STEAMPUNK: ANTOLOGÍA RETROFUTURISTA
STEAMPUNK: ANTOLOGÍA RETROFUTURISTA Félix J. Palma (Seleccionador)
Título original: ---
Año de publicación: 2012
Editorial: Fábulas de Albión
Colección: ---
Traducción: ---
Edición: 2012
Páginas: 322
ISBN:
Precio: 22 EUR

Hay a quien eso de las etiquetas y los géneros le parecen algo superfluo. ¡Toda la literatura es una! ¡Fuera etiquetas! ¡Fuera géneros! Esa actitud, en recíproca deferencia, me parece propiamente una pose no muy bien meditada. Las etiquetas y los géneros están para clasificar y poner un poco de orden en la inmensidad que nos llama desde las estanterías de las librerías ¿cómo saber sólo por título y autor qué contiene el libro que se tiene entre manos? ¿Será de interés? ¿Tendrá algo que ver con las propias afinidades y apetencias? Afortunadamente escritores y editores son conscientes de que hacer perder el tiempo al lector no es bueno para el negocio y procuran dejar claro el contenido y orientación de libro en cuestión. ¿Se perderán lectores? Naturalmente, los que no estén interesados en la temática de la obra.

No obstante, eso de las etiquetas es manejado a veces con un descuido bastante irritante. En el ramo de la alimentación el etiquetado es referencia obligada y, en bastantes casos, legalmente regulada para identificar, además del precio, de qué está hecho, la variedad, el origen y el tiempo que lleva el alimento a la venta y el que queda antes de que sea peligroso para la salud. A nadie se le ocurre contravenir la normativa, y si lo hace es a sabiendas de que no solamente está incurriendo en una ilegalidad, sino que además está estafando a su cliente.

Como en el mundo de la literatura el asunto de la clasificación y etiquetado de los libros no está regulado y llega el caso, como es el que nos ocupa, de que se nos puede vender una cosa que no lo es del todo, y que entre el contenido prometido entrevera otro, vagamente similar al ofertado, pero que en realidad tiene muy poco que ver.

Efectivamente, esta antología, que se vende como antología steampunk, tiene algo de steampunk, pero también mucho de terror gótico y fantasía romántica. Digamos que se reparte un tercio dos tercios entre lo que se podría llamar verdadero steampunk y falso steampunk, es decir, relatos con una motivación completamente ajena al tema propuesto aliñados un poco por encima con alguna referencia a artefactos más o menos ruidosos.

A mi estas cosas me disgustan, que me cuelen relatos de géneros que para nada me interesan (incluso me aburren) con un celofán que no es el suyo es, como mínimo irritante.

Por lo menos el nivel general de los relatos es excelente. Todos los escritores invitados tienen oficio más que de sobra y un dominio excelente de la palabra. Excesivo, en ocasiones, como he comentado alguno de los relatos es directamente terror gótico y la ambientación plomiza habitual del género me resulta insufrible. La sobreadjetivación acaba con cualquiera, y si encima el tema no interesa se acaba leyendo en diagonal y pasando páginas a toda velocidad.

Por orden, los relatos (ni idea del por qué ese gusto por los títulos en inglés, debe estar de moda, o algo)

EL ARPA EÓLICA, de Oscar Esquivias

El primer relato ya inicia esta confusión de géneros. Está más inspirado en el FRANKENSTEIN de Mary Shelley que en cualquiera de las obras de Verne. Un músico loco, que además es luthier, anda empecinado en construir el instrumento definitivo, eso le lleva a experimentar con animalillos muertos y frecuentar cementerios. Un par de pilas de Volta aquí y allá y el horror está servido.

GRINGO CLINT, de Fernando Marias

Este es el más centrado de los relatos de la antología. GRINGO CLINT es un matón a sueldo, que en lo más inhumano de la Revolución Industrial se dedica a exterminar sindicalistas implacablemente. Destrozado tras un atentado en una fábrica, es un ser medio mecánico unido para siempre a la planta de vapor que es a la ver vehículo y soporte vital. No obstante, no todo es lo que parece ser.

PRISA, de José María Merino

Curioso relato de corte neoludita en el que se describe como un fuerte movimiento ciudadano es capaz de detener la construcción de los motores de explosión interna a favor de medios más relajados de viajar, como los autociclos impulsados a pedales.

LONDON GARDENS, de Juan Jacinto M. Rengel

La primera expedición a Marte vuelve a la Tierra trayendo consigo unas extraordinarias muestras rodeadas de misterio que el profesor Barnaby consigue trabajosamente desentrañar. A todos los efectos, una aventura del doctor Quatermass salpimentada con unos toques humoristicos. Y recordemos que a Quatermass la época steampuk ya le pillo un poco mayorcito.

FLUX, de Fernando Royuela

Relato más bien inspirado por la Guerra Civil de Estados Unidos y los tahures de los barcos fluviales del Mississippi. Cámbiese en este caso Guerra Civil por Guerras Carlistas, Nueva Orleáns por Sevilla, Mississippi por Guadalquivir, poker por flux y barcos de palas por streamers, y ya tenemos la ambientación resuelta. Lo cierto es que el cambio aporta un interesante grado de originalidad, pero hasta ahí. El resto es puro Maverick con lo justo de Jim West para cumplir con el expediente.

DYNEVOR ROAD, de Luis Manuel Ruiz

Más émulos del doctor Frankenstein. Fisiólogos experimentando con Esas Cosas Que Nadie Debería Experimentar. Naturalmente todos acaban, mayormente, bastante mal, y todo por culpa de otro artefacto eléctrico.

ARIA DE LA MUÑECA MECÁNICA, de Care Santos

¿Cuál es el uso más extendidamente procaz que se le han dado a las androides en la ciencia-ficción? Ese. Pues de eso va este relato, tampoco especialmente original puesto que, al menos, Jodorowsky y Moebius ya propusieron el concepto en La Saga de los Incales.

THAT WAY MADNESS LIES, de Jose Carlos Somoza

Inspirado en cierto modo en el asunto de Las hadas de Cottingley, se da pie a suponer que ciertas obras del fantástico victoriano inglés, como lo es el propio relato, están basadas en hechos más reales de lo que la mente humana es capaz de soportar.

ANIMALES Y DIOSES, de Ignacio del Valle

Un relato, más bien carta, de un vampiro glotón bastante escorado hacia la melancolía y la pedantería. Otra de terror gótico que no se muy bien que tiene que ver con el tema general de la antología.

LAPIS INFERNALIS, de Pilar Vera

Un fotógrafo especializado en memento mori y una viuda de inquietante presencia, de nuevo se puede repetir aquello de otra de terror gótico que no se muy bien que tiene que ver con el tema general de la antología.

IN A GLASS, DARKLY, de Marian Womack

Relato más bien de corte existencial, con lo espeso que puede llegar a ponerse eso, en el que una tecnología más bien anecdótica está incrustada un poco a la fuerza entre la evolución psicológica del protagonista para darle un ambientación ad oc.

Lo dicho, antología de buen nivel literario, pero de un interés relativo si eres de los que entiende el steampunk como una excitante sucesión de maquinaria silbante, acero remachado, bronce bruñido y aventuras trepidantes. Creo haber leído por algún sitio que está en preparación una segunda antología de similar temática. En esa ya no me pillan.

© Francisco José Súñer Iglesias, (1.172 palabras) Créditos