El Übermensch en la ciencia-ficción
por Diego Escobedo

¿Quién ha escuchado de un oscuro y sombrío filósofo llamado Friedrich Nietzsche? Y más aún de sus ideas. Porque hoy nos centraremos en una cuyo nombre es bastante taquillero: El Übermensch.

Übermensch en alemán quiere decir Súper-Hombre fue una idea propuesta por Nietzsche en el siglo XIX y lo definía como la meta, la perfección hacia la que los hombres debían enfocar sus esfuerzos.

¿Cómo ha incidido eso en la ciencia-ficción? La ciencia-ficción es un género centrado en los avances, en la perfección de lo conocido, y sus argumentos con más contenido son aquellos que llevan esa consigna de modernidad y mejoramiento al ser humano. El futuro debe ser mejor. Limpio y plateado, y sus hombres deben estar a la altura de los tiempos. Como dijo un filósofo una vez: Un hombre superior debe tener una filosofía superior.

¿Nietzsche se refería a un hombre con súper poderes? ¿A un hombre evolucionado como el del cuento de Edmond Hamilton? No es tan así, el era filósofo y se centraba en el perfeccionamiento del pensamiento.

En este artículo he reunido y ordenado el material más relevante y completo que he encontrado sobre el tema, respetando las fuentes y sin dejar de aportar yo mismo.

Übermensch

Según Nietzsche, ese Übermensch es solitario, seguro, independiente e individualista, y no se deja llevar por la multitud; al contrario de las personas débiles, que sólo se dejan llevar por las tradiciones y las reglas establecidas.

¡Mirad, yo os enseño el superhombre!

El superhombre es el sentido de la tierra. Diga vuestra voluntad: ¡sea el superhombre el sentido de la tierra! ¡Yo os conjuro, hermanos míos, permaneced fieles a la tierra y no creáis a quienes os hablan de esperanzas sobreterrenales! Son envenenadores, lo sepan o no.

Son despreciadores de la vida, son moribundos y están, ellos también, envenenados, la tierra está cansada de ellos: ¡ojalá desaparezcan!

ASÍ HABLÓ ZARATUSTRA, Friedrich Nietzsche.

Este Übermensch no cree en las cosas que prometen las religiones después de la muerte, él sólo cree en lo real y en lo que puede ver. Es un ser que, ante todo, razona; aunque eso no quiere decir que no sienta. Se deja llevar por sus pasiones y sus sentimientos, pero a su vez, se domina a sí mismo; no busca sólo el placer, esa sería la diferencia con el último hombre el último peldaño hacia el Übermensch. Nietzsche contradice en esto totalmente a Platón y a Sócrates, los cuales consideraban totalmente necesario el control de las pasiones. Nietzsche considera a Sócrates como el culpable de la moral de rebaño de la sociedad occidental.

En definitiva, el hombre que guía su vida según la voluntad de poder (el Übermensch, superhombre), es un hombre que intenta siempre superarse a sí mismo, mejorarse en todas sus facetas, etc. No tiene en cuenta lo que los demás piensen o digan de él, se enfrenta a la vida y asume la realidad, procura vivir de una manera tal que si tuviera que vivir de nuevo infinidad de veces esa misma vida, sea feliz al hacerlo. Es un hombre libre que repudia el vicio, que es debilidad y esclavitud.

El siguiente artículo está traducido de una página en inglés, habla sobre la influencia, directa o indirecta, que ha tenido la idea de Súper-Hombre de Nietzsche en, dónde más, los comics.

Nietzsche y el Súper Héroe

Super Nietzsche
Super Nietzsche

Se presenta con frecuencia como un ser superior, sobre el ser humano promedio, este concepto se ha atribuido a las ideas de la superioridad de poder. Es la diferencia entre el hombre común y el superhombre. La eugenesia y la superioridad racial a un lado, esta idea es de gran alcance, después de su Dios ha muerto y lo matamos, es decir, la idea de Dios (religión y la espiritualidad) ya no es capaz de actuar como una fuente de cualquier código moral o teleología (doctrina de explicar sus fenómenos por sus efectos).

El Übermensch puede ser visto como una meta o un límite para que la humanidad alcance. Para crear algo más allá de nosotros mismos, ser más fuerte, más inteligente, rápido, etc., simplemente mejor­. Este último logro para la humanidad se ha interpretado de diferentes maneras, y para ello, su distribución entre el superhéroe. La raza superior de Hitler podría ser visto como su interpretación personal para el Übermensch, además de que realmente admiraba a Nietzsche. Nietzsche dijo que no hay una raza específica o individuo para el Übermensch, pero algunos han estado cerca, como Shakespeare y Julio César.

Superman, de DC, es el paralelo más común entre Übermensch de Nietzsche y un superhombre moderno. En su primera apariencia en pre-Action Comics, El Reino de los Super-Man, su concepción se basa en esta idea Übermensch. De hecho, algunos dicen que es donde se originó el nombre de. Personalmente, no veo como Superman este Übermensch. En primer lugar, no es humano y no debe considerarse por encima de la humanidad. Él podría ser visto como un invasor extranjero tratando de conquistar la humanidad, pero es moral. En segundo lugar, que nació como un superhombre, y no escogió volverse superpoderoso. Por último, su primer aspecto en pre-Action Comics era el mal, moral privada y la búsqueda de conquistar el mundo, si eso era la intención primera de Siegel.

El superhéroe moderno está comenzando a ser considerado como una recreación moderna del Übermensch. Veo a otros personajes como Batman, Daredevil, incluso Lex Luthor como mejores modelos de la idea de Nietzsche. Son todos seres humanos, y se han impulsado por encima de la capacidad humana. Batman se ha entrenado hasta la cumbre de la perfección humana. La ceguera de Daredevil no lo inhabilita, más bien le permitió dominar y aumentar otras capacidades humanas. La inteligencia de Lex Luthor lo ha hecho sin miedo de Superman, y un ser capaz de destruirlo.

Estos personajes van más allá de una moral de bien y mal, ellos luchan con las opciones morales y los límites humanos. A diferencia de Superman, que es un santo moral, invisible, pero un boy scout obediente. Como los personajes de cómics evolucionan, y nuestra sociedad es más tolerable, el género de los superhéroes mira a cuestiones más serias.

Nietzsche nunca habría imaginado que su concepto de Übermensch sería comparado con Superman, pero por otra parte puede que nunca se imaginara a alguien como Hitler haciendo lo mismo. He oído de mucha gente que Superman es el ejemplo perfecto de la teoría de Superman. ¿Qué piensan ustedes? ¿Tiene que ser un ser humano? ¿Qué hay de la comparación cada vez mayor para el superhéroe? ¿Puede que todos los héroes del cómic hayan sido fundados en esta idea? ¿Quién es el candidato perfecto para el Übermensch?

Personajes

Superman

Superman
Superman

Como menciona el texto anterior, aunque el término superman o superhombre fue acuñado por Friedrich Nietzsche, realmente no está claro que tan influyente fue el filósofo alemán y sus ideales sobre Siegel y Shuster, creadores del personaje por la década de los treinta. Les Daniels especula que Siegel tomó el término de otros escritores de ciencia-ficción quienes lo habían usado de manera informal, agregando además que su concepto lo recuerdan cientos de millones que puede que apenas sepan quién es Nietzsche. Otros autores argumentan que Siegel y Shuster no pueden haber ignorado la idea que dominaría el nacionalsocialismo de Hitler. El concepto fue, ciertamente, bien discutido. Sin embargo, y como también se puede apreciar en el artículo anterior, muchos señalan que, en muchos aspectos, Superman y el Übermensch son polos opuestos. Nietzsche imaginó el Übermensch como un hombre que ha trascendido las limitaciones de la sociedad, de la religión y de la moral convencional, mientras aún es fundamentalmente humano­. Superman, en cambio, un alienígena dotado de increíbles poderes, elige honrar los códigos morales y sociales humanos. El hombre perfecto de Nietzsche está más allá de los códigos morales; el hombre perfecto de Siegel y Shuster se restringe a sí mismo con un alto nivel de adherencia a esos mismos códigos.

Lex Luthor

Sun Tzu, Maquiavelo, Nietzche. Fueron las voces que me criaron tras la muerte de mi madre. Mi padre hizo un concurso de mi educación: «La compasión es para los débiles. No confíes en nadie» Con esas lecciones crecí.

Lex en Smallville

Si aceptamos que en un principio la idea de Superman estuvo inspirada ideales nietzschistas, pero se optó por representar todo lo opuesto a la connotación un tanto polémica que le daba este filósofo, Lex Luthor viene a llenar ese vacío. Su filosofía, estilo y métodos amorales encajan muy bien con las ideas del súper-hombre o Übermensch. Aún siendo humano ha alcanzado la cúspide del poder de la sociedad en que se desarrolló posicionándose por encima de esta (Junto con estar a la cabeza de una poderosa empresa, llegó a ser presidente de los Estados Unidos, además de considerarse a sí mismo por encima de la ley convencional), Sumado a que, como científico está dispuesto a todo en aras del conocimiento (aunque a menudo sea con fines personales). Puede ser vengativo, pero también controla sus pasiones, siendo calculador y pragmático siempre que sea necesario; Mientras que Superman es extraterrestre y sigue un clásico y estricto código moral propio de un Boy Scout (de ahí su apodo del scout azul). Nuevamente, se remarca el hecho de que es el inverso de Superman, pero al mismo tiempo se complementan.

Una de las posibles causas del odio de Lex hacia Superman es el enfoque de Luthor como un humanista secular: Para Luthor, Superman es el hermano mayor, y su presencia arrulla a la humanidad en un sentido falso de seguridad. Como resultado, la gente va a esperar de brazos cruzados que Superman los salve, en lugar de tratar de salvarse a sí mismos.

En su obra fundamental ASÍ HABLÓ ZARATUSTRA, Nietzsche habla de cómo los humanos pueden llegar a ser este súper-hombre rechazando la moral y los ideales de edad (como la familia y la religión, superando el nihilismo (la creencia en nada), y mediante la creación de nuevos valores (en el caso de Luthor, el capitalismo y la dominación).

Es este tipo de pensamiento que justifica el asesinato de una familia, así como vender su alma al demonio, como Luthor hizo en UNDERWORLD UNLEASHED (Luthor no cree que él tiene un alma y, como pensador neitzschiano su existencia gira en torno a su vida en el aquí y ahora de todos modos). Esto también nos da lo que podría ser una razón definitiva para la eterna agresividad de Luthor: simbólicamente, Lex Luthor es la personificación del Übermensch nietzscheano, y por sus intentos de matar a Superman está tratando de reclamar el título de Hombre de Acero para sí mismo. Sin embargo, Luthor sabe inconscientemente que no es un digno sucesor, y esta insuficiencia se alimenta en sus celos, que a su vez alimenta su odio. Este es el motor que impulsa la perpetua obsesión de Luthor.

La filosofía nietzschista de Lex Luthor y su comportamiento son retratados en los cómics, pero sin catalogarla como tal. En cambio, en la serie televisiva Smallville es más abierta: Tanto muestran a Lex Luthor como su padre, Lionel Luthor, leyendo libros de Nietzsche dejando claro que el padre enseñó al joven para entrenarlo en ideales nietzschistas.

Dominación total

En cada representación que ha tenido Lex Luthor tanto en cómic, televisión y cine ha sido respetada su personalidad insensible, calculadora e insidiosa. Aunque el Luthor de Gene Hackman haya tenido su sentido de humor sarcástico nunca pierde su finalidad de conquistar y vencer al Hombre de Acero para llegar a ser el hombre más poderoso del planeta; mucho menos el Luthor que interpretó Kevin Spacey en SUPERMAN RETURNS. En la serie televisiva de los ochenta Superboy, se presenta a Lex Luthor como un joven que entra a un monasterio debido a un accidente de laboratorio que lo deja calvo. Luthor siempre está dispuesto a mentir sobre sus creencias para cumplir sus objetivos. Él fingió la creencia en Dios (y no era el primer político en hacer eso) como parte de su complot por conseguir ser el Presidente de los Estados Unidos en 2000. De hecho, podría ser argumentado que es mejor clasificar Luthor simplemente como no religioso, porque los términos o condiciones como el ateísmo o el agnosticismo o cualquier otro -ismo no son de ninguna verdadera importancia para él.

Si hay un villano al que temerle es a este hombre

Khan

Khan Noonien Singh
Khan Noonien Singh

Villano de Star Trek.

De forma superficial, se ha considerado que Khan comparte algunas semejanzas con el concepto de superhombre de Friedrich Nietzsche. Es mental y físicamente superior a cualquier ser humano, además de mostrar un raciocinio amoral.

Como el mismo relataba, su época fue una era dura, donde el honor, la nobleza, fortaleza, el orgullo, el poder y las peleas por obtenerlos eran pan de cada día. Tal y como Friedrich anticipó, cuando surgieran varios súper-hombres estos lucharían entre sí por imponer su voluntad de poder, su visión y proyecto de realidad, cosa que se manifestó en las guerras eugenésicas (Cabe mencionar el parecido con la Segunda Guerra Mundial, donde fueron los distintos dictadores que se aliaban y combatían entre sí quienes se pelearon el poder y el territorio para imponer sus ideologías. Intentos de Übermensch para la época), donde los tiranos mejorados genéticamente comenzaron a pelearse entre sí cuando habían alcanzado el poder. Fue por dicho conflicto que Khan terminó exiliándose de la Tierra.

Si bien el ser superior de Nietzsche Se deja llevar por sus pasiones y sus sentimientos, pero a su vez, se domina a sí mismo Como se puede evidenciar en este orgulloso, pero a la vez pragmático líder, Khan terminó por no cumplir con lo segundo cuando se obsesionó con vengarse del capitán Kirk, del hombre que lo exilió quince años en un infierno donde prefería gobernar, antes que ser un lacayo en el cielo para la segunda película de la saga. Él mismo escogió el exilio en el planeta Ceti Alpha V, nadie esperaba que se volvería inhabitable con el tiempo, pero aún así en su frustración hizo proyectar todo su odio hacia Kirk.

El profesor William J. Devlin y Shai Biderman examinaron en su obra, STAR TREK AND PHILOSOPHY: THE WRATH OF KANT, el personaje de Khan comparándolo con el concepto de Nietzsche y concluyeron que el ciego empeño del personaje por la venganza está en contra del ideal de trascendencia y autocreación de una vida plena de sentido del término filosófico. En cambio, el autosacrificio de Spock en LA IRA DE KHAN es un mejor ejemplo de Übermensch.

Nuevamente vemos como se complementan los personajes en sus historias.

Ozimandias

Héroe/Villano de Watchmen.

Pese a ser un miembro de la élite intelectual, un seguidor del utilitarismo y estar dispuesto a matar a millones de inocentes para salvar la vida de miles de millones, Ozimandias (Adrian Veidt) aparenta ser el más bueno de los personajes de Watchmen. Al igual que Rorschach, cree estar exento de las limitaciones que acarrean las normas de conducta convencionales y se posiciona por encima de cualquier experiencia humana común­. Su comportamiento y fe en sí mismo sugieren que podría ser un megalómano, mientras que su idolatría de Alejandro Magno le otorga una especie de espina en su costado. Ni siquiera su dedicación filantrópica, sus inventos, ni su gigantesca empresa multimillonaria pueden saciar sus ansias de grandeza. Este punto de vista único le permite mantener un pensamiento desalmado por la vida de la gente común (aunque luego admite ante el Dr. Manhattan su responsabilidad por soportar tan enorme culpa). Si el Dr. Manhattan es visto como Dios, entonces Ozimandias puede fácilmente ser comparado como el aspecto apolíneo de la filosofía de Nietzsche. De hecho este personaje, en la versión cinematográfica, era de origen alemán, pero lo ocultaba ya que sus padres fueron simpatizantes nazis. Directa referencia al concepto de Übermensch ario del cual quisieron apropiarse los nazis. Resulta curioso que haya sido este personaje quien ¿Salvó? Al mundo en este cómic.

Más aún que haya sido un alemán quien terminó por unificar, y si nos explayamos, dominar el mundo, tal como su idolatrado Alexander de Macedonia.

Red Skull

Inteligencia, fuerza, ambición y maldad, todo esto potenciado por un supersuero que lo convertiría en el villano número uno del Capitán América.

Él mismo utilizó directamente el concepto de Übermensch para justificarse y auto-definirse, como nazi no podía faltarle.

No obstante resulta curioso que los mismos alemanes no hayan utilizado este concepto para crear un súper héroe de cómics propio, como se sigue haciendo en Norteamérica, tema ya tratado anteriormente en esta página

Capitán América fue creado específicamente para arengar a los jóvenes americanos en la inminente inclusión de su país en la Segunda Guerra Mundial, pero los alemanes teniendo todos los elementos necesarios para la creación de un personaje para la propaganda de guerra se mantuvieron al margen de la idea.

Así, tenemos a Steve Rogers, el tipo superior físicamente a todo ser humano promedio, pero con la moral del más masivo Boy Scout azul, y como su antagonista, a la encarnación del mal de la época, el nazi Red Skull, con igual ventaja física (en la película, por lo menos) y con la meta clara de conquistar el mundo, si siquiera para el Reich, sino para sí mismo. Mayor análisis no merece, es simplemente el prototipo de villano ávido de apoderarse del mundo. Quizás los alemanes de haber hecho su propio héroe nietzschiano lo habrían hecho un poco más complejo, pero ¿Sería posible que sus ideales concordaran con los de Alemania, restándole prioridad a sus fines personales?

Conociendo a los nazis, o habrían hecho un esfuerzo por hacer algo filosóficamente coherente, o simplemente hubieran seguido tergiversando la obra de Nietzsche.

Neo

Matrix
Matrix

Como ya varios saben, MATRIX es una película con varias interpretaciones. Junto con tener un sólido guión, actuaciones y efectos especiales, los hermanos Wachowski nos dejaron de tarea el análisis de varias metáforas que se muestran en el film.

La MATRIX, aunque es una película totalmente nihilista, no es una película que promocione el fin más extremo del nihilismo. Más bien, toma prestado en exceso de la filosofía de Friedrich Nietzsche, quien también, así parece, no podía vivir con la nada pura, sino que tenía que formular algo en su lugar, por ejemplo, el Übermensch. Neo es el súper-hombre, el Único, quien va a producir la siguiente etapa de la evolución humana (en la interpretación más básica de Nietzsche) o trascender los límites de la humanidad conocida.

Nietzsche (en ASÍ HABLÓ ZARATHUSTRA) habla del último hombre, un homínido animaloide humilde, básico, no excelente, auto-satisfecho y gregario. Nietzsche podía ver tal criatura desarrollándose en todas las naciones industrializadas en la forma política de una democracia rasa radicalmente igualitaria. Tal criatura está interesada únicamente con la gratificación física inmediata. Se adhiere a la filosofía de la vida de si se siente bien, hazlo. Su existencia consta de un puesto de trabajo sin significado, un sofá para ver televisión de manera despreocupada o el estilo de vida de un playboy, como un verdadero diente en el piñón de la maquinaria. En La MATRIX, los billones de humanos con sus mentes en la matriz y sus cuerpos en las vainas viscosas son, en última instancia, los últimos hombres. El profeta de Nietzsche, Zarathustra, despreciaba profundamente a tal criatura, una cualidad que le impedía ser el Übermensch, pues el Übermensch afirma todas las cosas, incluso al hombre último. Notablemente, el Übermensch de Nietzsche también afirma todas las contradicciones. Estas cualidades se ven fácilmente en Neo.

Al final de MATRIX Neo alcanza las verdaderas cualidades de ser superior: Él puede cambiar la matriz, el montaje de realidad virtual que las máquinas usan para controlar a las masas de humanidad vegetativa, y es inmune a cualquiera de los ataques del vicioso software de auto-defensa de la matriz (para regresar a la matriz después de haber sido liberado, uno debe literalmente conectar su cerebro a una computadora el único peligro es que si mueres en la matriz mueres en la vida real, pues, como Morfeo dice, el cuerpo no puede vivir sin la mente). En lugar de liberar a los billones de prisioneros, matándolos en la acción, Neo afirma la existencia de ellos y preserva la matriz.

Tal preservación requiere una contradicción de términos en la afirmación de dos mundos reales

Un hombre dotado de cualidades casi sobrenaturales no podía ser considerado un simple ciudadano. Debía ponerse a su cabeza para dignificarla y redimirla.

Aristóteles

Aunque dicho hombre haya seguido un pensamiento heredado de Platón y Sócrates, pareciera ser que no es difícil encontrar razones para todos estos villanos deseosos de apoderarse del planeta, y si me lo preguntan, comparándolos con nuestros actuales mandatarios, seguramente harían un trabajo mucho mejor.

En conclusión podemos decir que todas estas ideas son una buena guía para hombres de carácter ambicioso. Aquellos que no se conforman con ser uno más de la masa, de los que se limitan a dejar como mucho a sus hijos y varios amigos como su huella en el mundo. Hay otros, eso sí, más humildes, que son felices con lo que tienen.

Pero en el futuro será distinto. En el hombre que evolucionó, de Edmond Hamilton, un científico se induce a sí mismo evolución en unos pocos minutos, vemos a un espécimen perfecto mental y físicamente (Está comprobado que efectivamente será así en doscientos mil años más) luego este ser se va volviendo poco a poco un gigantesco cerebro sediento de poder que primero ve a la humanidad como animales, luego insectos, luego no somos nada para el. Termina mucho más lejos de nuestra comprensión.

El error de Hamilton fue pensar que la evolución era cíclica puesto que al final este ser se convertía en una masa de protoplasma primitivo como el que dio origen a la vida en la tierra hace millones de años. Respecto al perfeccionamiento mental, si el ser humano mantiene esa consigna en el tiempo será una realidad (A menos que la naturaleza influya desviando la evolución hacia otras características útiles para un contexto distinto).

¿Cuál será el único deseo de un cerebro privado de emociones? Saciar la última que le quedaba: La Curiosidad, el principal motor de la inteligencia y el conocimiento. Estaba dispuesto a utilizar a toda la humanidad como conejillos de indias para sus experimentos, eso cuando las veía como animales. Luego se volvió tan listo que ni siquiera necesitaba hacer experimentos para comprobar lo que sabía.

Pero deteniéndonos en el paso evolutivo anterior ¿Cuánto tiempo estaremos así? Un buen rato, ¿Qué nos permitirá entonces llevar a cabo esos oscuros propósitos? La filosofía de Nietzsche, quizás no al pie de la letra, pero de seguro será recordado como un precursor de este pensamiento del futuro.

Al final la ciencia es lo único que le importará a la humanidad, y según yo creo, como ya escribí anteriormente, lo único que de verdad importa.

Falta para ese futuro. Pero vendrá, les aseguro que vendrá. De hecho ya podemos vislumbrar en el siglo anterior, el de los avances más grandes en la ciencia, un comportamiento un tanto cuestionable por parte de los científicos. Y por parte de los políticos... la era de los ismos, y eso resume todo el siglo XX.

En el futuro, cuando sobren los planetas para conquistar, los descubrimientos para los científicos, y las cómodas colonias automatizadas para la masa esto se manifestará con mucha más fuerza.

Así, dónde te gustará estar ¿Con los Mandatarios, con los científicos o sólo una vida apacible como uno más de la masa?

Como siempre, y como expresa Star Trek, habrá lugar para todo en el futuro.

Lincografía

© Diego Escobedo, (9 palabras) Créditos
Publicado originalmente en Diego: Mi huella en el mundo el 25 de febrero de 2011