OMS EN SÉRIE
OMS EN SÉRIE Jean-David Morvan, Mike Hawthorne
Título original: Oms en série
Año de publicación: 2012
Editorial: Ankama Éditions
Colección: Les univers de Stefan Wul
Traducción: N/A
Edición: 2012
Páginas: 48
ISBN:
Precio: 13,90 EUR
Comentarios de: Jorge Armando Romo

Ankama Éditions se ha lanzado a publicar adaptaciones en cómic de las novelas más importantes del escritor francés de ciencia-ficción Stefan Wul. Bajo el título LES UNIVERS DE STEFAN WUL, la editorial lleva hasta la fecha siete novelas adaptadas del denominado poeta de la space opera, mismas que hasta donde se ha observado constarán de tres volúmenes por cada novela.

En esta ocasión, OMS EN SÉRIE, la novela de Stefan Wul que sería adaptada al cine en 1973 por René Laloux y Roland Topor, y cuyas constantes reediciones permiten que el ciudadano francés de hoy conozca a este autor, tiene hasta la fecha publicados dos de los tres volúmenes planeados para su adaptación. En la página del dibujante Mike Hawthorne se puede observar el proceso para la elaboración del tercer y último volumen que ofrecerá el desenlace de la famosa historia de Wul.

Quienes hayan seguido mis reseñas en el sitio tanto de la película PLANETA SALVAJE y OMS EN SÉRIE, la novela original, ya tendrán una idea de la trama.

En el planeta Ygam, los humanos viven como mascotas de los draags, habitantes del planeta que miden veinte metros de alto y poseen una avanzada civilización tecnológica. Terr es un humano que es separado lentamente de su madre y su hermano gemelo para ser mascota de Tiwa, una niña draag. Una vez que Terr escapa de sus amos luego de que estos comienzan a sospechar que puede hablar, y luego de robar una diadema que ofrece conocimiento permanente a quien accede a sus lecciones, encontrará a Brave, líder de una banda de oms salvajes que viven en el gran árbol. Conforme avancela historia, Terr se convertirá en el líder de los oms y aprovechando la información de la diadema robada, buscará construir una civilización para los hombres en el continente salvaje.

A diferencia de PLANETA SALVAJE, cinta francesa en la que el realizador René Laloux ofrece una adaptación libre de la novela de Wul, el trabajo de Morvan y Hawthorne se apega mucho más a la novela original y busca explicar algunos de las interrogantes de la misma. Uno de éstos es tratar de explicar cómo es que los draags trajeron a los humanos a Ygam. Si bien Wul y Laloux ofrecen algunas sugerencias sobre cómo pudo darse este suceso, en el cómic Terr explica a su hermano gemelo cómo es que los draags llegaron a la Tierra y encontraron a los humanos en un estado salvaje habitando un mundo post apocalíptico. Estos seres, interesados en la pequeñez y forma anatómica de los oms, capturaron un gran número de éstos y los llevaron a su mundo para convertirlos en animales de compañía.

La novela de Wul sugiere un extraño proceso por el cual los humanos cayeron en un estado salvaje. Conforme la humanidad fue desarrollando una civilización cada vez más avanzada, se llegó a una especie de límite tecnológico que una vez alcanzado lleva a sus habitantes a una especie de retroceso. Esta extraña idea, muy al estilo de la ciencia-ficción estadounidense de la década de los veinte y treinta, desagrada un tanto a Morvan y Hawthorne, quienes deciden cambiarla por una causa común en el género: una guerra nuclear.

El cómic retoma también algunos elementos de la película de Laloux. Mientras que en la novela el maestro Sihn es un investigador científico un tanto manipulador, en la cinta es uno de los maestros de toda la civilización: este elemento argumental es tomado por Morvan y ofrece un mayor interés a la trama justo cuando los draags tienen fuertes sospechas de que los humanos son seres inteligentes capaces de articular un lenguaje.

Si bien Wul propone en la novela que los humanos pueden burlar a los draags antes de salir en varios navíos hacia el continente salvaje, en el cómic se les sitúa como seres mucho más susceptibles. Justo en esta escena que comentamos, los oms escapan rápidamente hacia el continente debido a un ataque sorpresa de sus antiguos amos.

En opinión de la crítica francesa especializada en cómic, Mike Hawthorne ha tenido una fuerte influencia de Moëbius, especialmente de EL INCAL a la hora de elaborar las ilustraciones. Ofreciendo un trabajo con poco diálogo y un fuerte énfasis en las imágenes, un defecto que se le puede señalar a los dibujos de Hawthorne es que el mundo alienígena que propone no es tan original. Si uno observa la flora y fauna, las plantas y árboles son muy parecidos a los nuestros y hay organismos voladores casi idénticos a aves e insectos. Mas un acierto de este trabajo es ofrecer una ciudad draag interesante y muy fiel a lo que describió Wul en la novela.

En definitiva, un trabajo a tomar en cuenta dentro del universo de Stefan Wul que muestra el tipo de productos artísticos que actualmente se produce en Francia. Mike Hawthorne se ha lamentado de que el cómic aún no tenga un proyecto para ser traducido al inglés, por lo que habrá que esperar aún más para ver si llega a ser traducido al español.

© Jorge Armando Romo, (841 palabras) Créditos