EL MUNDO PERDIDO
EL MUNDO PERDIDO Michael Crichton
Título original: The Lost World
Año de publicación: 1995
Editorial: Plaza & Janés
Colección: Éxitos
Traducción: Carlos Milla Soler
Edición: 1995
Páginas: 424
ISBN:
Precio: 15 EUR
Comentarios de: Luis García

Han pasado ya unos cuantos años desde el incidente de PARQUE JURÁSICO y los que vivieron en sus carnes los hechos que acontecieron están bajo presión para que no revelen nada de las actividades que se realizaban en la isla.

En la actualidad, en Costa Rica, están apareciendo unos misteriosos y enormes animales muertos que llegan a las playas arrastrados por la corriente, que se rumorea que podrían ser dinosaurios. Pese a que el gobierno del país niega su existencia, un paleontólogo llamado Richard Levine está convencido de que las criaturas son realmente dinosaurios y quiere descubrir, a cualquier precio, de dónde proceden. Para ello solicita la ayuda del matemático Ian Malcom, que ya vivió su peor pesadilla en PARQUE JURÁSICO, cuando estuvo al borde de la muerte. Así pues, éste no se muestra muy solícito a participar en esta aventura, pues no cree que haya más dinosaurios. Pero Levine desaparece misteriosamente mientras buscaba la isla de procedencia de los dinosaurios y Malcom, siendo su amigo, se ve obligado a montar una expedición de rescate de urgencia tras escuchar su mensaje de socorro. De esta manera descubrirá que Ingen, la empresa que clonó los dinosaurios de PARQUE JURÁSICO, escondía en otra isla un misterioso laboratorio y que aún hay dinosaurios vivos.

Aunque ellos no son los únicos interesados en encontrar los dinosaurios porque la empresa Byosin sigue obcecada en conseguir muestras de estos prehistóricos animales y así obtener cuantiosos beneficios. Y esta vez no están dispuestos a cometer más errores.

Pese a que el libro me ha parecido muy superior a la película (tras leer el libro parece que ésta esté basada en un libro completamente distinto), no ha cumplido mis expectativas, pues se limita simplemente a contar la misma historia, cambiando sólo escenarios y personajes.

El libro empieza bastante aburrido (como el otro), presentándote a los personajes y sus motivaciones, todo de los más arquetípico y de la manera habitual que lo acostumbra a hacer Crichton, y, por desgracia, sigue siendo aburrido casi todo el rato, pues tienes la sensación de que eso ya lo has leído antes. Hacia la mitad del libro, cuando llegan a la isla, la historia comienza a resultar interesante pero, lamentablemente, se va transformando en un calco de lo visto en PARQUE JURÁSICO. Así pues, lo que aparentemente es un apacible campamento observando dinosaurios en el hábitat de la isla, se convierte en una carnicería cuando los malos del libro entran en escena. Y, para recalcar la falta de imaginación, los malos son los mismos que en el libro anterior y con las mismas motivaciones (y, como no, incluso acaban igual). Y, como era de esperar, los últimos capítulos son totalmente peliculeros: páginas y páginas de persecuciones con dinosaurios de por en medio, para acabar de forma frustrante con un happy-ending. Y, lo peor, es que por repetirse, hasta se repiten las teorías de Malcom, que no para de recordarnos las diferentes teorías de la evolución de las especies (y actuando de forma bastante irracional en algunas ocasiones, para ser alguien que casi acaba devorado por un T-Rex).

En definitiva, si te gustó PARQUE JURÁSICO este libro es más de lo mismo, así que también te gustará, y, sino te entusiasmó mucho, mejor dejarlo estar. Un libro repetitivo y carente de imaginación, que podría haber sido mucho mejor si no hubiera estado tan pendiente de los beneficios que le reportaría el libro. Por suerte hay algo positivo, pues la edición está más cuidada que en PARQUE JURÁSICO (como mínimo la traducción ya no es nefasta) y se deja leer mejor.

© Luis García, (598 palabras) Créditos
Publicado originalmente en El archivo de Brint el 10 de abril de 2004
CC by-nc-nd 2.5 es