Star Trek TNG: MAYORÍA DE EDAD
MAYORÍA DE EDAD EE. UU., 1987
Título original: Star Trek TNG: Coming Of Age
Dirección: Michael Vejar
Guión: Sandy Fries sobre su propio argumento
Producción: Gene Roddenberry y Maurice Hurley
Música: Jerry Goldsmith y Dennis McCarthy
Fotografía: Edward R. Brown
IMDb:
Reparto: Patrick Stewart (Picard); Jonathan Frakes (Riker); Brent Spiner (Data); Gates McFadden (Dra. Crusher); Marina Sirtis (Troi); Levar Burton (LaForge); Michael Dorn (Worf); Denise Crosby (Yar); Wil Wheaton (Wesley); Ward Costello (Almirante Gregory Quinn); Robert Schenkkan (Teniente-Comandante Dexter Remmick); John Putch (Mordock); Robert Ito (Teniente Chang); Stephen Gregory (Jake Curland); Tasia Valenza (T´Shanik); Estee Chandler (Oliana Mirren); Brendan McKane (Técnico 1); Wyatt Knight (Técnico 2); Daniel Riordan (Rondon)

Sinopsis

Fecha estelar 41416.2. Wesley Crusher se dispone a realizar el examen de ingreso en la Academia de la Flota Estelar y se transporta al planeta Relva VII. Mientras tanto, llega a la Enterprise el almirante Quinn, viejo amigo de Picard, acompañado del oficial Remmick, cuya función es la de someter a los oficiales de mando a un exhaustivo interrogatorio para probar su lealtad a la Federación.

imag/op02321a.jpg

Estamos ante uno de los mejores capítulos de la primera temporada, que supone el primer intento serio de darle continuidad a TNG. También es el primer episodio de La Nueva Generación en el que aparece un vulcaniano, y el primero en el que se explora en profundidad el personaje de Wesley, que debe someterse a un duro examen para ingresar en la Academia de la Flota. En pocos episodios serán tratados con tanto cuidado los sentimientos de lealtad y amistad de Wes, así como sus dudas y temores ante sus capacidades, su temor al temible psicotest, el test psicológico de la Academia (similar a la prueba del Kobayashi Maru vista en LA IRA DE KHAN), y su relación con los chicos y chicas de su edad. Pero la relación que marca profundamente a Wesley en MAYORÍA DE EDAD es la que establece con Mordock, el benzita, que conmueve al buen trekkie. No obstante, el punto más relevante de la trama dedicada a Wesley es su reacción ante el psicotest, que le pone en la disyuntiva de escoger entre las vidas de dos seres humanos, haciéndole comprender mejor la actitud de Picard cuando tuvo que dejar morir a su padre, Jack Crusher. En MAYORÍA DE EDAD el personaje de Wesley crece en complejidad y profundidad psicológica, algo que todos los buenos trekkies, incluso aquellos que no sienten especial simpatía por el hijo de Beverly, agradecieron en su momento.

La trama paralela también es efectiva e intrigante. La llegada de Quinn y el inquietante Remmick a la nave se concreta en esa especie de caza de brujas a la que éste último, siguiendo instrucciones del almirante, somete a los oficiales de mando. Este acoso de Remmick a la oficialidad de la Enterprise permite explorar las relaciones de Picard con sus subalternos a través de las declaraciones de éstos, que muestran en todo momento una lealtad incuestionable hacia su capitán. Cuando se llega a un punto que Picard considera inadmisible, el capitán se enfrenta al almirante, y éste le revela sus temores: piensa que alguien, dentro del organigrama de la Flota Estelar, está conspirando en la sombra contra lo que representa la Federación. Aunque Quinn admite al final del episodio que quizá es demasiado aprensivo y ve amenazas donde no las hay, la verdad es que está en lo cierto, como veremos en CONSPIRACIÓN, penúltimo capítulo de la temporada.

imag/op02321b.jpg

Robert Schenkkan, fan irreductible de TOS y que da vida a Remmick, estuvo tan convincente en MAYORÍA DE EDAD que fue llamado para interpretar el mismo rol en CONSPIRACIÓN, donde también apareció de nuevo Ward Costello como el almirante Quinn.

En este capítulo aparece por primera vez en TNG una lanzadera, la Copérnico III. Como ocurrió en la serie original, se evitó construir una lanzadera completa a escala por motivos presupuestarios. La idea era hacer lo mismo que en TOS, construyendo sólo las partes de la navecilla necesarias para rodar. Andrew Probert, asesor de imagen de TNG y responsable de la creación de varios modelos de naves estelares, diseñó una maqueta a pequeña escala con curvas y formas muy complejas; tanto, que construirla por partes a una escala mayor resultaba inviable. Debido a ello, en MAYORÍA DE EDAD todavía vemos ese interior de la lanzadera, más tosco que sobrio, que afortunadamente pronto se modificaría.

Lo de la lanzadera nos da ocasión de comentar la pifia más sonada del capítulo. Jake, un joven compañero de Wesley, roba la lanzadera, abandona la Enterprise y, poco después, pierde el control de la navecilla, precipitándose hacia el planeta. El capitán le indica una complicada maniobra para recuperar el control, ya que, según se dice, la lanzadera está fuera del alcance del transportador. Pero la lanzadera se encuentra entre la nave y Relva VII, al que se está transportando personal, de modo que resulta imposible que no pueda transportarse al muchacho desde un punto mucho más cercano. El alcance del transportador de la Enterprise es de 40.000 km. Tan sólo transcurre un minuto, desde que la lanzadera abandona el hangar, hasta que Yar anuncia que está fuera del alcance de transportación. ¿Hemos de entender, por tanto, que la navecilla se ha desplazado a una velocidad de 2.400.000 km/h? Evidentemente, el guionista estaba tan inmerso en los problemas de Wesley con su examen, y en las cuitas de Picard con Quinn y Remmick, que descuidó aspectos tan fundamentales como el mencionado.

Otra pifia notoria, vista también en VIAJE A BABEL de TOS, se refiere a las puertas de la nave, que se activan ante la proximidad de alguien. En una escena, Remmick da su informe al almirante y acto seguido se dispone a abandonar la estancia. Pero cuando se encuentra a unos centímetros de la puerta se detiene, volviéndose para hablar con Picard. La puerta, que por la distancia que hay entre ella y el oficial debería abrirse, permanece cerrada hasta que Remmick concluye su breve parlamento, y de repente se abre para dejarle salir. Uno no puede por más que preguntarse si es que en la Enterprise existen puertas programadas para salidas dramáticas.

Pifias aparte, MAYORÍA DE EDAD se revela como un buen episodio, con una ambientación adecuada, unos efectos especiales sencillos pero efectivos y unas interpretaciones más que correctas. En definitiva, una buena historia de Star Trek. Disfrutadla.

© Antonio Quintana Carrandi, (1.186 palabras) Créditos