LA HECHICERA
LA HECHICERA John Varley
Título original: Wizard
Año de publicación: 1980
Editorial: Edhasa
Colección: Nebulae (2ª época) nº 71
Traducción: Antonio Samons y Hernán Sabaté
Edición: 1987
Páginas: 495
ISBN:
Precio: Descatalogado
Comentarios de: Gustavo Piñeiro

Resumen: LA HECHICERA es la continuación de TITÁN. Han pasado 75 años desde que la Humanidad descubriera la existencia de un enorme mundo anillo orbitando entre las lunas de Saturno, al que originalmente llamaron Temis, aunque su nombre real sea Gea. Y digo su nombre real, porque Gea no es solamente un mundo habitado por diferentes razas alienígenas inteligentes, sino que es ella misma un ser conciente e inteligente, creador y dios de las criaturas que habitan en su interior y Gea es el nombre que se da a sí misma.

Setenta y cinco años después del primer contacto con la Humanidad, Gea (mundo e individuo a la vez) ha establecido relaciones diplomáticas con la Tierra y se ha convertido en el destino soñado de cientos de personas que sufren raras enfermedades genéticas. Pues entre las innumerables habilidades de Gea está la de poder modificar el ADN de quienes habitan en su interior (ya sea que se trate de seres nativos o de humanos llegados desde el exterior), y por ello es la única esperanza de muchos quienes padecen trastornos de origen genético. Pero Gea es muy selectiva a la hora de elegir a quienes autoriza a llegar hasta ella.

La acción de la novela se divide en cuatro partes bien definidas. En la primera conocemos a dos de personas enfermas a quienes Gea ha aceptado recibir: Chris Mayor y Robin, la Nuevededos. El primero de ellos sufre lo que podríamos definir como ataques de locura momentáneos, durante los cuales se apodera de él una personalidad violenta y desinhibida que comete todo tipo de actos ajenos a la naturaleza normal de Chris (quien vuelve en sí con apenas un vago recuerdo de lo que ha hecho). Robin, por su parte, padece de una rara forma de epilepsia y sufre ataques en los que permanece conciente, pero pierde completamente el control de sus músculos.

Ambos son admitidos en el centro de la rueda, donde se entrevistan con Gea en persona (o, mejor dicho, con el cuerpo humanoide que Gea usa para comunicarse con los humanos) y es allí que se enteran de que serán curados si realizan (en cualquier lugar del mundo anillo) algún acto de naturaleza heroica, el que fuere. Desorientados y decepcionados Chris y Robin vuelven a la periferia de la rueda (donde viven y mueren las criaturas de Gea) y se encuentran con Gaby Plauget y Cirocco Jones, las descubridoras de Gea y protagonistas de TITÁN.

Recordemos que Gea es anciana (más de tres millones de años de edad) por lo que ya no tiene sobre su propio cuerpo el mismo control que solía tener. Es por eso que, al final de TITÁN, Cirocco ha aceptado quedarse en Gea en calidad de Hechicera, intermediaria entre la diosa y el mundo mortal, y Gaby decidió quedarse con ella. Como parte de la retribución por este trabajo, Gaby y Cirocco gozan de un tratamiento de rejuvenecimiento permanente, por lo que, a pesar de que tienen ya más de cien años de edad, ninguna de las dos aparenta más de treinta.

Al momento de encontrarse con Chris y Robin, Cirocco y Gaby están a punto de iniciar un viaje alrededor del anillo e invitan a los dos jóvenes a acompañarlas, a fin de que tengan alguna oportunidad de actuar como héroes (partes de Gea se han vuelto semisalvajes, por lo que las ocasiones no faltarán). Se inicia así la segunda parte del relato, que consiste en un viaje de aventuras entre paisajes y animales exóticos, viaje del que participarán los cuatro humanos arriba mencionados más cuatro titánidas.

Las titánidas son los centauros inteligentes que hemos conocido en TITÁN. Aquí su cultura, filosofía y fisiología son descriptos con mucho mayor detalle que en la primera novela (por ejemplo, un apéndice muestra las 29 formas diferentes en que las titánidas pueden aparearse para la reproducción). La segunda parte termina en una violenta lucha contra criaturas hostiles, tras la cual Robin, Chris y una de las titánidas quedan atrapados en unos túneles en las entrañas del mundo anillo. La tercera parte nos mostrará la lucha de los tres por salir de allí.

En la cuarta parte, finalmente, descubrimos a Gea como una diosa arbitraria, cruel y despótica contra la que Cirocco se rebela. Y es así como diosa y hechicera se enfrentarán en una batalla en la que ambas quedarán malheridas.

La novela termina con un final abierto, en el que la Hechicera se ha transformado en Demonio, la enemiga de Gea y en el que muchos de los interrogantes planteados quedarán sin respuesta. Es que en realidad hay una tercera novela en la que, presumiblemente, la lucha entre Gea y Cirocco se resuelve y en la que los enigmas tienen solución. Esa tercera novela se titula, en inglés, DEMON y hasta donde conozco no ha sido traducida al castellano.

A quien le haya gustado TITÁN seguramente también le gustará LA HECHICERA, si es que no le molesta quedarse con algunas dudas sin resolver.

© Gustavo Piñeiro, (831 palabras) Créditos
Publicado originalmente en Asimovia Guinea el 11 de febrero de 2007