RUMBO A MARTE
RUMBO A MARTE Joe Haldeman
Título original: Marsbound
Año de publicación: 2008
Editorial: La factoría de Ideas
Colección: Solaris Ficción nº 157
Traducción: Isabel Blanco González
Edición: 2011
Páginas: 315
ISBN:
Precio: Descatalogado
Comentarios de: Armando Parva

Joe Haldeman es un escritor veterano con una larga carrera. Su novela más famosa, LA GUERRA INTERMINABLE (FOREVER WAR, 1974), se consideró una respuesta a la controvertida novela de Robert A. Heinlein TROPAS DEL ESPACIO (STARSHIP TROOPERS, 1959). Sin embargo, y a pesar de lo dispar del planteamiento, cuando se presentó LA GUERRA INTERMINABLE quedó claro que no había nada de eso. Tal es así, que en 2003 Haldeman fue elegido como miembro del consejo de administración de la Heinlein Society, así que debemos suponer que no había tanta diferencia ideológica entre ambos autores y que Haldeman si entendió perfectamente la ironía subyacente en TROPAS DEL ESPACIO.

Incluso RUMBO A MARTE es, en cierto modo un homenaje a HIJA DE MARTE (PODKAYNE OF MARS, 1963), de Heinlein. En las dos la protagonista cuenta la historia en primera persona, ambas tienen un hermano más joven, ambas cuentan sus viajes espaciales, aunque en realidad, y exceptuando detalles generales como estos, las divergencias y personalidad propia de cada novela es evidente.

La protagonista, Carmen Dula es una joven de dieciocho años que emigra a Marte junto a sus padres y hermano, embarcándose en un largo e incómodo viaje. La vida en el planeta rojo no es fácil. Además del duro trabajo los jóvenes deben esforzarse por seguir sus clases escolares transmitidas desde la Tierra, con la dificultad que supone el retardo debido a la distancia entre los dos planetas. Por si fueran pocos los problemas del día a día, ciertos personajes influyentes de la colonia desarrollan una notable antipatía hacia Carmen. En realidad, Carmen es una joven normal que se ve envuelta en sucesos extraordinarios, de hecho, en la novela, los personajes humanos son planos y faltos de gracia, lo que hace a los alienígenas (ops, los he descubierto) mucho más interesantes y atractivos.

Con Carmen, Haldeman crea una heroína creíble y cercana, gracias principalmente a que, pese a su juventud, no trata de hacerla guay. Un error frecuente es querer contextualizar a los personajes rodeándolos de una cultura y un argot propios de su rol. Argot que suena forzado si no se sabe usar, como es lo habitual, y además los condena a congelarse en el tiempo, puesto que esa cultura y ese argot pasarán de moda rápidamente como ha sucedido generación tras generación (¿quien dice hoy día dabuten, niño pera o yavestruz?) Haldeman no cae en esa trampa, y crea en Carmen un personaje sincero simplemente haciéndola humana. Tampoco se permite llevar la relación de Carmen con Paul­, el piloto, al terreno de la sensiblería, como tampoco convierte al hermano de Carmen en el alivio cómico de la novela. Sin embargo, Haldeman no hace mucho por desarrollar el resto de los personajes, que en la mayoría de los casos se limitan a transitar por la novela sin más relevancia.

RUMBO A MARTE es una lectura agradable, de ritmo rápido. Es de agradecer la forma realista en la que describe los viajes espaciales, y su sólida base científica. Por otra parte, tiene el hándicap de ser la primera parte de una trilogía, lo que además de su final abrupto deja muchas cosas en el aire. Se hecha en falta un poco más de cuidado a la hora de limar asperezas. De acuerdo que la historia continúa más adelante, pero a mi me gusta que se cierre al menos parte del argumento. A pesar de estas pequeñas decepciones y mis reparos respecto a ciertos detalles, RUMBO A MARTE es una novela aceptable, recomendable sobre todo para aquellos adolescentes que se están iniciando el la ciencia-ficción, siempre y cuando, eso si, que sean capaces de encontrar las continuaciones.

© Armando Parva, (606 palabras) Créditos