RATCHET & CLANK: LA PELÍCULA
RATCHET & CLANK: LA PELÍCULA EE. UU., 2016
Título original: Ratchet & Clank
Dirección: Kevin Munroe
Guión: T.J. Fixman, Kevin Munroe, Gerry Swallow
Producción: Brad Foxhoven, Kim Dent Wilder, David Wohl
Música: Evan Wise
Fotografía: Anthony Di Ninno
Duración: 94 min.
IMDb:
Reparto: James A. Taylor Javier Lorca Miguel Á. Ruiz (Ratchet); David Kaye Carlos López Roberto Mendiola (Clank); Jim Ward Luis Bajo Octavio Rojas (Capitán Qwark); Armin Shimerman José Escobosa Juan A. Carralero (Doctor Nefarious); Paul Giamatti Ángel Rodríguez Óscar Gómez (Presidente Drek); Dean Redman Eduardo Bosch Marco Guerrero (Brax Lectrus); Rosario Dawson Inés Blázquez Liliana Barba (Elaris); Bella Thorne Olga Velasco Mayra Arellano (Cora Veralux); Sylvester Stallone Francisco J. Martínez Dan Osorio (Victor Von Ion); John Goodman Juan J. López Jorge Palafox (Grimroth Razz); Andrew Downden Alex Saudinós Nacho Rodríguez (Zed); Lee Tockar Roberto Cuenca Jorge Santos (Sr Micron);

A veces uno se encuentra con peliculillas que, si bien no pasarán a la historia del cine, son más que dignas y cumplen perfectamente con el objetivo que se impusieron: entretener de una forma agradable, puede que llenas de lugares comunes, pero bien pulidos y dosificados, de modo que lo que pudiera acabar pareciendo un refrito de otras obras anteriores, consigue convertirse en un catálogo de simpáticos homenajes.

Ratchet y Clank son en realidad personajes de videojuego. Nacieron en el año 2000 para la plataforma PlayStation (de la que solo han salido brevemente en juegos para móviles) y de la que ya se han publicado más de una docena de entregas. Con ese historial lo raro es que la serie no hubiera sido adaptada todavía al cine, de modo que ver al lombax (lo más parecido a un zorro alienígena) Ratchet y al robot Clank correteando por las pantallas sin la intervención del jugador tampoco debe ser una sorpresa.

La tendencia de los 80 y 90, esto es, juegos que adaptaban los grandes blockbuster como un instrumento más de merchandising, se fue invirtiendo en el siglo XXI donde la adaptación al cine se convirtió un instrumento más de merchandising de los grandes videojuegos (desde las pioneras Mortal Kombat, Street Fighter, Super Mario Bros. hasta Tomb Raider, Resident Evil o Prince of Persia) Guiones que seguían, más o menos, la dinámica del juego, con mucha acción y pocas complicaciones.

La película trata como Drek, un villano más bien tirando a torpe, pretende hacerse con el control de la Galaxia Solana. Para ello dispone de un formidable ejército de robots asesinos construido por el doctor Nefarious, aunque alguno de ellos, como Clank, salga algo defectuoso. Tras los primeros y exitosos golpes de mano, los Rangers Galácticos, liderados por el muy pagado de si mismo capitán Quark, deciden intervenir para pararle los pies, pero andan algo cortos de personal (de hecho, Nefarious es un renegado de los Rangers) y antes de meterse en harina inician una campaña de reclutamiento. En su gira recalan en Veldin, donde un imaginativo Ratchet se gana la vida como mecánico mientras sueña con ser admitido en los Rangers. No sucede así, y Ratchet reconsidera que su futuro pasa definitivamente por convertirse en un buen mecánico, pero tiene la suerte de que Clank, huido del desguace, aterriza en Veldin, le cuenta los planes del malvado Drek y ambos salen disparados hacia Kerwan, capital galáctica para advertir a los Rangers de las intenciones de Drek y Nefarious. Consiguen por los pelo rechazar la invasión de los robots asesinos y Ratchet, aclamado como héroe por el populacho, se incorpora a los Rangers, pese a las reticencias del capitán Quark, para iniciar la lucha por la liberación de la galaxia.

No se si serán homenajes cruzados, inspiración en obras anteriores, o inspiradoras de obras posteriores, pero prácticamente todas las escenas de la película tienen su equivalente en otras producciones. Que Ratchet sean un aprendiz con aspiraciones en un planeta perdido no es nuevo, que Clank tenga un espíritu puro pese a salir de la cadena de producción de los robots asesinos tampoco, un megalómano como Drek es de manual, así como el resentido del doctor Nefarious. El supergrupo de Rangers tampoco es nada sorprendente, así como las relaciones entre ellos, desde el cretino del capitán Quark, más pendiente de su propia fama y fortuna, hasta la abnegada Elaris, a la que nadie hace caso pese a su superior capacidad para la organización y la estrategia, más allá del simple castañazo y tentetieso.

Lo interesante es la habilidad de los guionistas (T. J. Fixman, Kevin Munroe y Gerry Swallow) para volver a contar una historia más que sobada de forma que no aburra, dosificando con sensatez los toques humorísticos, consiguiendo que los mensajes ñoños, que de alguna forma siempre cargan estas películas, no resulten plomizos, y lo más importante en este tipo de producciones, que sea autorreferencial, es decir, que los chistes y alusiones dirigidos a los amantes del videojuego tengan además personalidad propia, y no se conviertan en pasajes crípticos y sin sentido para el resto de los espectadores.

Una película decente que cumple su función como pasarratos, y que solo puede decepcionar si se espera una obra de mucha enjundia cosa que no es en absoluto.

© Francisco José Súñer Iglesias, (715 palabras) Créditos