ANTOLOGÍA DE NOVELAS DE ANTICIPACIÓN, 18
ANTOLOGÍA DE NOVELAS DE ANTICIPACIÓN, 18 Donald A. Wollheim
Título original: World´s Best Sf 1971
Año de publicación: 1971
Editorial: Acervo
Colección: Acervo. Antologías
Traducción: VV. TT.
Edición: 1972
Páginas: 383
ISBN:
Precio: Descatalogado

Esta antología no es una de las más relevantes de la serie, aún así presenta algunos relatos interesantes, como por ejemplo el que abre el volumen de Theodore Sturgeon, el de Robert Silverberg o el de Isaac Asimov.

ESCULPIR LENTAMENTE de Theodore Sturgeon. Theodore Sturgeon estuvo apartado durante varios años del campo de la ciencia-ficción. Su retorno a principios de los setenta, constituyo un motivo de satisfacción para todos los amantes del género, especialmente cuando esa vuelta tiene la forma del presente relato, una narración que no tiene nada que envidiar a los mejores que han brotado de la pluma de Sturgeon, uno de los maestros de ciencia-ficción.

PÁJARO EN MANO de Larry Niven. El Instituto de Investigación Temporal ha proporcionado a Larry Niven numerosas y divertidas ideas para sus relatos. Nos quedamos con éste, que trata de un ave fabulosa, un Secretario General con la mentalidad de un niño de seis años y una expedición por el Tiempo que obtiene resultados desconcertantes. Éste es el tipo de relato por el que se recuerda con cariño la revista Unknown Worlds, pero con la adición de algunas extrapolaciones auténticamente científicas.

ISHMAEL ENAMORADO de Robert Silverberg. Es preciso ser un bromista para empezar un relato con la frase Llamadme Ismael, pero Robert Silverberg no duda en hacerlo en esta narración deliciosa sobre el amor no correspondido que un guapo e inteligente delfín experimenta por una hembra humana. En este relato no habla muy en serio, desde luego... aunque a medida que avance la historia el lector puede descubrirse a sí mismo pensando muy seriamente en lo singular de las actitudes humanas hacia el amor.

INVASIÓN DE INTIMIDAD de Bob Shaw. Bob Shaw es conocido como novelista (EL PALACIO DE LA ETERNIDAD, UN MILLÓN DE MAÑANAS) y como autor de relatos cortos (LUZ DE OTROS DÍAS), aportando a ambas formas ideas fascinantes y respuestas humanas, como en el relato que ofrecemos a continuación, acerca de una casa encantada, una posesión alienígena de cuerpos humanos... y de una familia en particular.

CHAPOTEO de Isaac Asimov. El relato de Isaac Asimov acerca de un futuro en el que resulta difícil obtener fondos para financiar los proyectos de exploración del espacio tiene plena vigencia. El conflicto estalla entre los partidarios de explorar el espacio y los partidarios de explorar las profundidades de los océanos de la Tierra.

CONTINÚA EN LA ROCA SIGUIENTE de R. A. Lafferty. Un equipo de arqueólogos desentierra una extraña y desconcertante serie de inscripciones sobre rocas: mensajes que no deberían decir lo que dicen, sobre tablillas de roca que no deberían estar donde están. En este relato, Lafferty escribe con su mejor estilo, por un excelente motivo: ésta es una historia de amor. Probablemente, la más rara con que se habrá enfrentado el lector.

LA COSA EN LA PIEDRA de Clifford D. Simak. Ésta es la historia de un hombre que vive solo en las antiguas colinas del Midwest, y de las cosas que puede oír y ver a veces: la charla de las estrellas, escenas del pasado prehistórico de la región... y un ser atrapado durante milenios en piedra maciza. Clifford Simak hace que sus personajes y sus paisajes cobren vida para sus lectores, también.

NADIE VIVE EN LA BURTON STREET de Gregory Benford. Greg Benford llamó la atención y se ganó numerosos elogios con uno de sus primeros relatos, MÁS PROFUNDO QUE LA OSCURIDAD, el cual utilizó como base de una novela del mismo título, publicada por Ace Books. Aquí nos ofrece una breve y vigorosa viñeta de nuestro posible futuro.

¿QUÉ HA SIDO DE LOS MCGOWAN? de Michael G. Coney. Michael G. Coney se dio a conocer con su relato SEXTO SENTIDO, publicado en un volumen anterior de estas Antologías. Desde entonces se ha convertido en un nombre familiar para los aficionados a la ciencia-ficción. En este relato nos describe la vida bucólica en un lejano planeta... con un interesante problema de por medio.

LA ÚLTIMA VEZ EN DERREDOR de Arthur Sellings. Arthur Sellings murió en 1968, y el siguiente relato puede haber sido el último de sus manuscritos publicados después de su muerte; si es así, el título encaja por partida doble. El relato toma dos ideas familiares en el campo de la ciencia-ficción y las une para darle un nuevo giro a un viejo problema.

EL OBSEQUIO DE GREYSPUN de Neal Barrett, Jr. Esta divertida historia de una simpática muchacha llamada Mary Anne Darling, que un día se presenta en su hogar con un alienígena que trata de disfrazarse de ser humano a pesar de tener ocho patas y comer moscas, es uno de los relatos de ciencia-ficción más deliciosos publicados en 1970.

EL RENACER DE LOS SHAKERS de Gerald Jonas. Gerald Jonas, que pertenece al cuerpo de redacción del New Yorker, nos ofrece aquí un excelente ejemplo de ciencia-ficción blanda: la ciencia blanda en este caso, es la sociología. Jonas tiene algunas ideas fascinantes acerca de las revoluciones y de La Revolución, y las desarrolla en un relato ingenioso y penetrante.

QUERIDA TIA ANNIE de Gordon Eklund. QUERIDA TIA ANNIE fue el primer relato que publicó Gordon Eklund, en 1970, pero su estilo atrevido y la habilidad con que son movidos los personajes son propios de un veterano escritor. Posteriormente, Eklund ha publicado media docena de relatos más y su primera novela, THE ECLIPSE OF DAWN.

CONFESIONES de Ron Goulart. Los relatos de aventuras de Ron Goulart, en exóticos escenarios de otros planetas, recuerdan las mejores novelas de acción de Burroughs, de Laumer o de Van Vogt. Pero Goulart, además, maneja varios temas al mismo tiempo, al estilo de Errol Flynn cuando propina un puntapié al rollizo trasero del burgomaestre sin interrumpir su duelo a espada con tres o cuatro de los guardaespaldas del rufién. Creemos que CONFESIONES es uno de sus relatos más divertidos.

SE HA MARCHADO EL LUPO de H. B. Hickey. H. B. Hickey, un veterano de la ciencia-ficción, ha retornado a ella después de casi veinte años de ausencia. En este relato nos demuestra que ha sabido adaptarse a los cambios de estilos y de formas que ha experimentado el género; después de leer SE HA MARCHADO EL LUPO, es posible que el lector, como nos ocurrió a nosotros, se encuentre con los cantos de Moomie en su cerebro y un extraño deseo de bailar la danza de la mañana.

© José Enrique León Alcalde, (1.065 palabras) Créditos
Publicado originalmente en Los archivos del Espacio el 13 de junio de 2004