CARNAVAL ROBOT
CARNAVAL ROBOT Japón, 1987
Título original: Robotto kânibaru
Dirección: Atsuko Fukushima, Katsuhiro Otomo
Guión: Atsuko Fukushima, Katsuhiro Otomo, varios más.
Producción: Kazufumi Nomura
Música: Isaku Fujita, Joe Hisaishi
Fotografía: ---
Duración: 90 min.
IMDb:
Reparto: Kôji Moritsugu (personaje principal; PRESENCIA (voz)); Yayoi Maki (la chica; PRESENCIA (voz)); Kumiko Takizawa (la hija, voz del pequeño robot; PRESENCIA (voz)); Aya Murata (la hija; PRESENCIA (voz)); Nariko Fujieda (la nieta; PRESENCIA (voz)).
Comentarios de: Jorge Armando Romo

Durante mucho tiempo he afirmado que la animación japonesa respeta e incluso glorifica al género de la ciencia-ficción. No está de más voltear y ver cómo producciones como GHOST IN THE SHELL realmente respeta los parámetros del cyberpunk o STEAMBOY hace lo mismo con el steampunk.

En esta línea, el tema de los robots ha sido una de las temáticas más utilizadas por los grandes animadores nipones. Y para muestra, CARNAVAL ROBOT (1987) aparece a la vista cómo una serie de cortometrajes que exploran la IA de distintas maneras.

Pese a ser una producción un tanto envejecida, las temáticas abordadas mantienen una esencia muy actual que creo agradará sobremanera tanto a los amantes del género, a los entusiastas de la animación japonesa así como a los amantes de la animación en general.

APERTURA, dirigida por Atsuko Fukushima y Katsuhiro Otomo. En un pequeño y empobrecido pueblo desértico ocurre un fenómeno tan inesperado como mortal: un gigantesco artilugio metálico sobrecargado de robots hace su espectacular aparición. La sorpresa llegará cuando los habitantes descubran que se trata de una poderosa arma de guerra.

EL ENGRANAJE DE FRANKEN, dirigido por Koji Morimoto. El clásico y manido científico loco consigue crear una especie de monstruo, un nuevo Frankestein. Los problemas inician cuando el creador descubra que el armatoste es muy inestable, e incluso todos los aparatejos utilizados para darle vida también son una bomba de tiempo.

PRIVAR, dirigido por Hidetoshi Omori. Al estilo de la animación japonesa más clásica (superpoderes, villanos ultrapoderosos, batallas alocadas, eternas y desenfrenadas), un robot se encarga de rescatar a una doncella que ha sido secuestrada por un poderoso y egocéntrico villano.

PRESENCIA, dirigido por Yauomi Umetsu. En un estilo que mezcla steampunk y a veces dieselpunk (y con una animación brillante y bien elaborada), un brillante científico, alejado de su familia, crea a un robot con forma femenina. Pese a que a primera vista el artilugio funciona de maravilla, pronto comienza a mostrar sentimientos, a preguntarse por su existencia, asunto que dejará más que sorprendido a su inventor.

STAR LIGHT ANGEL, dirigido por Hiroyuki Kitazume. Dos buenas amigas se pasean por una feria futurista. Cuando ambas descubren que tienen al mismo novio, un robot tratará de consolar (y posteriormente rescatar) a una de ellas.

NUBES, dirigido por Mao Lamdo. Se trata de una animación experimental sobre un pequeño robot que realiza un gran viaje y cómo las nubes pueden tomar las formas más increíbles que uno pueda imaginarse.

UN RELATO DE DOS ROBOTS CAPÍTULO 3: LA INVASIÓN EXTERIOR, dirigido por Hiroyuki Kitakubo. En un tono alocado y socarrón, el director se burla de aquellas gustadísimas aunque interminables batallas entre robots gigantes. En un pueblo del siglo XIX se enfrentan dos poderosos robots. Uno de ellos es manejado por un presumido científico loco, mientras que el otro es controlado por varias chicos que desean salvar el día. Lo chistoso del asunto es que los robots funcionan con base en el vapor, mas están hechos de madera, por lo que su desplazamiento es complicado: la verdadera batalla apenas y dura unos cuantos segundos.

PESADILLA, dirigido por Takashi Nakamura. Inspirado en la película FANTASÍA de Disney, este cortometraje nos cuenta las peripecias de uno de los escasos sobrevivientes de una aplastante invasión de robots cuyo origen se desconoce.

EPÍLOGO. Luego de que en la APERTURA viéramos cómo aquella poderosa arma robótica aplastara un pequeño pueblo, los pocos sobrevivientes parecen regresar a la normalidad. Sin embargo, aún quedarán las secuelas del paso de tan mortífera máquina.

© Jorge Armando Romo, (585 palabras) Créditos
Publicado originalmente en La tumba de las luciérnagas el 26 de enero de 2014