Trilogía del vacío, 1
EL VACÍO DE LOS SUEÑOS
EL VACÍO DE LOS SUEÑOS Peter F. Hamilton
Título original: The Dreaming Void
Año de publicación: 2007
Editorial: La factoría de ideas
Colección: Solaris Ficción nº 151
Traducción: Marta García Martínez
Edición: 2011
Páginas: 476
ISBN:
Precio: 24 EUR
Comentarios de: Armando Parva

Este es el primer volumen de la Trilogía del Vacío. Situado en el mismo universo de las novelas anteriores de Hamilton LA ESTRELLA DE PANDORA y JUDAS DESENCADENADO, pero más de un milenio después. No es del todo necesario haberlas leído, pero, hay multitud de referencias a los acontecimientos anteriores, y algunos personajes también están presentes en esta trilogía (la gente es prácticamente inmortal) por lo conocerlas aporta información interesante para comprender mejor EL VACÍO DE LOS SUEÑOS.

Comienza en 3589, el Vacío, un microuniverso en el centro de la galaxia contenido en un hueco del espacio-tiempo, alcanza entre los seres humanos un nivel de atención extraordinario. Una secta religiosa, Sueño Vivo, quiere entrar en él a toda costa, a pesar de que los fracasos previos por hacerlo. Hay ciertas esperanzas puesto que Íñigo, un astrofísico, parece tener un vínculo mental con los habitantes del Vacío. Gracias a una red neuronal Íñigo puede compartir sus experiencias, pero, Iñigo desaparece, aunque parece ser que alguien más ha establecido contacto con los habitantes del Vacío y encontrar a esta persona se convierte en la prioridad para la secta que inicia una peregrinación, lo que puede tener consecuencias desastrosas. La humanidad y en resto de las especies inteligentes no se ponen de acuerdo sobre permitir que los peregrinos intenten entrar en el Vacío, y algunos están dispuestos a usar la fuerza para detenerlos. Las diversas facciones humanos también buscan afanosamente a los desaparecidos cada uno con la intención de que les guíen hacía el Vacío o evitar el avance de los peregrinos.

Peter F. Hamilton es uno de los representantes de la nueva space-opera, mucha más elaborada que la de los históricos como EE Doc Smith o Harry Harrison. Al igual que en la space-opera clásica, Hamilton desarrolla profusamente la parte tecnológica de sus historias: inmortalidad biológica potencial y diversas formas de transhumanismo, novedosas formas de propulsión que permiten el viaje interestelar o ingeniería que permiten la creación de IAs o sofisticados nanobots, Hamilton no se autolimita y cada vez que lo necesita explora en profundidad la rama de la ciencia que corresponde, además, en EL VACÍO DE LOS SUEÑOS compara los avances de la ciencia con el estado en el que se encuentra en sus anteriores novelas

Otra característica de Hamilton es que sus personajes son muy complejos, generalmente comienza con varios, con historias muy distintas y prácticamente sin relación, que poco a poco van convergiendo. Quizá por eso su tendencia a dividir sus narraciones en varias novelas, una sola no da opción a desarrollan todo lo que pretende, lo que por un lado está bien para sus entusiastas, pero por otro no deja de ser clara señal de que le gusta inflar sus relatos. El inconveniente de esto es que la verdadera acción tarda mucho en empezar, lo que puede exasperar a más de un lector que tenga en espera otros libros que leer. Otro defecto es que sus personajes tienden a la incoherencia, en algunos casos parecen tener superpoderes debajo de cada manga, lo que les resta, en cierto modo, credibilidad.

Por consiguiente, EL VACÍO DE LOS SUEÑOS sirve esencialmente para poner en marcha las diversas subtramas que muestran las conexiones entre los distintos personajes, así que también hay emoción y aventura, pero lejos de la space-ópera tradicional. Como ya he dicho, es una novela recomendable para aquellos que gustan de las historias muy largas y enrevesadas, y a los que no les importe esperar años para saber como finalizarán. A mi no me importa lo largas que sean, siempre y cuando la historia valga la pena, pero prefiero leerme trilogías ya completamente publicadas (en este caso traducidas) ahora toca EL VACÍO TEMPORAL, y a continuación EL VACÍO DE LA EVOLUCIÓN, que intentaré reseñar a su debido momento.

© Armando Parva,
(632 palabras) Créditos