LA TIERRA DESPREVENIDA
LA TIERRA DESPREVENIDA Orson Scott Card
Título original: Earth Unaware
Año de publicación: 2012
Editorial: Ediciones B, S.A
Colección: Nova
Traducción: Rafael Marín
Edición: 2013
ISBN:
Precio: 21 EUR
Comentarios de: Ramón Batalla

Texto de contraportada

Antes de que Ender Wiggin naciera, mucho antes de que la Escuela de Batalla fuera construida, los alienígenas llevaron la guerra a la galaxia.

La nave minera Cavadora se encuentra alejada de la Tierra, en las profundidades del Cinturón de Kuiper. Otras naves mineras, y las familias que viven en las mismas, están tan cerca como lejos de ella. Los sistemas de la nave minera son viejos y empiezan a fallar, y la familia se está volviendo demasiado grande para el tamaño de la nave. Tantos son los problemas, que cuando divisan un enorme objeto que se mueve a una fracción similar a la velocidad de la luz, no le dan ninguna importancia. Sin embargo, está equivocados, ya que la presencia de este extraño objeto será decisiva para el futuro de la humanidad durante los siguientes millones de años.

La primera Guerra Fórmica está a punto de empezar.

Después de la decepcionante SOMBRAS EN FUGA, no veía la necesidad de embarcarme en la lectura de esta nueva serie de libros ambientada en el universo de Ender. El agotamiento creativo era notorio en las últimas entregas de Scott Card, y quemaba el prestigio de la serie con cada nueva entrega a velocidad de crucero.

Pero no puedo más que decir que me ha gustado mucho más esta precuela que las secuelas posteriores al embrión de la serie. Las últimas han sido en muchos casos complicadas de encajar. En esta historia todo fluye con mucha naturalidad sabemos a donde vamos a llegar y el contexto es adecuado.

En este sentido la novela se nota más fresca y el ritmo y calidad de la narrativa es notable, sin ser para tirar cohetes. Un ocho de nota principal da para dedicarle el tiempo que merece y esperar la secuela con cierto interés.

No puede más que suponer que la mano de Aaron Johnston se nota en esta colaboración, no tanto en el argumento y la estructura narrativa pero si sobre todo en los elementos motivadores de los personajes, en la dinámica de los diálogos. Aquí se nota la diferencia con la definición y profundidad de los personajes del mejor Scott Card que no puede superar Aaron Johnston. Lo que suele suceder con Scott Card es que cuando quiere es muy bueno, pero cuando le da por hacer un estropicio no hay quien le gane. Con lo cual la novela, sin ser una obra maestra, ni mucho menos, es de lo mejor que ha dado la saga de Ender en estos últimos tiempos.

Aaron Johnston es productor, guionista y escritor de cómics. Esto se percibe en la orientación de la estructura narrativar, donde la sucesión de hechos, velocidad y finales con suspense de cada capítulo son efervescentes y continuados. Nos encontramos pues con una historia bien escrita y sobretodo bien desarrollada. Al ser una trilogía falta cerrar más la historia. Hoy todo son pentalogías, trilogías y demás. Pocas veces podemos disfrutar de una novela cerrada. Existe un elemento económico para realizar series de libros en la literatura de género. Parece que empezar una trilogía, si hay éxito, permite consumar las siguientes entregas con una previsión económica que evita asumir riesgos de edición y producción, mientras que con una novela autocinclusiva nada invita a volver arriesgar en una nueva aventura, la aversión al riesgo es una pauta constante de nuestros tiempos.

En conclusión una sorpresa imprevista, no es obra imprescindible ni de narrativa sublime. Se disfruta, es un buen pasatiempos bien narrado, más que decente y superando mis propias expectativas sobre lo que me podía esperar.

© Ramón Batalla, (656 palabras) Créditos
Publicado originalmente en En clave pública el 12 de marzo de 2016
CC by-nc-sa 2.1