OTROS MUNDOS, OTROS TIEMPOS
OTROS MUNDOS, OTROS TIEMPOS VV.AA.
Título original: Other Worlds, Other Times
Año de publicación: 1976
Editorial: A.T.E.
Colección: Antologías de Ciencia Ficción, nº 1
Traducción: Carlos Peralta
Edición: 1976
Páginas: 209
ISBN:
Precio: Descatalogado
Comentarios de: Gustavo Piñeiro

Una recopilación de cuentos, con una o dos rarezas. El primer cuento, que en realidad es una novela corta que ocupa poco más de un tercio del libro, se titula NUEVOS MUNDOS y su autor es Erle Stanley Gardner.

Es curioso porque Gardner es en realidad famoso como escritor de novelas policiales y NUEVOS MUNDOS es el único relato de ciencia-ficción (de hecho el único relato que no sea del género policial) que, hasta donde yo sé, ha publicado. El personaje más famoso de Erle Stanley Gardner, y protagonista de decenas de sus novelas, es el infalible abogado Perry Mason, que llegó al gran público gracias al cine y la televisión, donde llevó el rostro, la voz y el corpachón de Raymond Burr. Por otra parte, Perry Mason fue probablemente la inspiración de buena parte de los abogados que el cine y la televisión generaron después de él.

Mucho menos famosos, pero para nada menos divertidos, son Berta Cool y Donald Lam, protagonistas de otras tantas novelas policiales de Gardner. Cool y Lam son socios en una agencia de detectives. En realidad el verdadero detective es Donald Lam, mientras que Berta Cool es sólo la socia capitalista y se dedica todo el tiempo a cuidar con ahínco cada centavo. No sé si las novelas de Cool y Lam son buenas en cuanto relatos policiales, pero sin duda son muy divertidas, especialmente gracias a los diálogos entre los dos protagonistas (antagonistas a rabiar, pero socios por necesidad).

Volviendo a NUEVOS MUNDOS, debió ser en verdad rara la publicación de un relato de ciencia-ficción de Gardner, pues en el prólogo el editor y recopilador, Sam Moskowicz, sólo se refiere a ese relato, sin hablar ni siquiera de pasada de ninguno de los otros siete que se incluyen en el libro.

Hay que decir que NUEVOS MUNDOS es apenas por los pelos un relato de ciencia-ficción. La historia comienza con una inundación fulminante y casi completa del mundo por el derretimiento de los hielos polares (causado a su vez por un desplazamiento del eje de rotación de la Tierra). Hasta aquí la ciencia-ficción. Después de describir la inundación y explicar sus causas, el relato se aboca a seguir las peripecias de tres sobrevivientes, quienes tratan de llegar en un yate a tierra firme (cualquiera que haya podido quedar). De ahí en adelante tenemos simplemente un relato de aventuras ni demasiado bueno ni demasiado malo que llega sin sorpresas a un final más o menos previsible.

En lugar de un cuento de ciencia-ficción, bien pudo ser un relato de aventuras del siglo XVIII, bastaría que los protagonistas, en lugar de ser neoyorquinos en medio una inundación mundial, fuesen pasajeros europeos en un barco que naufraga en medio del Pacífico, con dos o tres retoques menores el cuento se adaptaría perfectamente a este contexto. El Gardner de Perry Mason o de Cool y Lam es mucho más divertido.

© Gustavo Piñeiro, (488 palabras) Créditos
Publicado originalmente en Asimovia Guinea el 16 de noviembre de 2005