LA BALLENA DIOS
LA BALLENA DIOS T. J. Bass
Título original: The godwhale
Año de publicación: 1974
Editorial: Edaf
Colección: Edaf Ciencia Ficción, nº 2
Traducción: Inmaculada de Dios
Edición: 1976
Páginas: 392
ISBN:
Precio: Descatalogado
Comentarios de: Daniel Salvo

Tras la lectura de MÁS QUE HUMANO (inexacta traducción de HALF PAST HUMAN, que además lleva a confusión con la obra de Theodore Sturgeon), transcurrió un interregno de más de treinta años hasta que, gracias al préstamo desinteresado (y devuelto) de un amigo, pude leer la otra novela de T. J. Bass, LA BALLENA DIOS.

Sin ser una continuación, LA BALLENA DIOS desarrolla y lleva a sus últimas consecuencias el destino de la Tierra descrita en MÁS QUE HUMANO. Gran parte de la acción transcurre fuera de la Colmena, cuyos habitantes están degenerando cada vez más. Mientras tanto, una cosechadora, un cyborg mezcla de máquina y ballena, realiza su trabajo en los solitarios mares terrestres...

¿Solitarios? El mundo está más poblado de lo que parece, y por humanos cada vez más increíbles. La acción inicia con un accidente que transcurre en el pasado, cuando un humano de nombre pierde la mitad inferior de su cuerpo. No queriendo depender de prótesis insensibles, solicita ser congelado hasta que la humanidad descubra una mejor solución para su problema, lo que ocurre milenios en el futuro. Este personaje, que no protagonista de la novela, deberá adaptarse no sólo a las prótesis del futuro que le dan apariencia de sátiro o de centauro mecánico, sino a esa entidad insólita en la que se ha convertido la humanidad.

Mientras tanto, la Colmena, que aún cuenta con personas inteligentes, descubre esa vida exterior, la cual considera una amenaza, por lo que desarrollará diversos planes para destruirla. Entre ellos, la creación de un campeón llamado ARNOLD (en mayúsculas, porque son las siglas de una entidad creada mediante ARN humano), quien optará por volverse contra sus decadentes creadores, y el otro, recurrir a un desesperado caballo de Troya.

La trama es trepidante y por momentos confusa, destacando el tratamiento que hace Bass de las posibles relaciones (eróticas) entre máquinas y humanos, tema que tratan de manera muy distinta autores como China Mieville o Isaac Asimov.

Nuevamente, destacan los roles que asumen las mecs, entidades mecánicas que interactúan con los humanos de manera poco convencional... Me resultó grato reencontrarme con una de ellas, Olga, una nave que contiene el germen de la nueva humanidad, mencionada en MÁS QUE HUMANO como una nave-diosa.

Destacan los eventuales chispazos de información sobre biología y psicología que desliza el autor, que lejos de ser aburridos infodumps, llevan a más de una reflexión en torno a lo que somos los seres humanos del pasado, presente y futuro. Da para más de una relectura.

© Daniel Salvo, (419 palabras) Créditos
Publicado originalmente en Ciencia-ficción Perú el 12 de noviembre de 2014