EL JUEGO DE ENDER
EL JUEGO DE ENDER EE. UU., 2013
Título original: Ender´s Game
Dirección: Gavin Hood
Guión: Gavin Hood, O. S. Card
Producción: Orson Scott Card, Robert Chartoff, Roberto Orci
Música: Steve Jablonsky
Fotografía: Donald McAlpine
Duración: 114 min.
IMDb:
Reparto: Asa Butterfield (Ender Wiggin); Harrison Ford (Coronel Graff); Hailee Steinfeld (Petra Arkanian); Abigail Breslin (Valentine Wiggin); Ben Kingsley (Mazer Rackham); Viola Davis (Mayor Gwen Anderson); Aramis Knight (Bean); Suraj Partha (Alai); Moises Arias (Bonzo Madrid)

Cuando una novela es tan impactante y redonda como EL JUEGO DE ENDER, y a la vez trata un tema tan controvertido como la falta de filtros de los niños (bendita inexperiencia, que nos protege de ellos), imaginar su versión cinematográfica se hace difícil, no tanto por la puesta en escena, que con los medios técnicos de los que se dispone hoy día es algo que no debería preocupar más allá del presupuesto, sino por como se va a tratar algo que en esencia, y aunque se vea en el día a día, se procura obviar.

Al respecto, y al menos la versión emitida por televisón que he visto yo, se hace sosa y le falta algo de reposo, las escenas parecen cortadas a hachazos y se le da más relevancia a episodios de corte personal, como el enfrentamiento con Gonzo, que a las batallas de entrenamiento, incluso se llegan a refundir algunas y esperando mi favorita, aquella en la que el grupo de Ender se ve enfrentado a un campo de batalla vacío, sin obstáculos ni, aparentemente, adversarios, se diluye lamentablemente. Pero es el precio a pagar en las traducciones del lenguaje literario a cinematográfico, hay que desbrozar la historia hasta quedarse con el argumento y añadir o quitar cosas hasta que encaje en su nueva encarnación.

No obstante, la ambientación está muy cuidada, pese a las rápidas transiciones entre los distintos escenarios y etapas de la formación de Ender, escenarios y CGI resultan ciertamente espectaculares, para mi gusto las recreaciones de las batallas están, quizá, un poco pasadas de vueltas, aunque francamente, la única referencia visual a como sería una batalla contra una civilización insectoide la tenemos en LAS BRIGADAS DEL ESPACIO, y prefiero no imaginarme lo que sería una batalla contra un muro de hormigas gigantes de verdad, no las torponas de LA HUMANIDAD EN PELIGRO.

La precipitación también hace mella en las actuaciones. Harrison Ford no es nuestro Harry, al menos el Harry dinámico y echao palante al que estamos acostumbrados. El problema no es que sea ya un señor mayor, es que se le ve viejo, cansado, no se cree su personaje, transita por la película con prisas por acabar y cuando se acuerda de que es actor quiere recuperar el tiempo perdido y sobreactúa, todo lo contrario de Viola Davis como la mayor Gwen Anderson o Ben Kingsley como Mazer Rackham, contenidos y eficaces, aunque a veces den la impresión de pensar a ver si acabamos ya con esto.

Los niños están muy desdibujados, por lo pronto se ha optado por elegir a adolescentes en vez de los criejos de la escuela de batalla de Card. Probablemente por una simple cuestión de profesionalidad, un chaval de 10-12 años es más fácil de dirigir que uno de 6, por eso se experimenta una cierta lejanía respecto a los personajes, ya no son críos inocentes (más o menos) jugando a ser soldaditos, sino cadetes formándose en una academia militar. A efectos dramáticos puede que no suponga un cambio excesivo, pero en la relación entre Petra y Ender se introduce un leve, etéreo, matiz romántico, que lógicamente no se encuentra en la novela. ¿apreciaciones sin fundamento? El propio sargento Dap ya avisa: Al que encuentre en las duchas del sexo contrario me lo cargo, más o menos. Bean tampoco da la impresión de ser el lugarteniente que se espera, y el enfrentamiento con Gonzo se hace un tanto artificial. Con todo, Asa Butterfield como Ender y Hailee Steinfeld como Petra también son veteranos en el oficio, y como el resto del reparto solventan sus papeles competentemente, Butterfield, incluso, consigue dar una convincente sensación de desamparo, ciertamente necesaria para construir a Ender.

¿Tendrá secuelas esta película? No creo. No fue un bombazo de taquilla y las continuaciones de la novela no son especialmente espectaculares desde el punto de vista cinematográfico, sería más bien cine de personajes, y la ciencia-ficción de personajes, quizá si exceptuamos GATTACA, por mucha calidad que tenga, no suele interesar demasiado, como sucedió con la más reciente EX MACHINA.

© Francisco José Súñer Iglesias,
(676 palabras) Créditos