SOGUETTO
SOGUETTO Antonio Santos
Título original: ---
Año de publicación: 2016
Editorial: Triskel Ediciones
Colección: Ciencia-ficción
Traducción: ---
Edición: 2016
ISBN:
Precio: 16 EUR

Ubicada en el mismo universo que su anterior novela, RECALIBRADOS,SOGUETTO es una estampa más de esta historia futura de la humanidad concebida por Antonio Santos.

El marco global en el que se desarrolla la novela es una antiutopía escalofriante en la que los diferentes estratos de poderes antagónicos nacen, minan a sus antecesores, se encaraman a la cúspide de la supremacía para al tiempo decaer y ser sustituidas por nuevos actores, cada vez más fríos y despiadados. Los viejos poderes no son, en cualquier caso, desmantelados, se convierten en un elemento más de la nueva política, en un a modo, y quizá solo los más viejos del lugar entiendan la referencia, de Movimiento Nacional. Para el resto, consultar Internet.

Así, a la Pax Corporativa, liderada por eficaces ejecutivos, pero atrapada en sus propios conflictos de intereses, le siguió el Socialismo Pragmático patrocinado desde China, que impulsó, entre otras medidas, el desarrollo en laboratorio de seres humanos genéticamente puros y la consolidación de FUERZA, una inteligencia artificial para la gestión de recursos y servicios globales. La alianza entre los probetas y FUERZA, la Pax GATTACA, acabó convirtiendo al PragmaSoc en poco menos que un pomposo conjunto de jerarcas sin poder real. Por supuesto, las víctimas siempre fueron las mismas: los que demostraban alguna clase de pensamiento independiente, tendencia antisocial o arrastraban algún mínimo defecto genético, en resumen, el 99,9 por ciento de la población que, si no era masacrada, sobrevivía apiñada en sórdidos apartaderos como Soguetto.

En SOGUETTO, Antonio Santos relata la lucha de un joven hacker, Gabriel T, contra el poder corporativo, el PragmaSoc y la Pax GATTACA y la lucha por su propia supervivencia. Gabriel (no es su verdadero nombre) es en realidad un mutante nacido en el estercolero, una anomalía genética que le hace ser el mayor genio de la historia de la humanidad. A sus catorce años no hay nada que tenga secretos para él, excepto las contradicciones propias de los adolescentes, y eso supone una afrenta para los probetas, que tras años de laboriosos trabajos han conseguido crear a Stefan Roslov, genio entre los genios, el primero de una raza de puros entre los puros.

La novela trata pues de los esfuerzos de Roslov para capturar a Gabriel y de la lucha desesperada de éste por evitar a Roslov, eludir las ofertas envenenadas de los pandilleros de Soguetto, los cantos de sirena de idealistas sin futuro y sortear las malas artes de los hermanos Forson, siniestros personajes empeñados en hacerse con el poder en las cloacas. Todo vale: desde el escopetazo y tentetieso hasta los misiles de alta potencia, sin faltar la propaganda y la contrapropaganda, las intrusiones cibernéticas, androides, ciborgs y nanobots cruelmente programados, drogas de todos los colores, sobornos y traición.

Antonio Santos, como es habitual en su obra, no se ahorra ningún detalle escabroso. Desde el oficio como dominatrix sado de Dama de Picas, incondicional protectora de Gabriel y veterana de antiguas guerras de exterminio, hasta el descuidado desprecio por la vida propia y ajena de los pandilleros de Soguetto, pasando por la florida perversión de los hermanos Forson y los hermanos Fátima, evocadores, por otro lado, de la serie estrella del autor: Las graves planicies.

En todas las páginas de la novela flota el aroma a nitrocelulosa, sangre atomizada y carne quemada. La narración es ágil, y va subiendo de intensidad de forma ordenada. La potencia del estilo, quizá algo menos barroco que en obras anteriores, pero tan marcado como siempre, fija y estiliza toda esta violencia que, como es preceptivo, culmina en una formidable traca final, aunque en vez de vencedores y vencidos, deja meros supervivientes lamiéndose las heridas preparando el siguiente asalto.

Más allá de la utraviolencia, SOGUETTO también puede ser leída en clave ideológica. Es relativamente sencillo seguir las fobias de Antonio Santos a lo largo de la novela. Está claro que no le gusta el buenismo, ni la imposición de falsas políticas progresistas, ni el doblepensar. En ese sentido, la influencia de 1984 y UN MUNDO FELIZ es más que evidente. La transposición de ciertos personajes, como el amado lider Roderick Shoemaker es casi inmediata. Hay una clara intención política detrás de cada tajo, de cada disparo.


Notas

Se pueden leer las líneas maestras de este universo narrativo en: https://unahistoriadelafrontera.blogspot.com.es/2011/03/la-genesis-de-el-valle-serial-i.html

© Francisco José Súñer Iglesias, (901 palabras) Créditos