficción científica, para mi gran pesar jamás me soltó ningún libro de Lem.

En mi exploración a través de algunas bibliotecas con ejemplares de la agradable editorial Bruguera, pude disfrutar (aunque con cierta dificultad) mis primeras novelas de dicho autor polaco tales como DIARIOS DE LAS ESTRELLAS y LA INVESTIGACIÓN. Con el tiempo, mi aventura universitaria y los largos tiempos de traslado de la escuela a la casa me permitieron encontrar y reencontrar a Lem una y otra vez. Repentinamente, en estos tiempos me vuelvo a encontrar otra vez al autor polaco, en esta ocasión en su etapa más ensayística con esta pequeña joya que representa todo un reto para el lector del género.

MICROWORLDS (1986) es una colección de algunos de los numerosos ensayos de Lem publicados en lugares tan prestigiados como la revista Science Fiction Studies, muchos de ellos traducidos directamente del polaco al inglés por especialistas en el género como el propio Darko Suvin. Una primera recomendación es que el lector que se introduzca en esta pequeña antología debe estar acostumbrado al estilo del autor y estar preparado para atrapar algunas de las críticas más duras a la ciencia-ficción estadounidense.

En un juego con el ensayo filosófico, lingüístico, literario y científico, Lem (muy a su manera) dedica varios de sus escritos a analizar férreamente muchos de los componentes y autores del género en el mundo de habla inglesa. Con el avance de los ensayos, el lector descubre que Philip K. Dick, en palabras del autor polaco, era (hasta cierto punto) uno de los escasos escritores de ciencia-ficción estadounidense que realmente valía la pena leer gracias a novelas como UBIK, aunque también poseía novelas más comunes enraizadas en un mercado más de artesanos que de artistas como ¿SUEÑAN LOS ANDROIDES CON OVEJAS ELÉCTRICAS?.

Lem no muestra piedad alguna al tomar algunos cuentos para mostrar cómo el género ha caído en una especie de fórmula en el que escritores y fans carecen de la sofisticación que la verdadera literatura exige. Un ejemplo de ello es el clásico heinleniano TODOS VOSOTROS ZOMBIS, mismo al que Lem acusa de usar numerosas trampas para poder ser tan redondo y efectivo.

Sin embargo, no todo el género está perdido y Lem comenta que existen autores con el bagaje cultural y literario suficiente para desintoxicarse de las fórmulas del mercado y ofrecer algunas obras memorables. Libros como el mencionado UBIK de Philip K. Dick, UN MAGO DE TERRAMAR de Ursula K. Le Guin o la fantástica PÍCNIC JUNTO AL CAMINO de los hermanos Strugatsky componen una pequeña muestra de obras fantásticas y de ciencia-ficción que realmente valen la pena ser leídas con atención. Lem frecuentemente criticó la mediocridad de autores como Asimov e incluso el propio Ray Bradbury tampoco se salvó de la enfurecida diatriba del autor, y cuando estos autores eran mencionados en su presencia, Lem prefería recomendar a los Strugatsky como autores mucho más brillantes, interesantes y valiosos.

Pero Lem no sólo dedica varios ensayos para provocar a los fanáticos de la ciencia-ficción estadounidense, sino que sus esfuerzos se dirigen en analizar y comentar buena parte de sus intereses como lector. Por ejemplo, el estilo de Jorge Luis Borges es comentado brevemente como una gran influencia para Lem; la teoría de la literatura fantástica de Tzvetan Todorov es ampliamente discutida en búsqueda de una aproximación crítica que permita comprender las carencias y virtudes de la ciencia-ficción; y finalmente, Lem dedica un gran apartado para analizar la importancia de una obra cumbre de la ciencia-ficción soviética que ya se ha mencionado: PÍCNIC JUNTO AL CAMINO. El autor aprovecha las virtudes de esta novela para invitar a los autores anglosajones a escapar de sus esquemas y atreverse a experimentar.

En resumen, una colección de ensayos provocadora y de lectura exigente que desafía en todo momento al lector. Si desean acercarse a la faceta ensayística de Lem este es un buen inicio, pero si usted ama con toda su alma a autores como Asimov, Bradbury, Ian Watson, Arthur C. Clarke, James Blish, etc., debe iniciar la lectura con un desayuno ligero y bien preparado para someterse a unos buenos corajes. ¿Un ejemplo? Muy al principio del libro Lem sostiene que Hugo Gernsback no es ni de broma el padre de la ciencia-ficción, sino que el género es un invento europeo y H. G. Wells uno de sus fundadores. Si usted puede leer esta fuerte afirmación sin retortijones, esta antología lo está esperando.

© Jorge Armando Romo, (833 palabras) Créditos