MONSTRUOS CONTRA ALIENÍGENAS
MONSTRUOS CONTRA ALIENÍGENAS EE. UU., 2009
Título original: Monsters vs. Aliens
Dirección: Rob Letterman
Guión: Maya Forbes, Wallace Wolodarsky, Rob Letterman
Producción: Lisa Stewart
Música: Henry Jackman
Fotografía: Moises Jimenez
Duración: 94 min.
IMDb:
Reparto: Reese Witherspoon/Carolina Cerezuela (Susan Murphy/Genórmica); Seth Rogen/Rafa Romero (B.O.B.); Hugh Laurie/Pep Antón Muñoz (Dr. Cucaracha); Will Arnett/Jordi Boixaderas (Eslabón Perdido); Kiefer Sutherland/Juan Carlos Gustems (General G. R. Provoker); Rainn Wilson/José Luis Gil (Gallaxhar); Stephen Colbert/Gonzalo Abril (Presidente Hathaway); Paul Rudd/Raúl Llorens (Derek Dietl)
Comentarios de: Félix Capitán

¿De qué se trata?

El universo allá afuera, estrellas, planetas... porque es una peli de Sci-Fi con alienígenas, así es que tiene que empezar con el universo allá afuera, estrellas, planetas... y de pronto, uno de esos planetas estalla, porque es una peli de Sci-Fi con alienígenas, así es que tiene que empezar con que uno de esos planetas estalla. El caso es que del planeta sale... ¿un cohete espacial portando un alienígena de forma casual y convenientemente humanoide que cuando crezca podrá disimularse con los humanos pero tendrá superpoderes con los que luchará por la justicia...? ¡Oh, no! Es... un meteoro. Asteroide. Pedazo de roca del espacio. Pero porta en su interior un alienígena de forma casual y convenientemente humanoide que cuando crezca podrá disimularse con los humanos pero tendrá superpoderes con los que luchará por la justicia, ¿no? (todo lo anterior lo escribí sin copy-and-paste, por si acaso). Pues no. Es... lo que dije, un pedazo de roca. Así de decepcionante. En fin, traten de seguir en la sintonía. ¿En qué estaba? Ah, sí, planeta estallando, pedazo de roca... Bien, el caso es que vemos una localidad de Estados Unidos, uno de esos pueblos pequeños-pero-carismáticos (porque todas las calamidades espaciales les pasan a Estados Unidos en estas pelis, vaya uno a saber por qué), en que una chica se va a casar. Menuda historia romántica ésta, que comienza por la boda. No puede ser tan aburrido, así es que, algo va a pasar en la boda, ¿no? Algo que, veamos, dos más dos son cuatro... ¡debe tener que ver con la roca espacial! Rocas espaciales, matrimonios... esta peli de Sci-Fi verdaderamente lo tiene todo. En fin, sarcasmos aparte. Resulta que la roca se estrella justo al lado de la chica. A pesar de ser de un tamaño regular, una no tan grande como para extinguir a los dinosaurios pero sí lo suficiente para volar una pequeña ciudad, a la chica no le pasa nada más que un dolorcillo de cabeza de así poca cosa, y nadie se da cuenta de lo que ha caído desde las alturas siderales. Pero al rato, cuando se está celebrando la boda, la chica comienza a mutar. A crecer. A hacerse gigante. Aparece el Gobierno, hace una operación de captura, y la mete al interior de un recinto chupisecreto gubernamental. Como le explican a la chica, ahora está en un almacén confeccionado para sacar a los monstruos de la circulación pública, y que los buenos y honestos (y no tan monstruosos, quizás) americanos no se asusten con ellos. Pero, adivinen qué. Alguien anda tras la roca espacial. Es un bicho alienígena del espacio. Con forma de pulpo como Cthulhu, pero en versión no me tomes en serio. El bicho iniciará la invasión a la Tierra. ¿Y quién tendrá que salvar el día? Adivinaron, la chica gigante y los monstruos. Y luego de batir al villano y de desarrollarse y crecer como personas y ganar un poco de autorrespeto y también el respeto de la comunidad, los guionistas agarraron la plantilla y la guardaron cuidadosamente, que vale oro y puede ser reutilizada otra vez como ya fue reutilizada aquí, quizás ad infinitum.

El espíritu de los tiempos

A finales de los 90s hubo un pequeño boom de pelis animadas. Recordemos: la Disney­ estaba forrándose con cosas como HÉRCULES o MULAN, la FOX trató de hacerse con su parte del pastel con ANASTASIA, Pixar se anotaba sus primeros tantos con TOY STORY y BICHOS... Y DreamWorks se levantaba como el nuevo leviatán de la animación. Cosas como EL PRÍNCIPE DE EGIPTO, HORMIGUITAZ o SHREK parecían vaticinarle un gran futuro por delante, el nuevo acorazado que lo arrollaría todo a su paso. Pero mientras Pixar fue superándose a sí mismo vez tras vez y parió cosas como BUSCANDO A NEMO, LOS INCREÍBLES, WALL-E o UP! (¡cómo será que las pelis Pixar mediocres o normalitas son de la talla de CARS o RATATOUILLE!), DreamWorks fue hundiéndose en el esquematismo, lo formulaico, y en algún punto del camino perdieron la brújula (¿alguien recuerda EL ESPANTATIBURONES, que no sólo espantó a los tiburones?). Salvo algún repunte como KUNG FU PANDA, los estudios DreamWorks parecían condenados al nickname de LazyWorks o similar. Hasta que en algún punto del camino dijeron que ya estaba bueno, que era hora de ir a pelearle mano a mano la pole position a Pixar de una vez por todas. Entre 2009 y 2010 han tratado de pelear y han salido por lo general perdiendo, aunque por lo menos han sido derrotas más honrosas. CÓMO ENTRENAR A TU DRAGÓN y MEGAMENTE están ahí para atestiguarlo. Pero MONSTRUOS VS. ALIENS comenzó la heroica maratón por levantarse de entre los muertos. O finiquitó la edad oscura de DreamWorks, a según el punto de vista.

¿Por qué verla?

:: La intención de MONSTRUOS VS. ALIENS es clara: están tratando de crear un entretenimiento infantil que al mismo tiempo sea más serio y adulto. Para ello apelaron a un tema tan adulto (aunque sea por una cuestión generacional) como la clásica serie B de los 50s. Ya que dos subramas del Atompunk eran el cine de monstruos que atacaban a la Humanidad y destruían las ciudades, y los alienígenas que atacaban a la Humanidad y destruían a las ciudades... ¿por qué no hacer una peli que los combinara a ambos? El resultado es... bueno... irregular es la palabra. El grave karma de esta peli es que se queda a medio gas de todo. Trata de ser un homenaje a la serie B de toda la vida, pero se niega a arrojarse de cabeza y se contenta con unos cuantos homenajes aquí y allá (además que el cine de reciclaje homenaje ya está muy viciado... el no haber ido tan lejos quizás sea un plus, después de todo). Trata de tener aventura y emoción, pero no se le puede sacar mucho partido a la idea en este lado de la cancha los buenos y en este lado de la cancha los malos. Trata de ser amistosa con los niños, pero en este esfuerzo llega a ser un tanto tontorrona. A la vez trata de ser seria, pero aunque su villano principal aparece en un comienzo como una negra amenaza, los guionistas empiezan a mofarse de él hasta que, bueno... simplemente deja de ser una amenaza que te acojone. Incluso ni con el manido argumento del crecimiento interior del prota se la puede bien, porque miren lo fácil que la chica asume que le gusta ser gigante y no quiere volver a ser un monstruo (basta que la patee su chico y se quede soltera, ¡y listo!). Y ojo, no quiero decir que no lo intente. Por todas las menciones anteriores, debería quedar claro que al menos se esfuerza, y en algunos rubros realmente trata con fiereza. Pero trata de ser demasiadas cosas y se dispersa: trata de ser inteligente pero carece de ingenio, trata de ser profunda pero a la vez interesante para los niños... Su peor problema es la indefinición. Así es que tenemos delante una peli que va a funcionar a según el estado de humor. Si te sientes tolerante y quieres ver una peli para pasar el rato, MONSTRUOS VS. ALIENS es una gozada, en particular gracias a unos personajes centrales bastante carismáticos y algunos diálogos y situaciones con cierta enjundia (el Presidente tonto es la enésima mofa que le hacen a George W. Bush... ¡a la horita, valientes!). Si por el contrario andas en uno de esos días malos, es altamente probable que te impacientes y que la peli se te atraviese en el gaznate.

:: Genormica. ¿Cuándo fue la última vez que me encontré con un personaje infográfico tan sexy...? Quizás desde la Aki Ross de FINAL FANTASY: EL ESPÍRITU EN NOSOTROS. Susan Murphy A. K. A. Genormica es esencialmente un sueño húmedo: una chica linda y tierna y comprensiva con su noviecito (que por supuesto, no la merece... ¡estúpido!) que cuando descubre lo bien que se es gigante y se patea traseros, se transforma en una kick-ass que... buenooo... Si además de eso le sumamos un uniforme ceñido y que pelea con unas poses de pin-up que ni la Scarlett Johansson como Black Widow en IRON MAN 2, tenemos el mapa completo. Fue una idea muy inteligente darle el protagónico de esta peli a una chica. Si hubiera sido la enésima peli con chico héroe, la cosa habría sido en lo esencial un latazo.

Ideal para: Ver una peli de animación de rendimiento discreto.

© Félix Capitán, (1.416 palabras) Créditos
Publicado originalmente en Cine 9009 el 24 de marzo de 2011
CC by-nc-nd 2.0 cl