EL CHIP PRODIGIOSO
EL CHIP PRODIGIOSO EE. UU., 1987
Título original: Innerspace (Viaje insólito en Sudamérica)
Dirección: Joe Dante
Guión: Jeffrey Boam y Chip Proser
Producción: Michael Finnell
Música: Jerry Goldsmith
Fotografía: Andrew Laszlo
Duración: 120 min.
IMDb:
Reparto: Dennis Quaid (Tuck Pendleton); Martin Short (Jack Putter); Meg Ryan (Lydia Maxwell); Kevin McCarthy (Victor Eugene Scrimshaw); Fiona Lewis (Doctor Margaret Canker); Vernon Wells (Mr. Igoe); Robert Picardo (El Cowboy); Wendy Schaal (Wendy); Harold Sylvester (Pete Blanchard)
Comentarios de: Félix Capitán

¿De qué se trata?

En una de esas reuniones tan empingorotadas de los pilotos de los Yueséi (y tan ochenteras, podríamos añadir), un piloto se coloca un poco más demasiado, y arma la de los mil demonios. Avergonzada por el comportamiento etílico de su noviecito, la chica del piloto lo deja literalmente con el culo al aire en la calle (seriosly: vean la peli si no me creen). En paralelo tenemos a un tímido perdedor con un promisorio futuro en el negocio de los cajeros de supermercado, que es toreado por una chica que lo tiene en el aire por-si-acaso. Pasa el tiempo, y el piloto es reclutado para un proyecto supersecreto que involucra... ¡¡¡MINIATURIZACIÓN!!! ¡¡¡BUAAÁ, TIEMBLEN JAPONESES!!! El caso es que al piloto lo encogen dentro de un submarino (sin Raquel Welch en trajecito de lycra, por desgracia), y lo meten en una jeringa. Justo a tiempo para que el laboratorio es tomado por asalto por un grupete enemigo armado de... gas somnífero. Buaaá, que shushto. El caso es que, en un descuido de los malos malosos, el científico responsable a cargo del proyecto agarra la jeringa y corre con ella, mientras un matón estilo Terminator sale detrás. El pobre científico no es muy action man que digamos, así es que cumplida su función en la peli, se lleva una bala y sanseacabó. ¿Y cuál era esa función? Pues, clavarle la jeringa al cajero del supermercado en todo lo que se llama blando y radiante culo, para que el piloto quede dentro del cuerpo del cajero (er... en un submarino, y miniaturizado, no piensen mal, vamos), y formar la pareja dispareja que luchará contra el mal y tratará de paso de que el piloto vuelva a su tamaño normal. Hilaridad garantizada.

El espíritu de los tiempos

El concepto es tan simple, y aparentemente tan fácil de plagiar sin incurrir en la ira de los abogados copirraguistas, que cuesta pensar por qué no se ha ensayado más veces en el cine. Es cierto que hubo que esperar hasta 1966 para que la idea de un submarino miniaturizado revoloteando dentro del cuerpo cobrara cuerpo (juego de palabras idiota donde los haya, pero es que mi lomo me duele mientras tecleo, así es que no me pidan que además PIENSE), porque el estado de la técnica debió evolucionar hasta alcanzar la adultez en dos cosas: la batería de efectos especiales para hacer creíbles las escenas intracorporales, y el tamaño mamario de Raquel Welch. Pero DESPUÉS de VIAJE FANTÁSTICO es que la cosa se pone complicada de explicar. Durante muchos años se ha hablado de un remake, pero a saber cuándo saldrá, porque ya sabemos que los remakes, entre esas cosas de los derechos y los efectos especiales y la cobardía de los productores tratando de rodar productos inofensivos y asépticos... (con temática médica de por medio, nunca mejor dicho esto último). Pero alguien por ahí, prefiero no recordar quien, se le ocurrió rodar un remake bastardo en toda regla que fue ANTICUERPOS, y nadie protestó. Mientras tanto, en la animación, el argumento ha sido utilizado y reutilizado hasta la saciedad, incluso con esa tremenda refregada de cara que fue Homero Simpson refiriéndose a los atributos mamarios de Marge: ¡Pero Marge, si eso es lo que convierte a un viaje mediocre en un viaje fantástico!. En el intertanto, en los 80s, salió VIAJE INSÓLITO (EL CHIP PRODIGIOSO). Con un equipo soñado: a un estupendo grupo de actores en sus mejores etapas cada uno, se suman el director Joe Dante, que se movía como pez en el agua en distintos registros fantásticos (desde AULLIDOS hasta GREMLINS), y Steven Spielberg como productor, nada menos. Diversión garantizada.

¿Por qué verla?

:: Descontemos el hecho de que esta peli se manda una serie de patadas a la ciencia que ya estaban en el VIAJE FANTÁSTICO original, incluyendo el hecho de que el piloto pueda beber whisky con moléculas sin miniaturizar. Consideremos que es gracias a saltarse algunos principios de ciencia elemental, y aún de lógica elemental, que tenemos peli, y agradezcámoslo. ¿Vale la pena el sacrificio? La verdad es que sí. Porque se me ocurren pocas pelis dentro de la ciencia-ficción, y de la comedia de aventuras/acción en general, que estén tan brillantemente ajustadas aquí. Partiendo por el guión, que mezcla a partes iguales ciencia-ficción, comedia y un poco de acción urbana de bajo tonelaje con una alquimia raras veces vista. Siguiendo por un grupo de actores en estado de gracia: Dennis Quaid como el piloto (pobre hombre, merecía haber tenido una carrera cinematográfica mejor de la que le tocó en suerte), Martin Short fresco su éxito en LOS TRES AMIGOS en el que probablemente es el rol de su vida (uno de los pocos en que no se me antoja insoportable, al menos), Meg Ryan haciendo su típico rol cabezotas pero sin pasarse de la línea porque aún no se consagraba como heroína romántica con CUANDO HARRY CONOCIÓ A SALLY, y un muy bien afiatado grupo de secundarios. Como dato de trivia ultraescondido que será fetish fuel para los conocedores: la chica que es compañera en el supermercado es Wendy Schaal, que años después le presta voz a Francine en American Dad... zorra una vez, zorra toda la vida, parece. Y ya que estamos: se agradece que la peli no trate de ser deliberadamente infantil, y los personajes no sólo sueltan tacos a gusto (no tanto como Joe Pesci, claro, pero me entienden el concepto), sino que además se permite más de alguna escena de alta y retorcida sugestión sexual (usualmente a cargo de Fiona Lewis como una inquietante doctora malvada BDSM, chica que tiene créditos tales como EL RETORNO DEL DOCTOR PHIBES o LISZTOMANÍA, para que hablen de retorcimiento aquí). Por alguna razón, esta peli se ha ido quedando un poco en el camino, cogiendo polvo mientras otras pelis muy inferiores se han consagrado como clásicos de culto o poco menos. Pero no nos engañemos: VIAJE INSÓLITO es de las pocas pelis, en los 80s o en cualquier época, en donde cada escena tiene su detalle, cada diálogo tiene chispa, y aunque algo lenta en arrancar para los estándares del cine de acción actual, sigue manteniendo un excelente ritmo cardiovascular (otro chiste médico de éstos aquí, y uds. terminarán borrando Cine 9009 de su lista de favoritos, ya lo sé, pero... es que no ando con ganas de pensar mucho, ¿vale?).

Ideal para: Ver una de las mejores comedias de acción y ciencia-ficción de los 80s.

© Félix Capitán, (1.074 palabras) Créditos
Publicado originalmente en Cine 9009 el 13 de noviembre de 2013
CC by-nc-nd 2.0 cl