PUNTO DE VISTA
PUNTO DE VISTA Stanley G. Weinbaum
Título original: The Point of View
Año de publicación: 1936
Editorial: Asociación Alfa Eridiani
Colección: ---
Traducción: Adriana Alarco, Graciela Lorenzo, J. E. Álamo
Edición: 2012
ISBN:
Precio: 1,58 EUR
Comentarios de: Ramón San Miguel Coca

Recuerdo que en algún sitio leí que Weinbaum fue en su momento una Supernova dentro del mundo de la ciencia-ficción. Su temprana muerte hizo que solo nos legara un puñado de cuentos, con los que, eso sí, brilló con una gran intensidad. Anterior a los clásicos de toda la vida como Asimov, Clarke o Heinlein, supo incluir en la ciencia-ficción reflexiones nuevas y arroparlas con una vestimenta muy atractiva que atrapa desde la primera palabra.

Y es que Weinbaum era un narrador nato, y sus cuentos destilan ideas frescas en una época en que casi toda la ciencia-ficción estaba por inventar. Una buena prueba de ello son los seis cuentos que Alfa Eridiani recopila en esta edición, en la que podemos encontrar muchos de los temas que luego se convertirían en habituales del género, desde la dificultad de comunicar con otras inteligencias, hasta el cuestionamiento de lo que es real, pasando por los universos paralelos, la ecología alienígena, los efectos de la tecnología, etc.

Estos cuentos aquí presentados son quizás los más famosos y espectaculares de Weinbaum.

UNA ODISEA MARCIANA, su cuento más conocido, y su secuela EL VALLE DE LOS SUEÑOS, en el que descubrimos un planeta Marte como nunca se había mostrado hasta entonces, habitado por alguno de los alienígenas más extraordinarios que hayan salido de una imaginación humana, narrado con gran sentido del humor y de la aventura, lleno de eso que tenía la ciencia-ficción de la época y que en la actualidad es tan difícil de encontrar: El sentido de la maravilla. En una época en que las invasiones de malvados extraterrestres eran moneda común, en estos cuentos nos encontramos con un ser tan entrañable (e incomprensible) como Tweel, y asistimos a cómo dos seres de mundos diferentes, prácticamente incapaces de entenderse, pueden no obstante convertirse en excelentes amigos y ser capaces de colaborar juntos por la supervivencia.

LOS MUNDOS SÍ, que presenta a dos personajes que pronto se convierten en entrañables: Dixon Wells, un joven que siempre llega tarde, enamoradizo y algo torpe, y sobre todo el muy pagado de sí mismo profesor Van Manderpootz, extraordinario científico e inventor, culpable de los artefactos que en este y en los otros cuentos, EL IDEAL y PUNTO DE VISTA, traerán por la calle de la amargura al primero de ellos: el subjuntivizador que permite atisbar realidades que pudieron ser, el idealizador que presenta al usuario versiones ideales (y por tanto perfectas) de aquello que esté pensando y el actitudinizador, que bajo ese complicado nombre, nos permite ver el mundo desde la perspectiva de los sentidos de otras personas. Estos inventos son la excusa perfecta para hablarnos de lo que pudiera haber sido si hubiéramos tomado decisiones diferentes, es decir, los mundos alternativos; de la diferencia entre lo ideal y lo real y las consecuencias de un uso inconsciente de ciertas tecnologías; y la relatividad de la percepción humana, de tal forma que una persona fea y poco atractiva a ojos de una persona, puede parecer una preciosidad a los ojos de otra.

El último cuento, LOS LENTES DE PIGMALIÓN, nos presenta la que quizás sea primera mención de algo ahora mucho más común: la realidad virtual. En él, un científico proporciona a un joven un artefacto que le da la posibilidad de entrar en una realidad inventada, como una película, en una inmersión total. Weinbaum juega a confundir al lector sobre si la realidad nueva es la auténtica, y hace que el protagonista se enamore de una bella joven en ese otro mundo idílico, pero con reglas estrictas.

La edición de Alfa Eridiani cuenta además con un prólogo de Lola Robles, que nos introduce fácilmente en la vida de Weinbaum y en los propios cuentos, y está arropada por una espectacular (como todas las suyas) portada de Guillermo Romano.

Sólo le pondría una pega a esta edición: hay un error en el orden de los relatos, ya que EL IDEAL aparece antes que LOS MUNDOS SÍ, cuando la mención que hacen en dicho cuento menciona el subjuntivizador como algo ya ocurrido, por lo que ambos cuentos deberían ir justo al revés. Aunque no es importante, ya que ambos cuentos pueden leerse con absoluta independencia.

Es una edición ideal para volver la vista atrás, a los tiempos en que la ciencia-ficción era una aventura asombrosa en cada historia, para maravillarnos una vez más de las posibilidades que ofrece este género tanto en especulación como en diversión. No se la pierdan.

© Ramón San Miguel Coca, (747 palabras) Créditos